Arquidiocesana 22-06-14

Notas Pastorales – Domingo Solemnidad Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo /A

“Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo”

“Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo les voy a dar es mi carne para que el mundo tenga vida. Los judíos discutían  entre ellos. Unos decían: “¿Cómo este hombre va a darnos a comer su carne?” Jesús les dijo: “Yo les aseguro: Si no comen la carne del Hijo del Hombre y no beben su sangre, no podrán tener vida en ustedes. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna y yo lo resucitaré el último día (Juan 6, 51-54).

No hay duda de que este texto manifiesta la sensibilidad humana y social, de Cristo, nuestro Divino Maestro; Él quiere preocuparse, a fin de que todas las personas, pudiesen saciar su hambre física, para que queden saciados no sólo con el pan material, sino también con su Palabra, con su Cuerpo y con su Sangre.

Para Cristo, la persona es integral, valora tanto su Cuerpo, como su espíritu. Él quiere salvar a la persona toda, en el tiempo y en la eternidad.

Manifiesta que es Maestro y que su palabra tiene poder. Ese poder que le permite multiplicar los panes y los pescados, como anuncio del festín mesiánico; por cuanto con el Mesías llega el tiempo de la salvación.

Pero aún más, ya Melquisedec, alimenta a Abram y su gente con pan y vino, como signo de bendición, como lo expresa Génesis 14,18-20. Todo esto, tanto la multiplicación de los panes, como esta ofrenda de pan y vino, es una referencia muy clara a la Eucaristía, en la cual, dice Pablo, en 1Corintios 11, 23-26, “Cuando el Señor Jesús, la noche en que iba a ser entregado, tomó pan en sus manos, y pronunció la acción de gracias, lo partió y dijo: esto es mi cuerpo, que se entrega por ustedes. Hagan esto en memoria mía. Lo mismo hizo con el Cáliz, después de cenar, diciendo: este Cáliz es la nueva alianza, que se sella con mi sangre. Hagan esto en memoria mía, siempre que beban de él”.

De esta manera, se instituye la Eucaristía y el sacerdocio, y así cada día los Obispos y Presbíteros, celebran la Eucaristía actualizando el memorial, de la muerte, y resurrección de Cristo; alimentando al pueblo de Dios, con la palabra, y con el Cuerpo y la Sangre de Cristo, en cada Santa Misa.

Qué Misterio tan insondable; ya que en primer lugar Cristo, se multiplica en cada hostia Consagrada, y en cada Cáliz para darse personalmente a los fieles, para fortalecerlos en su fe, y habitar en cada corazón, y todos vivan en Cristo.

Por otra parte, aún cuando se vean, los accidentes de pan y de vino, después de la consagración, en esas especies, se encuentra el Cuerpo, la Sangre, el alma y la Divinidad de Cristo.

Por eso al comulgar se nos dice: El Cuerpo de Cristo, y respondemos Amén. Además, cuando se reservan en el Sagrario, esas hostias Consagradas, allí está Jesús Sacramentado, y ante Él decimos: bendito y alabado sea Jesucristo, en el Santísimo Sacramento del Altar, sea por siempre bendito y alabado; y cuando en este día se lleva en procesión, debajo del palio, a los diferentes altares, preparados para su adoración, todos decimos: Señor mío, y Dios mío. Que así sea.

  Mons. Antonio José López Castillo

Arzobispo de Barquisimeto

También Jesús fue un refugiado, recemos por todos ellos

Invitó a “estar cerca de los refugiados, compartiendo sus miedos y su incertidumbre por el futuro y aliviando concretamente sus sufrimientos”

Ciudad del Vaticano, 18 de junio de 2014 (Zenit.org

…”El número de estos hermanos refugiados está creciendo y en estos últimos días, otras miles de personas han sido empujadas a dejar sus casas para salvarse”, Asimismo millones de familias refugiadas en tantos países y de diversa fe religiosa viven en su historia, dramas y heridas que difícilmente podrán ser sanadas”.

… “volvernos cercanos a ellos, compartiendo sus miedos y su incertidumbre por el futuro y aliviando concretamente sus sufrimientos”. … “que el Señor apoye a las personas y a las instituciones que trabajan con generosidad para asegurar a los refugiados acogida y dignidad, y darles motivos de esperanza”.

“Queridos jóvenes, la Eucaristía sea el alimento principal de nuestra fe; queridos enfermos, no os canséis de adorar al Señor también en la prueba; y los queridos recién casados, aprendan a amar sobre el ejemplo de aquel que, por amor, se ha hecho víctima por nuestra salvación”.

 Evangelio

Juan (6,51-58):En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos: «Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo.» Disputaban los judíos entre sí: «¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?» Jesús les dijo: «Os aseguro si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna y yo lo resucitaré en el último día… Éste es el pan que ha bajado del cielo…; el que come este pan vivirá para siempre.» Palabra del Señor

 Iglesia en Marcha

Cáritas te invita a participar en sus cursos: Inf.:0251 446 84 02. Ayúdanos a ayudar.

Peregrinaciones:
-Santuario de Isnotú, invita la Parroquia “Inmaculada Concepción” el  24/07. Inf.: 0251-4155007 – 0412-0674969 – 0414-5682432

 

-Basílica “Ntra. Sra. del Valle” en Margarita, invita Parroquia “Santa Rosa de Lima”, del 04 al 10/09. Inf.: 0414-0551051 – 0251-2631051

 

-Paseo a la Gran Sabana en agosto. Invita Parroquia Divino Niño Inf.: 0414-0551051 / 0251-2631051 0416-4512835

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios