Arquidiocesana 30-12-12

“La Familia de Nazaret”
Hoy celebramos en la Liturgia, la festividad de la Sagrada Familia de Nazaret.

En aquella escena, contemplamos a José Padre adoptivo de Jesús, quien desde la fe, supo creer y aceptar que aquel niño hermoso, pero indefenso iba a depender de su trabajo, de su cuidado y protección y amor, aun cuando aquella misma fe le decía que era el Mesías, el Omnipotente, el Dios encarnado. Tremendo reto para un hombre, como José. Pero Él, se compromete en aquella tarea, con todo su ser. Así comienza por aceptar, acompañar con todo gozo, a María en aquellos largos nueve meses de su embarazo. Él la acompaña a visitar a su prima Isabel, para ayudarla en su parto. José en Nazareth, se dedica a su trabajo honroso y honesto de carpintero; desde ese oficio le pudo ofrecer una casa a su familia; le brinda el alimento y el vestido al niño Jesús y a su madre, María. Pero sobre todo José día tras día, supo acompañar a María y al niño mientras vivió, estuvo con los suyos. Cuántos niños quisieran tener un padre que los quisieran, los atiendan y acompañen mientras esos papás existan. Es muy triste no sentir la presencia del papá, ni su apoyo, y menos su ausencia de amor. Es muy doloroso sentirse huérfano con un padre viviente. Qué maravilloso es experimentar la cercanía, atención y afecto de un buen papá.

María tuvo que preguntar al Arcángel Gabriel, cómo podría ser madre, si no tuvo varón, y entonces el Arcángel le responde, que lo que va a nacer de ella, sería por obra del Espíritu Santo. Ella, quiere sentirse responsable de las decisiones, ella desde su fe y conciencia dirige su vida, y no deja que otros la manipulen.

María, asume su embarazo desde la fe, Ella ve nacer a su hijo y lo acepta como el Emmanuel, el Dios, encarnado a pesar de su pequeñez, y de que debe amamantarlo, y cubrirlo del frío, como también protegerlo de Herodes, que lo buscaba para matarlo.

María se dedicó con toda su alma a cuidar a aquel niño, tanto en la alimentación como en el vestuario, en la fe y en la comunicación y amistad. Aquella fue una madre a carta cabal, pendiente de todos los detalles de su hogar. María, supo trabajar desde el cocinar, como el lavar, limpiar la casa, ser buena vecina, y además supo ser con José, una gran pareja, unos padres maravillosos. Ellos tenían tiempo para orar, y para trabajar, como también supieron llenar aquel hogar de amor, de calor humano.

Los hijos quieren sentir la compañía, dedicación y amor de sus madres. Ellos las quieren dignas, de tal modo que siempre puedan sentirse orgullosos de ellas. Cuánto bien puede hacer una madre santa, responsable y tierna.
Aquel niño, que luego fue adolescente, joven y adulto, supo entender y querer a su madre y a su padre adoptivo. De tal manera que en Nazaret estuvo sujeto a su autoridad, nos dice la Escritura.

Por eso, aquel hogar de la Sagrada Familia de Nazaret es siempre una referencia y un llamado a fortalecer la familia, y a que ésta sea un oasis de amor y responsabilidad; un espacio de santidad, desde la fe, de tal forma que cada hogar sea Iglesia Doméstica, la primera escuela de valores y el primer panteón de la Patria.

Sagrada Familia de Nazaret bendice y llena de tu amor a todos nuestros hogares.-Que así sea.
Mons. Antonio José López Castillo
Arzobispo de Barquisimeto

Próspero Nuevo Año 2013
“…Ya no estamos solos, nos asiste la esperanza, la renovación es gracia, es don, es signo de comunión. Es condición de vida y permanencia, es la exigencia de nuestra misión.
De tus manos, María, Madre del Buen Pastor, nuestra Iglesia camina y se levanta en renovación. Vamos todos que ya es hora de plantar otro pregón para recoger los frutos de la Evangelización”
Que el año 2013 llegue con esperanza para el inicio de nuestra actividad y cuando suenen las doce campanadas nos comprometa en una alianza de amor por la humanidad

Vicaría de Pastoral
¡Un año de éxitos!
Con la ayuda de Dios todo lo que vivas este venidero año será para tu éxito
y bienestar

Vamos a comenzar un año nuevo. Realmente es una bendición de Dios grande para nuestras vidas. Te invito a que enfoques todos tus pensamientos y emociones al optimismo y realismo. No puedes comenzar el año con pensamientos negativos ni con deseos malos anidando en tu corazón; recuerda que eres un hijo de Dios. Y como tal, eres persona de bien, de alegría y de confianza. Con la ayuda de Dios todo lo que vivas este venidero año será para tu éxito y bienestar. Ponte en manos de Dios y que tu corazón confíe en su promesa de salvación para ti y verás cómo tu vida comienza a ser diferente y otra. Cuando nuestros proyectos de vida caminan junto al Señor, las cosas que pasan a nuestro alrededor son refrescantes, alegres, emocionantes, felices. Al contrario, cuando actuamos a espaldas de Dios, nos hacemos solitarios, tristes y amargados. Nos sentimos insatisfechos cuando en nuestro corazón no reina la paz de Dios y cuando nos alejamos de su amor y presencia.

Basta ya de seguir recordando a personas que te hicieron daño, en pensar en todo lo que no has podido lograr, en dejarte derrotar por tus limitaciones humanas, basta ya en ahogarte en deseos de rencor, odio y resentimiento. ¡Basta! Mejor comienza a vivir tú hoy. Vive con alegría y optimismo. Hoy puedes ser triunfador. Hoy, con toda seguridad, vas a salir ganando tus batallas y tus luchas personales. Claro que sí. Hoy, sí, vas a poder y todo este año será de bendiciones para ti. Basta ya de perder tu vida en hacer cosas que solo te han traído amarguras y problemas y que cada día te han hundido más en el vacío, en la soledad y en la tristeza. Di con todas tus fuerzas: “se acabó”. Hoy comienzo mi camino anual con la fuerza de Dios y agarrado de su mano. Por eso, todo será victoria y bien para mí. Con Dios mi vida siempre es felicidad.

Padre José Pastor Aguilar Linárez

Iglesia en marcha
Información
• La Curia Arquidiocesana reiniciará sus actividades el 09/01/13

Cofradía Divina Pastora
• Todas aquellas personas -hombres y mujeres- interesados en custodiar y llevar en hombros la Sagrada Imagen de la Divina Pastora, pueden dirigirse a la Iglesia Santa Rosa y solicitar información con el Diacono Jesús Alejo, ó por los Telf.: 0424-5101740 / 0426-3584519 / 0414-5125706 –requisitos: una foto tipo carnet y fotocopia de cédula-

Aviso
• La Rifa pro-fondos a beneficio por la salud de la Sra. Pura de Castillo, prevista para el domingo 09/12, se realizará hoy domingo 30/12.
Quienes deseen colaborar por quien ha dedicado su vida al servicio de Dios en diferentes ministerios eclesiales, pueden hacerlo en la Cta. de Ahorros. 0102031216100026756 del Banco de Venezuela a nombre de Pura de Castillo Telf. 0412.510.9948. Dios los bendiga

Asesoría
• Personas, parejas y/o familias que requieran apoyo para resolver sus conflictos familiares. Citas: 0251-7190050. Centro de Atención a la Familia de la Pastoral Familiar
Oración de fin de año
Señor, bendice mi noche. Voy a estar esperando la llegada del nuevo año. Voy a estar compartiendo con mi familia. Voy a estar expectante. Quiero pedirte que pueda cerrar mi año de la mejor manera. Quiero darte gracias por todo, por lo aprendido, por lo vivido, por lo bueno y lo malo que pasó este año. También te pido que me regales prosperidad en el año que llega. Te pido que mi familia sea bendecida, que nos des tu compañía para seguir marchando por el camino correcto. Sé nuestra luz. Sé la fuerza que nos mueva. Sé la prosperidad de nuestros proyectos. Sé ahora y siempre el sostén de nuestra existencia porque necesitamos de Ti. Bendito y alabado seas en esta noche en la que termina un año más. Bendito seas en la madrugada que traerá uno nuevo. Bendito seas en la eternidad del tiempo. Amén.

Padre Alberto José Linero Gómez

Año de la Fe
Creo en Dios,
Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su único Hijo,
Nuestro Señor,
que fue concebido por obra y
gracia del Espíritu Santo,
nació de Santa María Virgen,
padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
fue crucificado,
muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre
los muertos,
subió a los cielos
y está sentado a la derecha
de Dios, Padre Todopoderoso.
Desde allí ha de venir a
juzgar a los vivos y a los muertos.
Creo en el Espíritu Santo,
la santa Iglesia católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne
y la vida eterna. Amén.

Comiencen este nuevo año con un propósito
Vivan exclusivamente para Jesús y con Jesús y serán felices y santos a lo largo de todo el año. Dedíquense a la oración, a vivir en unión íntima con Dios y en una profunda y gozosa caridad. Sean verdaderos discípulos de Jesús en sus pensamientos, palabras y obras si viven esto en sus familias, irradiarán luz a todo el mundo. Que cada uno de nosotros tome esta decisión: “A lo largo de este año trataré de no faltar a la Caridad. ”
Madre Teresa de Calcuta

Evangelio
Lucas (2,41-52) Los padres de Jesús solían ir cada año a Jerusalén por las fiestas de Pascua. Cuando Jesús cumplió doce años, subieron a la fiesta según la costumbre y, cuando terminó, se volvieron; pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que lo supieran sus padres. Éstos, creyendo que estaba en la caravana; lo buscaron; al no encontrarlo, volvieron a Jerusalén. A los tres días, lo encontraron en el templo, sentado con los maestros, escuchando y haciendo preguntas; los que le oían quedaban asombrados de las respuestas que daba. Al verlo, le dijo su madre: «Hijo, tu padre y yo te buscábamos.»
Él contestó: « ¿Por qué me buscábais? ¿No sabíais que yo debía estar en la casa de mi Padre?» Ellos no entendieron lo que quería decir. Él bajó con ellos a Nazaret y siguió bajo su autoridad. Jesús crecía en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y los hombres. Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús

Santo Padre
”El evangelizador debe
llevar a Cristo
a los demás con eficacia”

Meditación de Benedicto XVI en el Ángelus sobre
el protomártir San Esteban

Benedicto XVI
Ciudad del Vaticano, Miércoles 26 (Zenit.org). El santo padre Benedicto XVI rezó el tradicional Ángelus con los fieles y peregrinos reunidos en la plaza de San Pedro. Estas fueron las palabras del Papa al introducir la oración mariana.
*****
Queridos hermanos y hermanas:
Todos los años, el día después de Navidad, la liturgia celebra la fiesta de San Esteban, diácono y primer mártir. El libro de los Hechos de los Apóstoles lo presenta como un hombre lleno de gracia y de Espíritu Santo (cf. Hch. 6,8-10;7,55); en él se cumple plenamente la promesa de Jesús anunciada en el texto evangélico de hoy, a saber, que los creyentes llamados a dar testimonio en circunstancias difíciles y peligrosas, no serán abandonados ni estarán indefensos: el Espíritu de Dios hablará a través de ellos (cf. Mt. 10,20).
Dejarse ganar por Cristo, como lo hizo San Esteban, es abrir la propia vida a la luz que la convoca, la dirige y la hace caminar por la senda del bien, el camino de una humanidad según el diseño del amor de Dios.
Finalmente, San Esteban es un modelo para todos los que quieren servir a la nueva evangelización. Él demuestra que la novedad del anuncio no consiste ante todo en el uso de métodos o técnicas originales, que por cierto tienen su utilidad, sino en el estar llenos del Espíritu Santo y dejarse guiar por Él. La novedad del anuncio está en la profundidad de la inmersión en el misterio de Cristo, en la asimilación de su palabra y de su presencia en la Eucaristía, de tal modo que Él mismo, Jesús vivo, pueda hablar y actuar a través de su enviado. En esencia, el evangelizador se vuelve capaz de llevar a Cristo a los demás con eficacia cuando vive de Cristo, cuando la novedad del Evangelio se manifiesta en su propia vida.
Pidamos a la Virgen María, para que la Iglesia, en este Año de la Fe, vea cómo se multiplican los hombres y mujeres que, como San Esteban, saben dar un testimonio valiente y convencido del Señor Jesús.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios