Extrabases, por: Alfonso Saer 24/10/14

LAS luces destellan sobre los venezolanos en la Serie Mundial. La concurrencia de siete paisanos es abundante y notoria. Si Pablo Sandoval hace lo de siempre con su bate inclemente, capaz de darle a los pitcheos imposibles, Gregor Blanco aporta lo acostumbrado con su guante y alcance increíbles, más un poder inusitado en la hora cumbre. Pero si ambos en el primer juego fueron apoyos claves para Madison Bumgarner, de la otra parte hubo un estallido destacado, igualando el clásico y llevándolo hoy a la bahía para una tanda de tres encuentros. Omar Infante la botó, Salvador Pérez metió doblete de dos y Alcides Escobar también demostró que el madero puede ser dañino detrás de su defensiva excelsa. Fueron seis anotaciones generadas por los barquillos nacionales. Total que los nativos tienen su propia competencia, una prueba elocuente del crecimiento imparable de nuestra cosecha en la mejor pelota del planeta. Para Sandoval ya son 18 los extrabases en postemporada y extendió su cadena de juegos embasándose a 25. Cuando está caliente no hay manera de pitchearle. Por donde la tiren la consigue… LA serie se parece a los pronósticos, cautos en la mayoría de los casos. Hay mucho balance en ambos conjuntos. Los Gigantes parecieran en ventaja por sus abridores, pero el relevo de los Reales no concede libertades y al trío maravilloso de Kelvin Herrera, Wade Davis y Greg Holland le sonaron solo un hit en 3.2 innings antenoche. Son dos escuadras muy inspiradas. Es mejor disfrutar de la leña y la defensa tricolores antes que vaticinar.

*/*/*/*/*/*/*/*/*/*

EL lío entre Álex Cabrera y la LVBP no es otra cosa que el reventón de una situación áspera. El pelotero, suspendido en México y, sin dudas, sospechoso de dopaje por sus antecedentes, es extremadamente irritable. Vio cerca unas jeringas y estalló en ira, esto de acuerdo a la versión de voceros allegados a la liga. Se hacía un simulacro para la toma de muestras en el Universitario, y a Cabrera, supuestamente, no le gustó ver tan de cerca la probable gestión incriminatoria… EL caso es que agredió verbalmente a Oscar Prieto y Humberto Angrisano, presidente y vicepresidente del circuito. La gente de La Guaira alega, molesta, que los altos funcionarios no debieron entrar a la cueva de los Tiburones. Lo sintieron como una provocación. El caso es que una rutina se convirtió en polvorín. Cinco juegos de suspensión y 63 mil bolívares de multa arrojó el asunto… PUEDE darse el caso de que el ganador del “Cy Young” no reciba el premio “Luis Aparicio”. Hablamos de Félix Hernández, cuyas opciones para el apetecido galardón son sobresalientes por los numeritos relucientes que ustedes conocen (15-6, 2.14, 248K, 0.92 de whip). Lo mismo ocurre con un probable MVP, Víctor Martínez (.335, 32HR, 103CE). Pero es que José Altuve resultó toda una novedad. Ser el más pequeño de las Grandes Ligas y sonar para .341 en una campaña dominada abiertamente por los lanzadores, asoma como una hazaña resonante. Sus 225 hits, superando marcas nacionales y de su club Houston, no son conchas de ajo. Solo Mickey Brantley (200) y Miguel Cabrera (191) estuvieron, además, sobre 190 cohetes. Anexemos su liderato en robos (56) y que se ponchó una vez cada 12 turnos. Por eso ganó en una votación cerrada. Y es que los parciales de “El Rey” y de Víctor Martínez también tenían sus razones.

*/*/*/*/*/*/*/*/*/*

YOIBER Marquina es una buena razón para creer en las fuentes de Cardenales. Fue el primer debutante del club en esta campaña y su estreno en el noveno inning ante La Guaira gustó a muchos. Para un joven de 18 años tirar 95 millas es auspicioso. Por otra parte resulta atractivo para quienes siguen de cerca a los noveles. Barquisimetano, Marquina era catcher pero su brazo convenció a los mentores de hacerlo lanzador. Nadie muestra sus cualidades en la banca y Lara está en una hora ideal para comprometerse con sus valores crecientes… UNO piensa que en las granjas hay mucha joya que pulir. O, si fuera lo contrario, habría que desechar, filtrar. Los resultados dicen que los pájaros rojos tienen una buena paralela o liga de desarrollo. Se argumenta a veces que el circuito venezolano no está para pruebas y que es para competir, para ganar. La historia dice -la misma de los guaros incluso- que los torneos los ganan los nativos. De la generación triunfadora de los 90 uno recuerda criollos que cimentaron un grupo poderoso. Eran los tiempos en que los cuatro abridores estelares eran nacionales. Los Tigres crearon una dinastía dictatorial en la década final del siglo anterior con un grupo parecido al de Lara. La afición aceptará de mejor gana una mala temporada con valores surgentes que con veteranos en sus días finales, sin sustraernos de que la experiencia de algunos peloteros es fundamental para llegar a puerto seguro… HASTA ayer, Cardenales había perdido cinco por una carrera y no había ganado en carretera. Solo tenía un par de reveses más que el cuarto, Caracas. Cinco andan debajo de .500.

*/*/*/*/*/*/*/*/*/*

TOMÁS Pérez es un ejemplo de constancia, de empeño fructífero. Con Cardenales parecía ido -bateó .200 en la 13-14- pero, intuimos, se preparó intensamente en los meses muertos para emprender la resurrección. Acá lo dejaron libre por su bajo desempeño, y Caribes optó por tomarlo en virtud de su utilidad en el terreno. El año pasado tuvo 91 turnos y solo 16 cohetes. En esta zafra ya lleva 15 y su average es de .441. Tardó 24 campañas para abordar el millar pero es una muestra de tenacidad repartida en cinco clubes… 246 de sus incogibles fueron con la franela larense y quizás su única decepción haya sido no celebrar en el “Antonio Herrera” el paso por la barrera de los mil petardos. Cuando se hable de versatilidad el barquisimetano deberá estar entre los primeros del circuito. Pocas veces vimos, aquí, a un pelotero jugar tan bien en tantas posiciones. Anuncia que se va cuando logre rebasar los 1.007 de Luis Sojo, pero Anzoátegui debe tener planes para convencer a este resistente paisano que el 29 de diciembre arribará a 41 años. El apellido Pérez como que es sinónimo de vitalidad y longevidad beisbolera.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios