Extra Bases por Alfonso Saer

Alfonso Saer |

FORJADO bajo el calor maternal que no transigía desviaciones, el muchacho portocabellense comenzó su romance oculto con la pelota. Practicaba en caimaneras y se escurría de las tareas escolares. Jugaba con chapitas cuando hacía los mandados, ya en la capital, y su madre Prudencia no le quitaba los ojos al prematuro fanático… ES difícil que el beisbol tenga muchos amantes como Rubén Mijares, el periodista amigo y hermano que hoy nos ocupa. De alguna manera su íntima pero diáfana relación con la redonda habría de manifestarse. El áspero pero rectilíneo Gustavo Aguirre, recordado cronista, vio en él un futuro hombre de los medios. Fue así como en La Esfera, atrás unos 54 años, inició su andadura mientras repartía diarios en inglés y se afanaba por hacer migas con el idioma de Shakespeare. Aquel torrente de anhelos y emociones era incontenible.  A partir de entonces se elevaría como uno de los reporteros y articulistas más emblemáticos, versátiles y documentados que en su área haya recorrido diarios, revistas, radios y televisoras del país… MAÑANA será su cumpleaños -qué buena coincidencia- porque es día de San Loreto, su segundo nombre, y en el salón valenciano que recibe a los grandes de nuestro beisbol hay jolgorio justificado. Llega el anecdotario viviente, el investigador acucioso, el analista que registra el “Beisbol por Dentro”. El comentarista de pocas palabras y mucha esencia. El gerente de varios equipos profesionales. El escritor de libros y autor de reseñas famosas. El anotador oficial. Un versado fablistán que reniega del reposo.

/*/*/*/*/*/*/*/

RUBÉN hará filas con Aparicio y Carrasquel. Vitico y Tovar, Leal y Aponte. Será difícil que su busto no hable con Delio y Tovar Bracho. O haga bromas con el Musiú y discurra sobre música con Pancho Pepe. Hoy celebran caraquistas y magallaneros, zulianos y aragüeños, orientales y andinos. Nuestro corazón retumba emocionado porque este periodista porteño, de buen verbo y gran poder de síntesis, fue cardenal durante casi treinta años. Nunca alguna contradicción porque el aprendiz que esto escribe se ufanaba de ubicarse a un lado del maestro, rudo a veces, con su carácter volátil, pero al cabo generoso, solidario… CON medio siglo rodando por Grandes Ligas y enseñando beisbol por todas partes, Rubén siempre asemeja los aconteceres diarios de la vida con esa blanca bola que lo atrae y sugestiona.  A la mujer bella hay que tirarle curvas y sliders. Los menús son alineaciones y los precios, averages. En el inicio de alguna velada cantamos play ball y en la despedida recogemos los bates… HA querido la vida que Rubén esté apilando sus frutos en las horas de la cosecha, cuando el mundo beisbolero reconoce su profunda tarea, sus aportes desinteresados. El hombre que bien diserta de este enigmático deporte, se viste de gloria. El chamo inquieto que vio al OSP de Puerto Cabello, al Cervecería, a las Estrellas Negras de Satchel Paige, Trucutú Gibson y Jackie Robinson. El gerente general campeón con los Tigres de Rod Carew. Ese mismo que guarda en su mente un caudaloso río de aventuras, vivencias y trascendentes detalles jamás escritos. Si tu admirado Pérez Prado aún transitara por este mundo terrenal, tocaría sus agudas trompetas y bailarías el mambo número 5 con Mariela y María Gabriela, mientras Prudencia aplaudiría desde arriba. Abrazo bien fuerte, amigo.

/*/*/*/*/*/*/*/

CARDENALES hace tragar grueso en los finales. No hay tiradores definidos para los tramos decisivos y por ello se gana con angustia y se pierde luego de importantes ventajas. No es fácil ubicar un cerrador de postín. De hecho casi nadie lo tiene en una liga en la que las contrataciones son un azar y una tarea encomiable. Es un mal que solo tuvo paréntesis el año pasado con Hoyt y Tago, aunque, al cabo, el club quedó fuera. Luis Avilán nunca ha sido el taponero del equipo, pero probablemente le toque la función. A fin de cuentas es un relevo intermedio exitoso en Grandes Ligas con los Dodgers. Uno de los objetivos si se concluye arriba es ubicar un cerrojo confiable en la liga… MIENTRAS, la plantilla alada regresó de una extenuante gira con 3-2 de saldo. Se cayó en par de juegos ante Caribes, llegando al octavo de los temblores con la pizarra a favor. Con el de anoche restaban trece juegos, ocho de ellos en casa, donde el balance es menos favorable (12-11) que en la carretera (16-11). Esos trece compromisos se reparten en 23 días. O sea, hay mucha comodidad en lo que resta de calendario. Para rematar con registro positivo se requiere triunfar en cinco de esos trece careos. La ofensiva está galopando (.276) y esa erupción, casi siempre con doble dígito en los juegos recientes, la ha colocado a solo cinco puntos de La Guaira (.281).

/*/*/*/*/*/*/*/

RAÚL Rivero es, sin dudas, el mejor pitcher de la actualidad en la LVBP. Los catorce innings en blanco que les dispensó a los Tigres en un par de salidas, apenas son parte del muestrario que presenta en la lomita. Reta e intimida, mantiene un férreo control de la situación, casi siempre abre con strike y se ha encontrado con un catcher magnífico como Manuel Piña. El cumanés bajó su ERA a 1.97, la mejor del circuito, al levantar su balance a 5-1, camino de ser galardonado como Pitcher del Año nuevamente. En breve será puntero en ponches y con una victoria más igualará al ausente William Cuevas. A una ofensiva como la de Maracay no es fácil mantenerla apagada tanto trecho. Su envío quebrado es ponchador y la recta de mucho movimiento es una sinker letal. Se come los innings como nadie en estos lares. Su promedio de episodios cubiertos en once inicios es de 6.1, singular en nuestros campeonatos de hogaño. La triple corona está muy a su alcance. Luce como el brazo criollo más sólido y consistente en la banda crepuscular desde los tiempos de Edwin Hurtado… RUEDA el rumor de que Ildemaro Vargas regresará a Estados Unidos a finales de mes. Cardenales aguarda por César Hernández y Luis Valbuena. Dayán Díaz es posible que sea reinsertado en la nómina a partir del dos de enero, mientras que Paulo Orlando es tentado por la gerencia para regresar tras su viaje para las fiestas de fin de año… CON Williams Pérez sin  restricciones -está en waiwers de Atlanta- hay un acicate más para la profunda rotación abridora de Lara.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios