Extrabases 12-10-2012

SON 66 años de pelota profesional. Tenemos una liga que ha cambiado de nombre, pero siempre ha sostenido incuestionable calidad. Desde aquel 12 de enero de 1946 se tejen historias, hazañas, anécdotas, todo envuelto por una trayectoria rica en dividendos. El béisbol rentado está en la tercera edad con una madurez pletórica de hechos singulares. Decenas de figuras con alto relieve han matizado seis décadas y fracción de categoría estelarísima. Hablamos de una consolidación firme del pasatiempo nacional, el preferido de los venezolanos… ESTA edición lleva el nombre de Luis Aparicio Ortega, de cuyo natalicio se cumplieron hace poco cien años. El padre de Luis Aparicio Montiel fue quien primero tomó turno al bate en aquella tarde del ya lejano año 46. También fue quien despachó el incogible que comenzó a imprimir el libro de récords. Era ficha del Magallanes, elenco que se alzaría con el triunfo inaugural, 5-2, ante el Venezuela. Los turcos, “eléctricos “o navegantes, como entonces se les llamaba, tenían en sus filas a Chucho Ramos, el segundo grandeliga criollo, y al “Patón” Alejandro Carrasquel, acostumbrado a tirar los nueve innings, lo cual hizo sin mayores dificultades ante los patriotas… EN aquellos tiempos no tardaban mucho los partidos. Fíjense que éste de la apertura, el que abrió los derroteros para lo que hoy tenemos, se fue en apenas 1 hora y 40 minutos… LA estrella naciente era Alfonso Carrasquel, quien tres años más tarde debutaría en las Mayores con Chicago. Le correspondió al “Chico” sonarle a Bill Jefferson (Venezuela) el primer tablazo de cuatro esquinas. El caraqueño de Sarría jugaba con el Cervecería Caracas y en el estadio del mismo nombre. Su hermano Domingo era el recoge bates del club… EL tío de ambos, el ya citado Alejandro, no andaba con miramientos. Una semana más tarde, el 20 de enero, se fajó 17 innings con Roy Welmaker y al cabo Magallanes superó al Vargas, 3-2. ¿Cómo hacían los pitchers de entonces?. Es una buena pregunta.
*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/
DANIEL “Chino” Canónico fue campeón con el Vargas, Roy Welmaker obtuvo doce victorias como lanzador y Pablo García (Magallanes) terminó con average de .403. Así se levantaron los pilotes de esta liga que se llamó Central hasta el 65 – existía la Occidental- y desde entonces LVBP… ¿CUÁNTAS figuras criollas e importadas habrán pasado por nuestros parques?. Sería divertido y sumamente prolongado intentar un recuento. Lo cierto es que nació una rivalidad inmortal entre Caracas y Magallanes y esas crecientes aficiones cubren todo el territorio nacional. Hoy en día no hay equipo pequeño, tenemos casi cien bigleaguers por año y cerca de 300 paisanos se han colocado alguna camiseta de la más alta investidura… CON sensatez es difícil señalar algún favorito claro, hay mucha paridad y abunda la calidad en cada una de las ocho divisas. Los tiempos han cambiado. Los factores económico y social -la situación del país- obligaron a modificar los sistemas en la contratación de foráneos. Los convenios con MLB estipulan restricciones incómodas, con la recalcitrante fatiga extrema. Ya casi no vienen los prospectos. Sin embargo, hace treinta años se hablaba de una cuota mínima de nativos por juego. Los de casa veían poca acción. Hoy existe una abundancia increíble de talento propio, los importados son relleno. Las organizaciones locales tienen nóminas sobre los 100 jugadores nacidos en el país y una liga de desarrollo. Hubo un momento en que se contaban por docenas las escuelas auspiciadas por organizaciones de Grandes Ligas. Ya ustedes saben que fue lo que las espantó. No obstante son centenares de jugadores venezolanos en ligas de todo el planeta. La LVBP se fortalece cada vez más con un nivel AAA fuerte y un nivel de primera línea. Aquí se juega para ganar. La pasión crece con cada campaña, los parques se hacen pequeños y poco funcionales. Este deporte no tiene amigos en las altas esferas del gobierno, pero sobrevive por lo que significa para el ciudadano común en todos los estratos.
*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/
CAMBIO genial. Cualquiera no se atreve a quitarle el bate en un noveno inning a Álex Rodríguez. Pero Joe Girardi lo hizo y el resultado fue dramáticamente superlativo antenoche frente a los Orioles. Raúl Ibáñez despachó jonrón para empatar en el noveno y otro tablazo similar para ganar en el duodécimo. Rodríguez ya es tan famoso por su salario estratosférico y una carrera llena de notables estadísticas, así como por el frío intenso que le pega en el otoño. Para no rebuscar mucho, en las dos últimas postemporadas, incluyendo esta, anda de 30-3 con trece ponchados. Suerte de Reggie Jackson al revés… VIVAN las lesiones. Eso pueden decir los aficionados del Caracas. Resulta que Franklin Gutiérrez, Juan Carlos Gutiérrez, Héctor Rondón y Carlos Carrasco, entre otros, estarán disponibles porque vieron poca o ninguna acción en USA este año. Los melenudos anuncian también a Armando Galarraga y Bob Abreu… HALLAZGO. Cardenales tendrá como nativo a un tirador de 25 años nacido en USA, pero de madre venezolana. Lo mejor para el bando rojo es que el serpentinero trae números elocuentes. Se llama Danny Pasquhar, es relevista y terminó en el Tacoma AAA con 16 episodios, nueve hits, una carrera (0.54) y 16 ponchados… DOS mánager venezolanos vuelven al ruedo con ánimos de sana revancha. Luis Dorante se viste de naranja en Maracaibo luego de no poder fructificar en anteriores intentos en diferentes equipos. El otro es Alfredo Pedrique, el de trayectoria más reluciente porque incluso ha sido piloto en liga grande. Todo eso anticipa que viviremos una campaña intensamente disputada.
*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/
PEDRO Grifol afronta un reto que debe asumir y comprender perfectamente. Lara pasó de un conjunto afiliado casi permanentemente a la postemporada, a otro que extrañamente se alejó del festival en enero. Tiene los “caballos”, como se dice en el argot deportivo, pero necesita material en formación, personal de respaldo, gente que cubra las espaldas. Esta no es una liga de desarrollo pero los pájaros rojos deben perfilar nuevamente grupos específicos para tareas determinadas… ARRANCAR con tres jardineros importados indica que en algo se falló por espacio prolongado. Los guaros fueron artífices y protagonistas por mucho tiempo gracias al surgimiento constante de lanzadores estrellas en este circuito. Hay que buscar nativos no solamente para que sean prospectos destacados en suelo estadounidense. Cardenales sabe que sus principales figuras en el tiempo no fueron fichas establecidas en las Mayores. Una cosa es “scoutear”, por ejemplo, para los Marineros, y otra pretender peloteros que ayuden año tras año en cada ronda eliminatoria. Si bien nadie firma peloteros para que solo jueguen aquí, hay que hurgar en las necesidades de la divisa… GRIFOL tiene ganas y eso es importante. Lo sacaron el último día de la clasificatoria, pero la gente no diferencia entre quedar lejos o cerca. Lo bueno es quedar dentro. El objetivo primario es sacarle provecho al material disponible en octubre para gozar de los beneficios que brinden los estelares a partir de noviembre. Salvo en Grandes Ligas no hay ningún calendario más competitivo que el nuestro. Sabemos que en los instantes culminantes de esta zafra la banda escarlata tendrá en el campo un elenco rutilante, apuntalado por un infield que pocas veces puede verse por estos lares. Hay que llegar a eso con un balance decente para no intentar de nuevo la tarea del indio que generalmente no encuentra sustento ni palanca. Imperativo jugar el dos de enero. Ya veremos lo que venga después.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios