Extrabases 27/3/2015

LOS grandes focos de la prensa grandeliga se dirigen con mucha insistencia hacia Miguel Cabrera y Víctor Martínez. Ello tiene una simple explicación en la calidad y rango de los dos venezolanos, su status bien ganado, en particular el aragüeño, considerado uno de los mejores peloteros del siglo. Es que, además, Detroit descansa sobre este par de sólidos pilotes con reconocido soporte. En 2014 ellos facturaron 212 anotaciones empujadas, 109 de ellas a cargo del bengalí mayor. Por eso los Tigres fueron punteros en remolques (731) y en average (.277). El guayanés solo fue superado en las mayores por su compatriota José Altuve (.341), en tanto que Cabrera (.313) únicamente fue antecedido por Mike Trout en el departamento de producidas. Ustedes infieren la superlativa importancia de la pareja nacional… QUE Cabrera haya comenzado a jugar la inicial fue noticia rimbombante en Lakeland, sede primaveral de los rayados. Un pelotero de tanto talento y costo es llevado con manos de seda y pies de plomo. Por lo general ha sido un jugador que poco se lesiona. En once temporadas ha visto acción al menos en 148 encuentros y en cuatro de ellas ha sobrado los 160 compromisos. Su profesionalismo lo ha llevado a desempeñarse con dolencias fuertes que luego han requerido operaciones. Pero ya anda sobre los treinta y el físico se resiente. Esa curva de la tercera década no perdona y en casa de los Tigres lo saben. Cuidan a un jugador que gana hoy 22 millones y que estará en los treinta grandes hasta el 2025, a los 42 años si Dios se lo permite. Martínez transita más cerca del retiro. Anda en los 36 y aseguró 68 millones hasta los 39. Es la yunta de su paisano. Lanzarle a uno detrás del otro obliga a pensar. Por eso ambos son indispensables. Ayer dieron sendos jonrones y empujaron cinco, para colmo de satisfacción en la escuadra de Michigan.

*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/

COMO los saltadores de altura, José Altuve se puso el listón bien arriba. .341 de average y 225 hits no son conchas de ajo. Nadie cree, eso sí, que se trata de una campaña aislada, de esas que algunos jugadores tienen por obra y gracia de la inspiración. El maracayero suele dar imparables dormido, para exagerar en busca de una figura que dibuje su calidad como bateador capaz de darle a todo tipo de lanzamientos. Hasta ahora los tiradores han buscado inútilmente el antídoto para aletargar al criollo… EN 2014 arrancó con un discreto .276 en abril, pero fue creciendo hasta un tope de .401 en junio y tuvo arrestos para cerrar en septiembre con .367. Los zurdos prefieren no verlo en el plato. Contra ellos destapó un terrible .414 en 63 turnos y sonó cuatro de sus siete jonrones. Fue capaz de hacer crecer sus guarismos en todos los departamentos del ataque. Robó 56 bases en 65 intentos, 21 más que en la zafra precedente. Probablemente nadie auguraba ese .341 puntero en Grandes Ligas luego de su .276 del año anterior… DOS aspectos interesantes rodean al diminuto terror de los pitchers hoy en día. Tuvo 36 turnos más que en 2013 y se ponchó 53 veces, treinta y dos menos. Eso traduce recibir los tres strikes cada 12,4 chances oficiales. Una tarea pendiente es incrementar los boletos, aunque para un bateador con su instinto y agresividad no resulte un cometido fácil. Pensamos que hay mucha dinamita en el barquillo. Nada fue casualidad.

*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/

LOS Dodgers siguen gastando a manos llenas con los cubanos. Acaban de agregar el contrato de Héctor Olivera, quien puede jugar en tercera, segunda o los jardines. Se aseguró el isleño 62.5 millones de dólares, 28 de ellos al momento de la firma. Dicen que puede batear entre 15 y 20 jonrones en Grandes Ligas ahora mismo, pero los planes con él no parecen inmediatos… LA escuadra californiana tiene “cubanitis”, pero hay buenas razones. Anteriormente firmaron al guardabosque Yasiel Puig (42 millones), al jardinero Alexander Guerrero (28 en cuatro años) y al campocorto Erisbel Arruebarrena (25 en cinco). Si agregamos el reciente pacto con Pablo Millán, un pitcher que recibirá ocho de los grandes, la suma con los jugadores de la porción antillana va por los 165.5 millones. (No multipliquen)… ¿SE acuerdan de Denny McLain? Este domingo cumplirá 71 años. Fue el último ganador de treinta juegos en Grandes Ligas. Su balance sensacional de 31-6 en 1968 con los Tigres está llamado a resistir los embates del tiempo. Un año después arrojó 24-9. Hoy en día alabamos a quienes llegan a 20 victorias. Y son pocos porque no hacen más de 34-35 aperturas por año. McLain estuvo diez en la carpa mayor (131-91, 3.39), pero terminó en mala relación con la ley. Pagó cárcel acusado de malversar fondos, relación con el crimen organizado y apuestas.

*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/

HUMBERTO Oropeza prometió que antes de cerrarse marzo habría mánager para Cardenales. Hasta ayer no salía humo blanco en la avenida Rotaria. Probablemente la decisión ya esté tomada al ser evaluados y entrevistados Mike Guerrero y Luis Dorante. Los otros dos equipos que no han confirmado su capataz de campo son Aragua -con Mike Rojas como contratación muy cercana- y el Zulia, cuyo único candidato hasta ahora es Eduardo Pérez… UNO que se rehabilita a pasos veloces es Bruce Rondón, candidato a cerrar juegos en el futuro inmediato con los Tigres. En siete innings le han conectado seis hits y le anotaron un par de marcas. Su velocidad va creciendo en busca de las 100 millas que ya ha dispensado. El valenciano se perdió todo el 2014. Por delante tiene a Joe Nathan, de esos taponeros que ponen en vilo a la gente. El norteamericano está sobre los 40 años y viene de salvar 35, aunque con ERA de 4.81… JESÚS Montero promete que jugará con Lara en la 14-15. Las promesas de primavera muchas veces terminan en los desengaños de octubre… LUIS Valbuena sigue caliente en el spring training. Anda con .429 (35-15) y 2HR, 8CE… EL maturinés Gabriel Noriega bajó a .200 (25-5) en el campo de los Reales… CÉSAR Jiménez está como invitado en la tienda de los Filis. No lo han tratado bien los rivales. En 7.2 tramos concedió 11 hits y 5 limpias… MEJOR le va a Jeanmar Gómez, también en la casa de los cuáqueros. En 8.2 una carrera y nueve hits (1.04).

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios