#OPINIÓN Bolívar de carne y hueso (2)

Pedro Rodríguez Rojas | Foto: Archivo/Referencial |

No hay la menor duda de que esta nueva tragedia que justificó su segundo viaje a Europa de un hombre ya más maduro el encontrarse con los sucesos de la coronación de Bonaparte y el recuentro con su viejo maestro Simón Rodríguez fueron elementos determinantes en el cambio de vida de quien luego sería Libertador de América. Desde el juramento en Monte Sacro en 1805 hasta los sucesos de abril de 1810 se formaría en pensamiento libertario y republicano de Bolívar. Sin embargo, no tuvo un papel protagónico en el inicio del proceso de independencia a partir del 19 de abril de 1810, como miembro de la Junta Patriótica fue comisionado junto Andrés Bello a buscar en Inglaterra apoyo financiero y convencer a quien si era considerado en hombre capaz de dirigir la nueva república: Francisco de Miranda.

La vida tormentosa y protagónica a la vez de Bolívar comienza precisamente con los sucesos ocurridos con la caída de la I República, siendo el responsable de una de las principales guarniciones militares como lo era la Plaza de Puerto Cabello, hay quienes consideran que su poca experiencia militar lo hizo rendirse rápidamente y esta fue una de las causas que llevó al definitivo fracaso republicano, sin duda no fue la mas importante causa. Luego fue Bolívar unos de los involucrados en la entrega de Miranda, quien fue considerado traidor por haber capitulado antes los españoles. Luego la historia es conocida: Miranda, el primero en pensar la emancipación Americana, el hombre mas culto y de mayor formación política, muere prisionero en la Carraca de Cádiz en 1816.

Luego vendría el Manifiesto de Cartagena y la Campaña Admirable donde Bolívar se convertiría en el máximo líder de la independencia Venezolana, siendo nombrado Libertador y constituyéndose la II República en 1813. Allí se daría el polémico Decreto de Guerra a Muerte, un periodo sangriento, pero que no puede ser entendido fuera de su contexto y que respondía a la crueldad del ejército realista. Esta primera etapa de la guerra se caracterizó por el enfrentamiento de intereses entre blancos españoles, que pretendían mantener el poder absoluto sobre el país y los blancos criollos que en su mayoría luchaban por aumentar sus propios privilegios y esta fue parte de las causas de los fracasos de la primera y la segunda república. Otras de las criticas que se le hace a Bolívar tiene que ver con el fusilamiento de Piar en 1817, si bien Bolívar no tuvo la decisión directa en estos sucesos no hay la menor duda de que estaba de por medio la lucha por el liderazgo y la constitución de una jefatura única e indivisible.

Ocurrirían luego las contradicciones lógicas del pensador republicano, la tarea nada fácil de construir una nueva nación. Por un lado su definición de la democracia como la forma mas perfecta de gobierno, por otro lado su desconfianza a la población, a la ignorancia generalizada que servía de obstáculo a este proyecto. Desde la propuesta de la senaduría hereditaria hasta asumir la dictadura en 1828 formaban parte de estas contradicciones. Otras de las criticas al accionar de Bolívar fue su campaña revolucionaria hacia el Sur del Continente, para muchos el propósito de liberar todo la región por un lado estaba lleno de un complejo napoleónico de supremacía y quizás lo mas importante no permitió concentrarse y consolidar la naciente república venezolana y por el contrario este proceso de integración impuesto por las fuerza de los gobernantes trajo histórico roces y diferencias entre los países suramericanos. Quizás lo más polémico fue la constitución de Bolivia despojándole parte del territorio peruano. Al final todo este intento de integración, de una década de luchas internas seria un gran fracaso, con la división definitiva de la Gran Colombia en 1830. Pero hay que tener claro que esta visión no toma en cuenta el papel de las elites de las resientes nacionales suramericanas que junto a los intereses de las potencias europeas y el naciente Imperio Norteamericano fueron fundamentales para estas divisiones que han imposibilitado y aún son el principal obstáculo de la integración latinoamericana.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios