#OPINIÓN El agua y las guerras futuras

William Amaro Gutiérrez | Ilustración: Victoria Peña |

La bien llamada “Madre de todas las guerras” se refiere al control del agua potable y de los alimentos en el planeta. Y esto, no es una exageración.  En una oportunidad obtuvimos estas informaciones por sp.rian.ru/ecology. Según informe elaborado por el ejército canadiense, titulado “El Contexto de la futura seguridad 2008-2030”. Las fuerzas canadienses estiman que la lucha entre los estados será por el control de recursos tales como el agua y los alimentos y prevé la peor de las situaciones.

En este mismo informe aseguran, que los glaciares del Himalaya desaparecerán sin duda hasta 2035, lo que privará a 750 millones de habitantes de la región del Himalaya-Hinde-Kush y China de su fuente de agua potable”. “Millones de chinos sin agua por las sequías más severas en medio siglo”.  “Israel amenaza con limitar suministro de agua a Cisjordania”. “Rusia puede afrontar escasez de agua a pesar de sus enormes reservas.” “Resolución de la ONU declara el agua potable derecho humano básico”. Los libros de texto de la educación primaria en los Estados Unidos muestran la zona del Amazonas sombreada y le enseñan a los niños norteamericanos que el agua dulce allí representada, es patrimonio de la humanidad. Lo que indica que el día que ellos lo crean conveniente lo tomarán por la fuerza y  la violencia.  ¿Cómo les parece?

¿La razón? Por el Amazonas y sus más de 7.000 ríos tributarios, corren 6.000 billones de metros cúbicos de agua por segundo. Además, es la zona que más oxígeno provee (40% del oxígeno del mundo) y mayor cantidad de carbono capta. Por eso, se conoce como el pulmón de la humanidad y de allí el interés de las grandes potencias de la economía mundial en ponerle las manos. Por esos motivos, EEUU ha reforzado el cinturón blindado militar en la región a través del Plan Colombia. “Radar y base terrestre en Marandúa, Vichada.

Brigada 24 del Ejército en el Putumayo ” Brigada Oriental del Ejército en Pto. Carreño y el Dpto. de Vichada ” Radar y base terrestre en San José del Guaviare y Escuela de entrenamiento de Barrancón ” Brigada del Ejército en Caquetá.

Base Militar Tres Esquinas, Putumayo.

Brigada de patrullaje fluvial en Puerto Leguízamo, Putumayo. ” Radar con base terrestre en Leticia, Amazonas. A ello, se une la información aportada por El Comando Sur de EEUU de la llegada para fines de Septiembre del Buque Hospital US Confort para ayuda humanitaria a los venezolanos migrantes.

Ahora, a nuestro parecer, lo que más asusta no es la posibilidad de una tercera guerra mundial nuclear por el control del agua potable y contra Venezuela, por cuanto DIOS  en su Palabra garantiza que el hombre no va a destruir este planeta. Dice  *“Y oiréis de guerras  y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin” Mateo 24:6.

Lo que realmente asusta es el despilfarro del Agua de Vida que el Señor Jesús ofrece de manera gratuita a todos. Y es que el ser humano no se detiene a meditar, a reflexionar, a probar la promesa hecha por Jesús a la mujer samaritana en el pozo de Jacob, cuando se acercó a buscar agua y le dijo. *”Pero el que beba del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua, que brota para vida eterna”. *Y la respuesta de la mujer no se hizo esperar.* “Señor, dame de esa agua, para que no tenga sed, ni venga aquí a sacarla.” Juan 4:14,15.*  “El *agua* a la cual Cristo se refirió era la revelación de su gracia en su Palabra; su Espíritu, su enseñanza, es una fuente que satisface a toda alma. Toda otra fuente a la cual recurramos resultará insatisfactoria. Pero la Palabra de verdad es como frescas corrientes de aguas cristalinas” Libro TESTIMONIOS PARA LOS MINISTROS. Elena de White.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios