#OPINIÓN Hiperinflación y miserias

Tony Rivera Chávez | Foto: Archivo |

“Ningún medio mas seguro para trastocar la base de una sociedad que el de envilecer su signo monetario” (John Maynard Keynes).

Las recurrentes tonterías desde las Políticas Monetarias “revolucionarias”(quizás,por lo torpes) para destruir el sistema capitalista desde la manipulación del signo monetario utilizando al Banco Central de Venezuela para tal fin y utilizarlo como “arma nuclear”para desbordar el sistema circulatorio monetario en el mercado con la incorporación irracional de miles de millones para ejercer y apoderarse del mayor Poder Económico conocido por gobierno nacional alguno el cual desde las bondades perversas de los incrementos de sueldos y salarios se convierte en amo y señor de la voluntad popular porque según esta dinámica le da los mendrugos para mantenerse con vida.

El resultado desde esta situación es la creación de ese engendro definido como hiperinflación el cual es el aliado perfecto para “reventar” ciertas estructuras y vestigios del enemigo capitalista aun funcionando para desde el Control Burocrático darle al burocratismo la capacidad para reestructurar la Economía bajo los supuestos de un “Socialismo Científico”que en realidad contradice cualquier pensamiento racional aun en el caso del Marxismo y la Dictadura del Proletariado porque es notorio el empobrecimiento de los trabajadores y su “explotación” emocional y económica ejercida sobre los mismos cuando el salario real es ínfimo y se trata de crearle con fantasías nominales las esperanzas necesarias para mantenerlo en calma apoyados ademas en las bayonetas en caso de que “el secuestro” a la producción,distribución y consumo resulten insuficientes para implantar el Método dictado en el Plan de la Patria desde el inclemente asesor Habanero.

Es suicida mantener estas “teorías”nada ajustables a las experiencias donde por la aplicación de estas formulas solo se llego a practicas contrarias al bienestar general. Es tal la “piratería”que hurgando en tiempos y espacios históricos observamos que en el siglo pasado Chile por allá por el año de 1959 ya había practicado la división entre mil para convertir mil escudos en un Peso Nuevo y Brasil en 1986 hizo de mil cruzeiros, un Cruzado para enfrentar el problema contable del espacio en los libros y en la chequera pero ¡jamas¡ esto sirvió que para otra cosa que la comodidad en el conteo. Aquí como si hubieran descubierto el agua tibia y en vida del Controlador Comandante original nos vendieron a los pendejos la división entre un mil como la panacea para abatir la Inflación y claro como lo ven como arma psicológica y no como hecho real la presentaron como tal. Juegos de niños evadiendo la Ciencia Económica. En nuestra actualidad tenemos a un apaga fuegos echándole gasolina al incendio sin darse cuenta que no solo destruye elementos del sistema capitalista sino toda la Nación para fiesta de la pobreza y el hambre.

El inventor del Método hipotético,deductivo y dialéctico,(Marx),bajo tierra,desde hace siglos,siempre hizo énfasis en las Ciencias para de esta forma apellidar su Utopía como Socialismo Científico por el contrario estos sabios de la ignorancia no solo desprecian las rigideces del Calculo Económico sino que pretenden hacer de lo exoterico sensorial una forma de aplicación rentable y desde esta posición cósmica hasta crearon el Petro para desbancar el Capitalismo y el Dolar con la terrible consecuencia para los venezolanos de añadir gastos en dolares a sus escuálidos Ingresos Petroleros porque los asesores así sean brujos ,cobran. Tenemos un “líder” que ante las consecuencias de los errores por la estatización solo nos anuncio en cadena nacional:¡Dios Proveerá¡al asumir el Poder cuando las medidas para salir del pantano son de carácter elemental: Reducir el Gasto Publico,darle vigencia a la Propiedad Privada,detener la emisión de dinero inorgánico,eliminar los controles sobre la producción y desmontar el Control de Cambio paulatinamente para desde un mínimo saludable arrancar hacia una Economía que beneficie a los trabajadores y el pueblo en general. Lo que si es cierto igualmente es que si se sigue el esquema de estatización, la hiperinflación, seguirá alimentando la miseria y la muerte.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios