#OPINIÓN La pregunta del millón

Ítalo Olivo | Foto: Archivo/Referencial |

No desperdicien su tiempo preguntándole a sus candidatos para algún trabajo en su empresa, que enumere sus grandes debilidades. Seguramente todos le dirán que ellos son perfeccionistas.

En su lugar, traten estos tips de cinco emprendedores quienes ofrecen sus mejores estrategias para sus entrevistas.

1- Llegar a lo bueno y lo malo. “Cuéntame acerca de tus buenos y malos días al trabajo”. Las respuestas son muy reveladoras. ‘Buenos días’ las respuestas demuestran porque esa persona funciona, qué los motiva. ‘Malos días’ las respuestas señalaran si la persona es un jugador en equipo, y si su respuesta se enfoca en lo que salió mal sin tomar posición, hay una buena posibilidad de que ellos no prosperen en un ambiente colaborativo”. Chris O’Neill, Gerente General, Evernote.

2- Encontrar su pasión. “¿Qué haces cuando no estás en el trabajo ? Eso destacará lo que alguien ama. Recientemente, yo estaba entrevistando a alguien por un trabajo en las redes sociales, y cuando yo le hice esta pregunta ella me contó que contribuía con el Centro para el Activismo Artístico. Ella expresó una visión por la vida que involucra las comunidades, eso me recordó un proyecto diferente por el que estábamos contratando a alguien: nuestra sesión informativa del podcast de Biden. Cuando le pregunté cómo ella se sentía acerca de Joe Biden, ella se cayó de su silla. Nosotros la contratamos como productora y ella está prosperando”. Mike Macadaan, Gerente General, Ground Control.

3- Ser creativo. “ Tú tienes dos dispositivos de teletransportación . ¿Dónde los colocarías y porque? Preguntas que abren y cierran Test para el pensamiento crítico en lugar de puro conocimientos. Un candidato nos contó una vez, que el colocaría un dispositivo en su casa y uno en la luna, porque ellos quieren explorar el espacio y hacer nuevos descubrimientos. Esto se puede traducir en alguien que muestra un pensamiento expansivo, es curioso y está hambriento de aprender”. David Lortscher, Fundador y Gerente General de Curology.

4- Ponlos a prueba. “ A nosotros nos gusta tener pequeñas diversiones con nuestros candidatos a vendedores, mientras examinamos sus habilidades para conectarse con la gente. Nosotros actuamos como si la entrevista haya terminado, entonces los llamamos de nuevo a la oficina y hacemos que todos se conozcan, incluyendo sus nombres y de que ellos hablaron. Nosotros terminamos preguntándoles directamente. ¿Consiguieron el trabajo? Este es un buen camino para medir su autoconfianza y ver si ellos pueden defenderse desde el comienzo al final en una situación impredecible”. Gil Addo, Cofundador y Gerente General de RubiconMD.

5- Asustarlos. “La pregunta que es típicamente la más reveladora es ¿Si yo llamo a tu actual jefe, que me dirá él de ti?. Los entrevistados suelen ser muy honestos en su respuesta porque ellos piensan que existen una posibilidad que yo haría esa llamada.” Chris M. Williams, Fundador y Gerente General de Pocket.Watch.

Definitivamente, una gran estrategia para una buena entrevista, es llevar a las personas fuera del ambiente de la oficina, para ver cómo ellos interactúan en un día normal. Es muy bueno llevar adelante las entrevistas, caminando, en un almuerzo o tomando un café. Se puede aprender mucho sobre una persona en la manera de cómo ellos se relacionan con otros. Es un buen camino para saber más de su personalidad y observar comportamientos que nunca verán, sentados en una sala de reuniones.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios