#OPINIÓN La red de instituciones larenses… ¡en acción!

Maximiliano Pérez | Ilustración: Victoria Peña |

¿HOLOCAUSTO?

“En Historia, se identifica con el nombre de Holocausto, también conocido en hebreo como השואה, Shoá, traducido como “La Catástrofe”; a lo que técnicamente también se conoce, según la  terminología nazi, como “Solución Final”. En alemán, Endlösung de la “cuestión judía”, al genocidio étnico, político y religioso que tuvo lugar en Europa durante el transcurso de la Segunda Guerra Mundial bajo el régimen de la Alemania nazi. Los asesinatos tuvieron lugar a lo largo de todos los territorios ocupados por Alemania en Europa.”

Enciclopedia Británica.

La económicamente fuerte población judía alemana (poco más de medio millón de personas) fue objeto de atención por una propaganda intensiva que llevaron a cabo las organizaciones antisemitas (racistas), que “marcaron a los judíos con el estigma de haberse dedicado a acaparar para enriquecerse en tiempo de guerra, a actividades en el mercado negro y a la especulación bursátil, así como con el de ser responsables de la derrota en la Primera Guerra Mundial”.

Los primeros en usar el término “Matanza Sistemática” patrocinada por el Estado fueron los historiadores judíos de finales de la década de los años cincuenta, y la generalización de dicho término se produjo a finales de los años 60, del siglo XX.

Los Nazis y sus colaboradores la llamaron… “La Solución Final para la Cuestión Judía”.

La palabra “holocausto” proviene de la traducción griega de una palabra hebrea que se refiere al sacrificio consumido por el fuego.

En hebreo se utiliza el término Shoá, cuyo significado es “catástrofe”. En yidis es: “Destrucción de las comunidades judías de Europa”, incluyendo la cultura de las mismas.

En cuanto a la historia del uso del término “holocausto”, desde el siglo XVI se empleó la expresión holocaust, en inglés, para catástrofes extraordinarias de incendios con gran cifra de víctimas. En el siglo XVIII la palabra adquiere un significado más general de muerte violenta de gran número de personas.

Se estima que un mínimo de once millones de personas murieron… un millón habrían sido niños.

La ONUrinde homenaje a las víctimas del Holocausto desde 2005, habiendo fijado el 27 de enero como “Día Internacional de la Memoria de las Víctimas del Holocausto”, dado que ese día de 1945, fue liberado el campo de concentración de Auschwitz (F: Wikipedia).

Ahora bien, para mí, la pregunta obligada es ¿Podría calificarse como un Holocausto la actual situación que se vive en Venezuela?

El sociólogo estadounidense William Thomas (13-8-1.863 / 5-12-1.947), fue conocido principalmente por su Teorema clave en la sociología del conocimiento:

“Si las personas definen las situaciones como reales, éstas son reales en sus consecuencias”.

¿Cuántas han sido las víctimas mortales acaecidas desde que se instauro el sistema de gobierno denominado revolución?

¿Podría aseverarse que, en Venezuela, con la diáspora que destruye a las familias, el desabastecimiento de alimentos y de medicinas; la destrucción del sistema de salud, de principios y valores; la casi inexistencia de servicios básicos como energía eléctrica, agua potable, aseo urbano y domiciliario; la delincuencia y corrupción, se está destruyendo a las comunidades integradas por ciudadanos con deberes y derechos plenamente definidos en el Estamento Legal?

Es un llamado a reflexión a todos los venezolanos, porque en nosotros mismos está la solución.

La Justicia es el camino de la paz, debemos lograrlo con sensatez, prudencia, valor y firmeza.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios