#OPINIÓN La red de instituciones larenses… ¡en acción!

Maximiliano Pérez | Ilustración: Victoria Peña |

“EL PODER DE UNO.”

“A veces sentimos que lo que hacemos es tan sólo una gota en el mar… pero el mar sería menos si le falta esa gota.”

Madre teresa de Calcuta.

Agnes Gonxha Bojaxhiu, conocida como Santa Teresa de Calcuta​ o Madre Teresa de Calcuta, fue una monja católica de origen albanés naturalizada india, que fundó la congregación de las Misioneras de la Caridad en Calcuta; en 1950.

Durante más de 45 años atendió a pobres, enfermos, huérfanos y moribundos, al mismo tiempo que guiaba la expansión de su congregación, en un primer momento en la India y luego en otros países del mundo. Tras su muerte, fue beatificada por el Papa Juan Pablo II. Su canonización fue aprobada por el Papa Francisco en diciembre de 2015, después de que la Congregación para las Causas de los Santos reconociera como extraordinaria la curación de un brasileño enfermo en estado terminal. El acto oficial de canonización tuvo lugar en Roma en la mañana del domingo 4 de septiembre de 2016.

La madre Teresa estuvo en Venezuela en varias oportunidades y fundó una sede de su congregación en Cocorote, estado Yaracuy, Esta fue la primera que fundó fuera de la India.

Ya en 1.950, había fundado las “Misioneras de la Caridad”, que hoy cuenta con más de 5 mil mujeres que dedican sus vidas a los pobres.

Fue en 1.965 cuando “Las Misioneras de la Caridad” llegaron a Venezuela, traídas por la Madre Teresa de Calcuta, gracias a las gestiones realizadas por Monseñor Críspulo Benítez Fontúrvel, quien era arzobispo de Barquisimeto.

La congregación llegó a Cocorote, estado Yaracuy, el 26 de julio de 1.965, luego de que el Nuncio de la India planteara la necesidad de enviar unas religiosas a Venezuela, y recomendó la congregación de la Madre Teresa de Calcuta. La hermana Rosario cuenta que lo primero que hizo la Madre Teresa fue llegar hasta el altar de la iglesia, mientras repicaban las campanas, para agradecer al Todopoderoso el encontrase entre los venezolanos…

Podríamos analizar las teorías de Charles J. Givens y Guillermo Cenalmor referentes a que las cosas son como son y que tenemos que actuar para ganar, teniendo presente que la intensión no basta.

Es obligatorio planificar los objetivos en la creación de metas, alineándolas con nuestros principios y valores priorizando las actividades en nuestras acciones programadas para lograr el éxito; el manejo del tiempo; desechando a charlatanes, y a lo trivial, que interrumpen las actividades; debemos prolongar el lapso del rendimiento máximo, derrotando los miedos y controlando el stress.

La estrategia es una fórmula para la acción, debemos saber qué hacer, cuando hacerlo y cómo hacerlo esto producirá resultados positivos, deseables y previsibles.

Debemos estar siempre un paso delante de lo planeado para así lograr el éxito ante situaciones tan adversas.

La capacidad de planificar y dominar nuestro futuro aumentara la efectividad para lograr los objetivos. Nuestro poder debe tener la capacidad necesaria para vencer las limitaciones y desventajas representadas por la edad, sexo color, educación, posesiones o pasado vivido. Repitiendo lo que no ha funcionado no lograremos que funcionemos mejor. Debemos innovar haciendo lo que conlleve a resultados positivos.

Que hemos cometido errores… sí. Ante situaciones inéditas hemos tenido que aprender de la manera más dura: “Por experiencia propia.” Es perentorio unirnos para hacer que las cosas ocurran y no esperar que algo suceda.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios