#OPINIÓN Parafraseos 17-06-18

Ramón Querales | Foto: Archivo/Referencial |

• Comenzó el campeonato mundial de Fútbol. Lo importante será competir sin importar el equipo que pierda hasta que ese equipo pierda. Yo siempre voy al favorito pero pierde. Este año no iré a Brasil ni Argentina sino a los alemanes a ver si uno de los dos anteriores le da la gana de ganar. Ojalá, al final no digan como dijo un día Ronaldo, el ex de Brasil: “perdimos porque no ganamos”.

• Nos gusta juzgar a los demás sin hacerles ningún tipo de descuento. El cuento es que cuando nos toca ser juzgados esperamos nos hagan una buena rebaja.

• “La vida es 10% lo que te sucede y 90% cómo reaccionas frente a ello”, Charles Swindall. ¡Actitud, divina virtud!.

• Este gobierno es lo más parecido al recordado “Palo Ensebao”: todo le resbala.

• Si Ud. tiene problemas para dormir, no cuente ovejas. Háblele directamente al Pastor del rebaño. Por cierto, de turno 24/7 todo el año.

• Si queremos amar a los demás es una buena práctica empezar con nosotros mismos.

• No hay que ir a un cementerio para saber cuáles son nuestras cruces. Yo tengo un mausoleo.

• En el ajedrez, el rey y el peón regresan al mismo cajón, sin importar su importancia (valga la redundancia). Parecido a cuando damos el último suspiro. Tanto el rico como el pobre, o el famoso como el zarrapastroso, toditos vamos a un parecido foso.

• El tiempo sana las heridas pero hay que darle su tiempo. Que a veces no es igual al nuestro.

• Hablando de tiempo, nacemos pobres sin haber escogido serlo. Pasado el mismo, es decisión nuestra contribuir a seguir siéndolo.

• Ya Venezuela califica para ser un país de pedí-grí. Antes dábamos a diestra y siniestra (gracias al Siniestro). Ahora toca que nos extiendan la mano.

• No es verdad que todo anda sobre ruedas. Salga usted a buscar un caucho a ver si lo consigue.

• La gente que cree en el gobierno no se explica cómo hay gente que cree en él.

• Jugar a las Damas, cuando los hombres están ausentes, es algo muy común en las mujeres.

• Los gobiernos autoritarios son como las matemáticas: no aceptan contradicciones.

• En el mundo todo hombre culpable será inocente hasta que demuestre que no podrá seguir pagando para demostrar su “inocencia”.

• La profesión más antigua siempre ha hecho pública impúdicas partes muy privadas.

• Si yo miento, y luego digo la verdad, seré juzgado, no por haber dicho la verdad, sino por haber mentido. Pueda que no se entienda pero es la purita verdad, ¿Usted me entiende, no es verdad? Gracias, porque yo no estoy mintiendo. Esto lo traigo a colación (para que ustedes lo terminen de colar) recordando un proverbio español que dice que cuando alguien es agarrado en una mentira, cuando dice la verdad no se le cree. ¿Usted cree eso?.

• Una anécdota familiar para apartarnos un poco de la política, aunque ella no se aparte de nosotros: una vez mi mamá estaba haciendo un dulce de leche y, en vez de azúcar, le puso sal a la leche. Yo testigo de lo que pasaba, me reí de muy buena gana, y exclamé: ¡Cómo se te ocurre, mami! Muy tranquila, me contestó: “Como se te ocurrirá a ti cuando tengas mi edad! “Sabía” mujer, mi madre, a pesar de ser iletrada. ¡Nos vemos por ahí!.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios