#OPINIÓN Reflexiones en positivo- Con la esperanza de rescatar la voz y el espíritu del pueblo

José Gerardo Mendoza Duran | Foto: Archivo |

Por mucho que deseamos hablar y proceder en positivo, igual de repente viene la confusión como un enfrentamiento entre el bien y el mal, pero sabemos que el bien siempre se impone, es cuando la mente toma un carril del buen pensar y se impone los buenos deseos, donde deseamos el bien para todos y jamás veremos la mediocridad como alternativa y mucho menos la venganza y el rencor como la salida, creemos que cambiar de amo sí, pero no de dejar de ser perro. Pensar en positivo y luchar con ánimo para vencer los fuertes obstáculos; cuidarse de los gobernantes que ponen las ideología primero que la prosperidad, de esta manera la nación por muy rica que sea siendo sus riquezas el petróleo y otras minas están condenadas al fracaso y pensar tristemente que eso está sucediendo en nuestro país, lamentablemente llevamos dos décadas practicando lo mismo, parece que pudiese ser tarde, para la toma de decisión distinta a los que piensan que es el camino y que lo están haciendo muy bien, un poco más del noventa por ciento piense lo contrario.

La verdad es que es muy duro pero durísimo ver y oír lo que está pasando en nuestro país, por ejemplo: escuchar de personas muy serias capacitadas de criterios bien formados,presidentes de organismos y cúpulas, estudiosos, amantes de nuestra patria, creadores de riquezas, generadores de empleos, dirigentes de toda creatividad productiva, es duro oírle decir documentados que este país con tantos recursos se volvió corrupto y destructivo ¿a quien lo anima eso? todo está a la vista y los responsables que tienen el deber de desmentir todo lo bien documentado hacen un silencio sepulcral, haciendo caso omiso y oído sordo, como diciendo yo no estaba ahí, no escucho nada, hasta tendrán razón, a nosotros no nos importa un pito,Jo dance los demás viva la pepa.

Ustedes lectores y todas las personas de trabajo a conciencia limpia oír a otro dirigente de un señorío comprobado de toda credibilidad y categoría como el que mencione anteriormente, cuando lo leemos y lo oímos decir en sus discursos con desanimo, decaído, disgustados inocultable a la vista, cuando largo estas perlas que dice así:“cada día de inflación es un día de destrucción” esto lo dice un hacedor venezolano ciento por ciento con toda su fortuna, su ánimo y deseo de seguir haciendo aquí, pues tiene toda la razón al ver su trabajo y esfuerzo cada día disminuido y en peligro de extinción, consciente de que ese hacedor a esfuerzo propio pudo vencer muchos obstáculos hoy con todo animo se ciento incapacitado para seguir haciendo a pesar de su voluntad, tiene bases,créditos y saber hacer las cosas, pero los inconvenientes que han creados es tan muy por enzimas y no lo dejan hacer, preguntémonos ¿Quién puede ante un inflación que no alcanzan los números para describirla y los obstáculos que tampoco alcanzan?, ni papel ni tinta .

Ni hablemos del permanente dolor de cabeza, creo que es la única parte donde hay consenso, escases, hambre, falta de medicinas, alimentos, inseguridad, el dinero no está tu compras hoy por diez mañana vale cien, hay un clamor general pues ninguna persona se escapa, nadie quiere trabajar dicen que para que y todo sabemos porque, la triste diáspora padre y madres todo el díarezando, los precios suben por ascensores y los estómagos vacíos, rostros tristes, le ruego a Dios nos de fuerza para el clamor de nuestro pueblo y el espíritu de la nación.

Ahora más que nunca el campo es la solución, unidos todos por la paz, la convivencia, el respeto y la prosperidad de nuestro país.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios