#OPINIÓN Rómulo Betancourt: Acción Democrática nació para hacer historia

Juan José Peralta | Ilustración: Victoria Peña |

En el Nuevo Circo de Caracas Acción Democrática anunció su nacimiento para iniciar una era civilista y poner fin a más de un siglo de caudillismo militarista ejecutado en nuestra historia republicana por los generales Páez, Soublette, los Monagas, Julián Castro, Falcón, Guzmán Blanco, Linares Alcántara, Crespo, Ignacio Andrade, Cipriano Castro, Juan Vicente Gómez y López Contreras, desde 1830 hasta 1941 cuando el escritor Rómulo Gallegos encabezó la propuesta para un gobierno democrático.

En aquel coso taurino capitalino, Betancourt rechazó la importación doctrinaria de los comunistas venezolanos de filosofías extranjeras, “tengo la convicción de que este partido ha nacido para hacer historia. Nace armado de un programa que interpreta las necesidades del pueblo y de la nación; de un programa realista, venezolano, extraído del análisis desvelado de nuestros problemas, porque nosotros podemos ser partidarios de que se importe creolina –como acaba de decir Ricardo Montilla–, pero programas no”.

Acción Democrática nació en torno a la candidatura presidencial de Gallegos, siendo sus fundadores el propio autor de Doña Bárbara como presidente de la organización y firmando el acta entre muchos otros Andrés Eloy Blanco, Luis Augusto Dubuc, Juan Oropeza Riera, Leonardo Ruiz Pineda, Jesús Ángel Paz Galarraga y Luis Beltrán Prieto Figueroa, presentándose al partido en aquella asamblea general del Nuevo Circo.

El acta fundacional del partido blanco se firmó el 13 de septiembre de 1941, en los estudios Ávila, en la Urbanización Valle Abajo en Caracas, empresa de cine de Gallegos, quien en 1947 sería su candidato presidencial y luego presidente de la república. Por prohibición del Gobierno del general Eleazar López Contreras, no firmaron el acta fundacional su principal líder y promotor Rómulo Betancourt, ni Raúl Leoni, Gonzalo Barrios, Valmore Rodríguez, Carlos D’Ascoli y otros líderes. El comunismo estaba prohibido como doctrina y se acusaba a los dirigentes del nuevo partido de simpatías con esta ideología foránea.

Todo comenzó aquel Carnaval de 1928 cuando estudiantes universitarios promovieron protestas contra la dictadura del general Juan Vicente Gómez y en procura de cambios fundamentales en el sistema político venezolano, como elección universal, directa y secreta del presidente y los cuerpos deliberantes.

Según el historiador barquisimetano Manuel Caballero, aquellos jóvenes universitarios, con su forma civilizada de protestar, “inventaron la política en Venezuela”. Los chácharos de Gómez disolvieron aquella manifestación realizada en la coronación de la reina Beatriz I y encarcelaron a los líderes de la revuelta y al poeta tocuyano Pío Tamayo. Castigados

por la dictadura, los jóvenes protestatarios conocidos como la Generación del 28, fueron a las cárceles y trabajos forzados en las carreteras y luego al exilio.

Acción Democrática se gestó en 1931 en Colombia, con el Plan de Barranquilla, manifiesto escrito por Rómulo Betancourt, originario documento de la Agrupación Revolucionaria de Izquierda (ARDI) suscrito por los perseguidos por la dictadura gomecista. En 1936 es el Movimiento de Organización Venezolana (ORVE) y se agrupan después en el Partido Democrático Nacional, PDN, presidido por Jóvito Villalba, organización génesis de AD, partido fundado para trascender en el tiempo como Rómulo Betancourt dijera posteriormente.

Aquel 13 de septiembre de 1941, escribió Betancourt, de aquel día que calificó de singular para Venezuela, “se colmaron el ruedo y las gradas del Nuevo Circo caraqueño para el festejo alborozado de la primera actuación a la luz pública del partido. Discurrimos ante una multitud receptiva y casi electrizada de venezolana emoción, Rómulo Gallegos, Andrés Eloy Blanco, Mario García Arocha, Luis Beltrán Prieto, Ricardo Montilla y yo!”.

Sobre este nuevo aniversario la dirigente de Acción Democrática en Lara Sobella Mejías expresó que “son 77 años de historia de logros democráticos y avances sociales que odios, resentimientos y mezquindades no pueden negar”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios