#OPINIÓN Se llamaba Rosalinda

Maximiliano Pérez | Foto: Archivo/Referencial |

(…) Yo jugué mi araguaney, / mi cobija y mi sombrero; / perdí todo mi dinero / me quedé sin un centavo, / y para sacarme el clavo / con los nervios amargados, / en la ley de un par de dados / se la jugué a un indio bravo. / Se amontonaron los peones / para ver quién la ganaba; / cada fibra me saltaba / de los soleados pulmones; / se ovillaron mis canciones / en los silencios ignotos / y dije entre sueños rotos / “VOY JUGANDO A ROSALINDA” / y el dado en la noche linda / ¡ME DEVOLVIÓ LOS COROTOS!…
Ernesto Luis Rodríguez (29-2-1.916 / 24-10-1.999).

La mujer venezolana ha sido inspiración de muchos poetas y compositores, Rosalinda, es un poema autóctono, de muchísima fama, emblema de nuestro llano y arraigo de nuestro folklore que identifica a nuestras mujeres llaneras…

Nacido en Zaraza, estado Guárico, Ernesto Luis Rodríguez, periodista de larga data, escribió este poema cuando tenía sólo 18 de edad. Además, fue autor de numerosas letras de conocidas composiciones del maestro Juan Vicente Torrealba, como “Barquisimeto”, “Valencia”, “Luna y Lejanía”, “Junto al Jagüey”, “Por el Camino Real”, “La Jardinera” y “Rosario” (tema ganador del primer lugar de la Voz de Oro de Venezuela, 1.969).

Durante su fructífera vida dejó las letras para himnos de universidades, instituciones militares, deportivas y municipales fueron premiadas más de treinta, en diversos concursos. Son parte de los himnos de, entre otras instituciones: la Universidad de Carabobo (1959), la Universidad Metropolitana (1995), ambos con música del maestro Antonio Lauro; la Universidad de Guayana (1990), con música del maestro Inocente Carreño; Fuerza Aérea Venezolana (1981); Escuela de Aviación Militar (1981). También fue el autor del Himno de la Juventud – Batalla de La Victoria (1945); Canto al Río Orinoco y Lago de Maracaibo (1943), por el cual recibió el Premio Udón Pérez; Himno del Anciano (Inager, 1980); Himno del Sesquicentenario de la Independencia, con música de Antonio Estévez, además de los himnos de los municipios caraqueños Baruta (1994) y Chacao (1994). Fuente:Internet.

Tomo estas palabras hilvanadas en un reconocimiento a las mujeres guerreras, luchadoras invencibles en la defensa de la libertad y la democracia que en genes, enseñanza y con el ejemplo de los principios y valores tradicionales transmiten y fortalecen la esperanza que no nos han podido expropiar; en la seguridad de que si actuamos correctamente y logramos romper las cadenas que subyugan a Venezuela… ¡Recuperaremos todo lo perdido!
Queda poco tiempo para tomar una decisión que nos lleve a lo que tanto ansiamos y hemos buscado. Todos sabemos lo que enfrentamos, debemos actuar utilizando la lógica y la razón; con malicia ejecutada con prudencia. Estamos saturados de cánticos de sirenas; de promesas incumplidas; de eficaces y eficientes manipulaciones que han destruido al país.

Absolutamente todos los votantes somos mayores de edad y aun los más ignorantes han sufrido lo mismo que hemos sufrido los ciudadanos dela nación que ha podido ser líder en desarrollo y bienestar social. Tenemos la responsabilidad de tomar la decisión correcta.
Debemos analizar: ¿qué podemos ganar o qué podemos perder el 20 de mayo, si avalamos o no este proceso electoral?

Más importante que la opinión internacional es la justicia internacional, porque es camino de paz, y ambas están a la espera del mensaje que le daremos los venezolanos… porque actuarán de acuerdo a ello.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios