#OPINIÓN Señora maravilla, paradigma histórico (Cap. Final)

Amanda Victoria | Foto: JDVV |

“Encontrar algún motivo para correr no es difícil, lo difícil es motivarnos para encontrarlo” (Iraida Finol)

Ni el tiempo ni la vida detienen su avance ni dan tregua. No basta con desear alcanzar lo inalcanzable, la fe en uno mismo y las ganas de vivir es el mayor aliciente para ponerse en acción y vencer las trabas que la sociedad pretende imponernos y las barricadas de los años.

Cuando se lo propone el ser humano puede hacer de su vida algo extraordinario. El deportista lo da todo por la gloria, a medida que avanza va coronando sus metas. Se parece al compositor que dirige sus violines hacia el azul cielo cuando quiere cantarle a la gloria para inmortalizarla en su memoria e inmortalizarse él también.

Aunque el viento de los años sople en contra, Iraida Finol ha demostrado con su espíritu y coraje que todo se puede vencer en esta vida, hasta la misma tiranía del tiempo. Ella seguirá viendo en la cumbre su sol reverberar.

Hasta la presente fecha esta mujer maravilla ha participado en 43 carreras de 8-10-12-15 y 21 kilómetros, entre estas figura la carrera del maratón de Nueva York de 42 Kilómetros y pico vestida de mujer maravilla.

Graduada ya de maratonista cuya toga y birrete fue el disfraz de “Mujer Maravilla” es su mayor logro después de haber recorrido 42, 195 Kilómetros en siete horas y cuarenta minutos sin descansar (contaba con 68 años en ese momento).

Con 71 años que lleva con orgullo, Iraida es incansable, cada día tiene en mente medírsele a nuevos retos, entre estos está el de los cinco maratones internacionales que le faltan para completar los seis más importantes del mundo.

En su otro tiempo Iraida da charlas motivadoras para conservar la salud y alargar la juventud, elucubra sobre su libro Memoria y cuenta de su proyecto de vida, en sus charlas pone énfasis en la alimentación del deportista, también proyecta sacar al mercado ropa deportiva para personas de la tercera edad con la marca Maravilla Running.

Desde muy pequeña esta señora hacía ejercicios de acróbata, su madre le decía que ella sería la reina en un circo, pues era buena en sus acrobacias. Iraida se graduó de Maestra Normalista porque le gustaba enseñar, igualmente optó por estudiar Odontología. Perteneció al Orfeón universitario como contralto, es madre de dos hijas, su mayor pasión es el baile “Nunca he tenido nada que no he querido” (Iraida Finol).

En la maratónica carrera de Nueva York el disfraz de “Mujer maravilla” de Iraida ganó el primer premio, en 2012 ganó la medalla del primer lugar en la carrera “Jira Jara” de ocho kilómetros, en Mayo 2014 medalla segundo lugar en la carrera de 15 Km de Porlamar, Mayo 2014 trofeo y medalla al mejor disfraz, Junio 2014 trofeo y medalla 1er lugar , 15 Km en la carrera Ultratrail en la Gran Sabana, Julio 2014 trofeo y medalla segundo lugar carrera Funda Mamá Lara de diez km, carrera Divina Pastora de 21 km en Barquisimeto, febrero 2015 trofeo y medalla primer lugar carrera de 10 km en Maracaibo, Abril 2015 trofeo y medalla tercer lugar en la carrera Fundalara de diez kilómetros, Noviembre 2015 medalla de maratonista , maratón de Nueva York 42, 195 Km, Abril 2018 galardón “El venezolano de oro”, Maracaibo, Estado Zulia.

Felicitaciones a esta Mujer Maravilla de 71 años a quien dejo para su historia mi admiración, respeto y mi frase con la que finalizo el presente artículo: “El éxito no es el resultado de un accidente de la vida ni un golpe de suerte, es el resultado únicamente de la voluntad, perseverancia y esfuerzo de quien lo conquista”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios