#OPINIÓN Truena y relampaguea sin llover

Alberto Jordán Hernández | Foto: Archivo/Referencial |

Estamos bajo un cielo encapotado, es decir cubierto de nubes que amenazan lluvias. No otra situación puede deducirse de 55 manifestaciones contabilizadas en un solo día de julio.

Emblemático el paro nacional de enfermería en exigencia de salarios dignos e insumos para los centros hospitalarios. Cuenta con solidaridad del resto de gremios de la salud y la acción de trabajadores de Corpoelec. Respuesta del autoritario régimen es la represión.

Resalta la inseguridad del régimen pese a estar sostenido militarmente; la continua violación de los derechos humanos atribuido a su carácter dictatorial que ha merecido sanciones individuales a calificados funcionarios, algunos con documentadas pruebas de corruptos y narcotraficantes de drogas, por EEUU, la Unión Europea y Canadá.

De ser considerado el país más rico del mundo por sus recursos mineros, comenzando por el petróleo, hoy es compadecido mundialmente por la hambruna generalizada y la falta de medicamentos que causa muertes.

Mención especial la acredita la Venezuela con más esclavitud moderna de Latinoamérica, según informe de fundación Walk Free divulgado por ONU.

Una ineficiencia, para no endilgarles incapacidad, se acusa igualmente en el liderazgo de Oposición. Por fortuna se tiene una vocería internacional, en la cual sobresale el Grupo de Lima. Y ahora cobra vigencia la disidencia oficial como la Fiscal General Luisa Ortega que lidera juicio contra Nicolás Maduro, que aquí padece de mudez.

Se actualizan críticas al régimen de sus sostenedores que aceptan fracaso del modelo socialista, entre ellos Rodrigo Cabezas y Jesús Faría, ex ministros de Finanzas y de Comercio Exterior. Se agregan posiciones del ministro
Freddy Bernal y del ex guerrillero Julio Escalona.

No olvidar a los jefes militares y ex ministros presos: Isaías Baduel, el que restableció a Chávez en el mando que le obligó a renunciar el alto mando militar del abril 2002 y Miguel Rodríguez Torres, del 4F92, de donde surgieron los que originaron la tiranía.

Una reconocida figura es Rafael Ramírez Carreño, el que acuñó el rojo rojito. Funcionario clave cuando ejerció como ministro del Petróleo y presidente de PDVSA (“que *vendetta* miserable llevó a ruina”), vicepresidente del área económica, Embajador en la ONU; de estrecha relación con Adán Chávez y Ali Rodríguez Araque.

En lo partidista, figura en una vice presidencia del PUSV.

En su artículo “El país no aguanta más”, publicado en Aporrea, hace contundente precisiones que bien podrían servir de chuleta a jefes partidistas que se dicen opositores.

“Una calamidad para el pueblo paga por la incapacidad del *pranato* madurismo; del malandraje, que impuso un virtual toque de queda; no hay perspectivas de futuro, con un proceso hiperinflacionario; se debe trabajar en conformación de Gobierno de Emergencia, de un proceso de reunificación de fuerzas progresistas para evitar una explosión social; debe cesar la persecución, hay que liberar a los presos políticos; se debe restablecer la legalidad y el principio de ser garante del debido proceso, y del respeto a los Derechos Humanos; debe iniciarse movilización popular para combatir en la calle los ilícitos vinculados a la especulación, acaparamiento, transporte, niños en la calle, salud, alimentación”.

Sigue con más expresiones “llamado a que vuelvan quienes se han ido, y que se incorporen a la reconstrucción; la Fuerza Armada debe concentrarse y movilizarse en tareas vinculadas a la Defensa Nacional; darse lucha contra grupos paramilitares; debe romperse el aislamiento internacional; intervenir ministerios, empresas e instituciones responsables de alimentación, salud, medicamentos”.

Así truenos y relámpagos anuncian lluvias que esperamos no sean tormentosas.

Al MARGEN. Burla del militarista régimen es el anuncio de regulación de precios. Obligan a supermercados a poner en una misma lista precios de miles y millones de bolívares.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios