#OPINIÓN Ventana abierta

Eduardo Iván González González | Ilustración: Victoria Peña |

No son 5, ¡Somos 100 mil veces pobres!

Para recordar: “Dios no es hombre, para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta” (Números 23:19).

Desde acá admitimos (admito) que al escribir nuestro artículo anterior, el N° 642, EL IMPULSO, 15/08/18, sentimos y con mucho pesar, que en cierto modo cometimos un “error” al decir que Venezuela iba a estar cinco (5) veces más pobres, porque se le quitaría cinco ceros a nuestra moneda. Pero, la realidad es otra, nuevamente, a nuestra manera de ver: No son 5, ¡Somos 100 mil veces más pobres!

Dividir entre 100.000, nos hizo pensar en esa pobreza y muchos, alegremente en calle decían que era lo mismo, que si algo costaba cinco millones (5.000.000), ahora va a costar cincuenta (50) bolívares. Eso es un espejismo. Y lo difícil para que nuestra mente se acostumbre, que el nuevo billete de 2, equivaldría a 200 mil bolívares.

Ni hablar, como amanecieron nuestras cuentas bancarias el lunes 20/08. Cualquiera, seguramente pensó, que al tener tres millones en una cuenta, tenía mucho dinero, pero eso son apenas 30 bolívares. Y ¿Qué se compra con ese dinero? Para colmo, el presidente N. Maduro, estableció un sueldo inalcanzable de 180.000.000 (ciento ochenta millones de bolívares, de los anteriores, que vienen siendo 1.800 de los actuales ¿Con qué se come eso?

Comparando: Hay cosas que costaban cinco (5) mil bolívares (colocarle aire a un caucho, por ejemplo).El pasaje 10 mil, 20 mil (0,05; 0  1;0,2 respectivamente). Entonces: Que alguien nos diga ¿Con qué moneda pudiéramos pagar, actualmente, esos servicios? ¿Cuánto perdimos? Ya nadie va a cobrar algo menor a  0,5 y eso equivaldría a 500.000 bolívares ¿Estamos o no estamos más pobres? Ya las veces no importan.

Hace años, tres ceros; luego tres ceros más; ahora son cinco. Mañana no se puede y se arrepienten; no se arrepienten de dolor, sino la presunta o posible equivocación.

Según el Nacional, digital, “con los nuevos aumentos la gasolina de 91 octanos y el diésel automotor quedarán en 0,70, y 0,50 bolívares soberanos por litro, equivalentes a 70.000 y 50.000 bolívares fuertes. Esto representa incrementos de ‘7.000.000’% y 1.416.566% frente al precio actual de 1 bolívar y 0,58 bolívares el litro, respectivamente” (16/08/18). Necesitamos pagar más por la gasolina, pero no de esa manera tan abrupta.

En esos cambios, económicos o administrativos, y a la carrera, se comenten muchos errores. En ese sentido, los seres humanos tendemos a cometer pecado y errores, de eso no se escapa nadie. Pero, tomar decisiones y arrepentirse al día siguiente, lo hacen los gobiernos a cada rato. Por ello, nuestro verso de hoy: “Dios no es hombre, para que mienta… o, para que se arrepienta” (Números 23:19).No obstante, el arrepentimiento que Dios quiere de nosotros, es la parte espiritual para poder salvarnos (2ª Crónicas 7:14; 2ª Pedro 3:9).

Esos errores humanos, son los que Dios quiere evitarnos. Nadie debe discriminar a otro, como Dios no lo hace (Hechos 10:34). Y este y otros gobiernos le han dicho “No a la discriminación”, en más de una oportunidad. Observemos: Tal vez, no terminen o no puedan  subsidiarla gasolina, al que tenga un carnet; de la misma forma como ha pasado con la comida, que no le llega a todos los que tienen dicho instrumento.

En cambio, Dios todo lo que promete lo cumple y no se arrepiente. Confiemos en Dios, que todas las promesas son para nosotros (Lucas 12: 29-31) y así seamos varias veces pobres, no faltará el pan en casa del justo, ni en la del menesteroso (Salmo 37:25).

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios