#OPINIÓN “¡Voz de Dios y no de hombre!”

Eduardo Iván González González | Ilustración : Victoria Peña |

Para recordar: “Y el pueblo aclamaba gritando: ¡Voz de Dios, y no de hombre!” (Hechos 12:22). El texto bíblico, de inmediato nos lleva a la muerte, prácticamentebuscada, del rey Herodes Agripa (40 – 44 d.C.); nieto de Herodes el Grande (Mateo 2:1). Éste último, fue quien trató de matar a Jesús, el Hijo de Dios,el recién nacido rey, el cual, años más tarde, fue crucificado por su propio pueblo.

El rey Agripa, o esos gobernantes oprimían al pueblo, lo mataban, robabanen el nombre de susdioses, gobernadores, o en el nombre de Dios,algo totalmente adverso al evangelio de Jesús, cuyo mensaje central es: Perdón, amor entre ellos, salvación,Segunda venida,resurrección, vida eterna, entre otros.

A la luz del libro de los Hechos, en sus capítulos 10, 11, 12 y también a los estudios realizados por Paroschi, W., (2018), en la Guía, del mismo nombre,resalta el protagonismo del apóstol Pedro, en la época que Pablo y Bernabé se fueron de Jerusalén. Eso lo llevó a predicarle a los propios judíos; a los romanos y a los gentiles en general.

En ese contexto, Dios llamó a Pedro para que le predicara a Cornelio, prosélito centurión romano, a quien él lo llamaba inmundo o a los que no eran judíos. Pero Cristo, según Hechos 10, le dijo que Él había venido para limpiar a la humanidad de todos los pecados. De allí se convirtieron muchas personas.

Ese progreso evangelístico, enfureció al diablo, quien usó a Herodes Agripa como su instrumento para que persiguiera a los discípulo, y primeramente mató a Jacobo (Santiago), hermano de Juan el Apóstol,ambos hijos de Zebedeo (Marcos 1:19). Después inicio una encarnizada persecución contra Pedro.

Tal rey, pronto atrapó a Pedro y lo llevó fuertemente custodiado a la cárcel, para enjuiciarlo yejecutarlo. PeroDios, no lo permitió y por medio de un ángel mandó a liberarlo y burlaron a los 16 guardiasromanos (Hechos 12:16).

Antes de querer matar a Pedro, Agripaplanificó una fiesta, un “bacanal” y al mismo tiempo se estaba metiendo con Dios mismo.Se vistió con vestiduras reales y en medio de la fiesta la gente, bajos los efectos del alcohol, “alocadamente” le dijeron: “¡Voz de Dios y no de hombre!” (Hechos 12:21-23). En otras palabras, lo endiosaron, como algunas personas lo hacen con otros, especialmente algunos gobernantes quieren que hagan con ellos.

Tras la vociferación, al mismo ángel que liberó a Pedro, Dios le ordenó que hiriera mortalmente a Herodes. En tal sentido, E. White, en su libro, Hechos de los Apóstoles, señaló que Agripa antes de morir, mencionó: “Aquel que ensalzasteis como un dios, está herido de muerte” y murió (cap. 15).

Hay tetrarcas que dicen que son la “Voz de Dios”, siendo esto una herejía; muy semejante cuando encontramos dirigentes religiosos que quieren perdonar pecados, eso también es una blasfemia.El problema es que los mil nombrados políticos si fueran la voz de Dios, no estuvieran matando al pueblo de muchas formas: Hambre;ausencia de: asistencia médica,medicinas, servicios públicos, transporte, destrucción e improvisación de la economía, violando las Leyes del Creador y también las leyes de la humanidad, sin tomar en cuenta que existe un Dios en los cielos.

No perdamos la esperanza que Dios aplica los correctivos a su debido tiempo.La Biblia declara: “Dios no puede ser burlado…” y aprovechamos el tema para decir: “A buen entendedor, pocas palabras”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios