Ramón Querales… Caminito que un día

“Caminito que el tiempo ha borrado
Que juntos un día nos viste pasar
He venido por última vez
He venido a contarte mi mal”
A pesar de la diferencia generacional, con orgullo creo poder contarme entre los amigos de este ilustre poeta e historiador larense, intelectual de profunda formación y de regia postura política. De fuertes convicciones, a veces era asido en sus palabras, pero sincero y nada de hipócrita.
Ramón Querales, quien con mucho orgullo pregonó su descendencia de la etnia ayamán, nació en Matatere, caserío de la Parroquia Aguedo Felipe Alvarado, Municipio Iribarren, estado Lara, el 4 de Mayo de 1937, se crió en La Turikía, próximo a Aguada Grande, Urdaneta. Estudio parte de la primaria en la Escuela Pío Tamayo de Aguada Grande y la secundaria en el Liceo Lisandro Alvarado de Barquisimeto e inicio estudios universitarios en la ULA los cuales no concluyo.

Ejerció durante más de 22 años el oficio del cronista de Iribarren, electo por sus méritos en concurso de credenciales y no a capricho de nadie. La crónica, la historia, el teatro, las culturas indígenas y etnolingüísticas son algunos de los géneros literarios que abordó. Durante más de veinte años mantuvo su columna semanal de todos los lunes a la que nombró: Caminito que un día, haciendo referencia al famoso tango del cual era apasionado fanático. Esta columna fue su válvula de escape, de allí salieron luego obras historiográficas, fundamentalmente dedicadas a la historia local y la dignificación de los ancestros indígenas. También recordamos otros trabajos como: Reparaciones a la historiografía del estado Lara, según el mismo expresó: “Frente a tantos y desafortunados errores historiográficos (…) llegamos a la conclusión de estar frente a una ‘sinfonía de fraudes’ historiográficos de carácter local, que parecían formar, no situaciones casuales y puntuales, sino parte de todo un sistema cuyas motivaciones era necesario, establecidos los fraudes, averiguar”.

Sedesempeñó por varios años como investigador en el centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos, UCLA, Fundacultura, Congreso Nacional, Biblioteca Nacional y Academia Nacional de la Historia. Recibió cinco premiaciones nacionales de poesía y una estatal, así como el Premio de Literatura Antonio Arraiz, mención ensayo, que otorga el Municipio Iribarren. Su obra publicada consta de 72 títulos, entre poemarios, (Aguas Negras, Exiliado del Alba, La Guaroa, Habitación del Olvido, entre otros), ensayos, antologías, trabajos bibliohemerograficos y de historia municipal.Miembro del Consejo Consultivo Nacional de la Casa de Las Letras “Andrés Bello”.Coordinador del Comité Consultivo para la Celebración de los 450 años de Barquisimeto.

Recientemente fue homenajeado por la Feria Internacional del Libro yen la duodécima edición del Festival Mundial de Poesía de Venezuela. Querales le explicó a Ciudad CCS cómo se siente tras ser homenajeado en el marco de este evento cultural: “Ando buscando cómo sentirme porque no estoy acostumbrado a esas cosas, yo aplico algo que me enseñó un amigo, él decía que los honores ni se buscan ni se rechazan, esto no lo busqué, pero tampoco lo iba a rechazar. Me parece que es un premio a una labor de 61 años y más de 70 libros publicados”.Agregó que su inspiración de convertirse en poeta surgió desde el hogar:“durante toda mi vida he estado tratando de pelear con la palabra, a ver si la puedo vencer y confieso que hasta ahora no he podido, es ella la que siempre me gañotea a mí”.

A Malula y sus hijas Valia, Valentina, Dasha y Carla nuestro sentimiento de pesar por tan lamentable perdida, pero queda el orgullo y el compromiso de hacer merito a su nombre.

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios