#COLUMNA Retacitos 13-05-18

JBS |

El ventajismo que ha venido aplicando el candidato oficialista, a lo largo de toda la campaña electoral es completamente desmedido, abusivo y grotesco, ya que no solo utiliza los vehículos de las diferentes dependencias oficiales, sino los distintos medios de comunicación del Estado para sus cadenas, donde utiliza niños menores de edad, sin ningún tipo de escrúpulos, presiona a través de la patria, de las cajas Clap y amenazan a los empleados públicos y a los pensionados, con botarlos y eliminarles la pensión, sino votan por el candidato de Miraflores. Todas estas quejas han sido presentadas por los representantes de los demás candidatos al CNE, pero la Tiby ni pendiente, de todas maneras ya por allí hay apuestas, sobre el numero de votos que sacará el susodicho, en relación con los demás participantes. Bueno amanecerá y veremos.

Empresas y personas naturales en Lara aún siguen esperando, por la emisión de la solvencia de parte de Corpoelec, documento que no ha sido entregado en los últimos meses, sin que la empresa de servicios, en una evidente y extrema demostración de ineficiencia y de desidia, haya atendido a los reclamos y denuncias que por distintos canales se han hecho, para que se resuelva este problema que impide a los afectados, realizar gestiones ante la propia administración pública. Incluso ya muchos de los afectados han comenzado a pensar mal, concluyendo que a lo mejor este documento no sale, debido a que dizque no se ha llegado “al monto de la comisión” que supuestamente esperan los emisores, lo que de ser cierto indica que aquel que más pague, obtendrá su solvencia.

Insólito, los concejales revolucionarios de Iribarren acordaron  suspender las sesiones del Concejo Municipal desde el pasado 7 de mayo, hasta después que pasen las elecciones, suponemos que todos deben estar participando activamente en la campaña electoral del inquilino de Miraflores, de tal manera que sucede y acontece, que salvo que venga una solicitud de crédito adicional de manos del burgomaestre achocolatado, no se reunirá la Plenaria, o sea, en estos momentos no hay sesión, como si los dramas que vive el municipio, y que por cierto son muchos, no tuvieran ninguna prioridad para estos sufridos representantes de la comunidad. La verdad que no hay derecho a que se burlen impunemente, de quienes pagamos los impuestos en la región

Sería interesante averiguar si es cierta la versión que se maneja en diversas organizaciones políticas de la región, las cuales han señalado que les ha llamado poderosamente la atención, como es que cuadrillas de trabajadores, a bordo de vehículos del gobierno regional y municipal, al parecer fueron vistas en la Ribereña, pegando afiches del candidato oficialista, pero también las del sargento de Nirgua y las del candidato evangélico, lo que ha despertado una serie de suspicacias, porque diera la impresión de que son caimanes del mismo pozo, que es lo que piensa todo el mundo, aún cuando otra lectura que se le pudiera dar a esta “coincidencia” de ser cierta, es que tratan de “reducir costos”.

La queja generalizada de todos los venezolanos, es que se debe buscar soluciones para el problema del efectivo, que se ha transformado en un verdadero drama. Los jubilados y también los trabajadores activos, se quejan de que Banvenez en Lara, solamente les permite retiros de 20.000 bolívares, que ya no alcanzan ni siquiera para pagar los pasajes en el transporte y llegan a Bs. 40.000 cuando “repican duro”, cifras que son realmente irrisorias cuando un kilo de carne ya supera los Bs. 3,2 millones, un cartón de huevos, 1,6 millones, un kilo de pimentón, Bs. 800.000 y un kilo de papas, Bs. 600.000, de manera que incluso ya los billetes de Bs. 100.000 no alcanzan ni para tomarse un café en barra. Es urgente revisar esas entregas de dinero por las taquillas bancarias.

Para nadie es una sorpresa que las protestas que casi a diario hacen los venezolanos, a lo largo y ancho de todo el país, se deben a las deficiencias en los servicios públicos, y esta es una verdad como un templo, que nadie la puede negar, porque todos las sufrimos, en mayor o menor medida, pero nadie se escapa. En el pasado mes de abril se registraron 130 protestas por problemas con el agua potable; 117 protestas por los recurrentes apagones eléctricos, que por supuesto ya nadie le cree al jefecito de Corpoelec, que se deben a sabotaje, sino que son producto de la ineficiencia y falta de inversiones y mantenimiento y, 91 por las ineficiencia en el suministro de gas doméstico, en donde además hay un “negocio entaparado”, que va a explotar en cualquier momento.

La presencia de los medios de comunicación de la región, cada día se hace  más dificil en las distintas actividades que se producen en la ciudad y sus alrededores, debido básicamente a los problemas de los insumos como papel, tinta, planchas de impresión; deficiencias del transporte que impide que los trabajadores lleguen a sus centros laborales, de manera que algunos medios están pensando en utilizar la Unidad Estrategica Comunicacional que dirige de FS, donde se reunen diariamente personajes noticiosos, como un centro de operaciones que les ayudaría a reducir costos y mantener a los larenses debidamente bien informados. La verdad, que no suena tan descabellada la idea.

Sería interesante averiguar si es cierto que el día 10 de mayo, en horas de la noche habrían sido detenidos varios oficiales de la Brigada Blindada, y trasladados a Caracas, lo cual de  ser cierto, pone en evidencia el gran nerviosismo que existe en el alto gobierno, ante las renuncias y solicitudes de baja de cientos de efectivos de los componentes castrenses, muchos de los cuales se han ido del país, en busca de mejores condiciones de vida, ya que en los cuarteles las condiciones son terroríficas, dizque no hay comida, las dotaciones de uniformes brillan por su ausencia, sobre todo en los cuadros medios y bajos. Recordamos que hace algunos meses atrás varios soldados fueron detenidos en Lara, acusados de supuestamente haberse robado unos chivos para comer.

Sorprendidos los trabajadores del CLEL ante el cinismo del cómplice de la estafa en esa corporación legislativa, quien aún permanece allí y, además ha tenido el tupé de remitir comunicaciones al Sindicato y a las comisiones de Derechos Humanos y Seguridad Laboral, pidiendo ayuda porque dizque lo están maltratando, cuando todo el mundo conoce la historia, y aseguran que “debería darle pena”, temiendo la gente honesta, que dado el grado de complicidad que allí existe, no debería sorprender que salgan a defenderlo, lo que por supuesto pondría en entredicho la seriedad del organismo sindical y de sus dirigentes.

Por cierto, también les ha causado sorpresa a los trabajadores, que a la directora que señalan como presunta responsable del “extravió” del dinero, le imputan el delito de malversación de fondos, cuando la realidad lo que allí hubo, según dicen, fue un vulgar robo, comentándose en los pasillos que pareciera que en este caso “hubo alguna negociación”. A propósito también se quejan los empleados y obreros de que aún están a la espera del bono del Día del Trabajador”, el cual fue ofrecido formalmente, pero hasta esta fecha no se ha hecho efectivo, es decir que ofrecen pero a la hora de las chiquitas, no cumplen, por eso nadie cree en ellos.

El rechazo a la presencia de la jefecita de recursos humanos de la Alcaldía (ZS), en el CLEL, quien dizque apareció pretendiendo dar órdenes en personal, queriendo quitar y poner, firmando documentos como licenciada, cuando al parecer la señora apenas es bachiller, en una clara usurpación de funciones, lo cual es un delito tipificado y penado por la Ley, fue rotundo y total, diciéndole los empleados, que allí no tiene nada que buscar. Se preguntan “¿Hasta cuando tendremos que estar padeciendo estos desastres, donde los trabajadores somos los que llevamos la peor parte, porque somos los más delgados de la cabuya?”

Sensación que se percibe a lo largo y ancho de todo el país, es de incertidumbre, la gente en la calle anda con una cara de desesperanza, de frustración al ver como lo poco que puede obtener por su trabajo, no le alcanza para atender sus necesidades mínimas, el transporte de pasajeros está paralizado en más del 70%, el suministro de agua a los hogares se ha convertido en otro calvario, las fallas del servicio eléctrico ya son incontables, y en zonas como el Estado Zulia son verdaderamente dramáticas, nadie se atreve a protestar por temor a los colectivos que paga el gobierno para amedrentar a los ciudadanos de a pie, así que esto nos lleva a concluir: estamos sentados en un polvorín que puede explotar en cualquier momento, así que ojalá que la sangre no llegue al río.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios