#OPINIÓN Retacitos 19-08-18

Después de casi mes y medio de vacaciones, a mi regreso me encuentro que todo está peor que antes, ahora con el ingrediente adicional, de una fuerte represión en contra de la dirigencia politica de la oposición, tirando flechas a diestra y siniestra en sus acusaciones, utilizando además, al parecer, métodos de persuación, propios de gobiernos dictatoriales, lo cual ha generado el rechazo, no solo a nivel nacional, sino también internacional, que exigen un cese inmediato al acoso y la persecución, siendo repudiadas todas las actuaciones de los cuerpos de seguridad, quienes se han saltado a la torera todos los procedimientos legales, en sus actuaciones.

Es necesario iniciar una cruzada, tanto nacional como internacional, por la libertad de Juan Requesens, Baduel, Saleh y el resto de los presos políticos muchos de los cuales han sido encarcelados injustamente, a quienes se les siguen juicios políticos y, como en el país no existe Estado de derecho, además la justicia está mediatizada, a estas personas solamente les queda apelar ante la Corte Celestial, de lo contrario seguirán privados de libertad, mientras el sustituto y sus acólitos permanezcan en el poder, si no se matan antes entre ellos.

Sigue causando estragos en los bolsillos de la población venezolana, el impacto del último aumento del salario mínimo y de los bonos anunciados por el inquilino de Miraflores, ya que como lo alertamos, los incrementos de los precios de los bienes y servicios se han encarecido hasta el 500% y 700%, superando ampliamente la Canasta Bàsica, los 323 millones de bolívares, por lo que se requieren 10 millones de bolivares diarios, para poder adquirirla, ya en distintos lugares están cobrando en dólares y el billete de 100 bolìvares ya nadie lo recibe, de allí que se ajusta a la realidad la posición de la CTV: “Si no se aplican correctivos el país va directo al caos”.

También genera honda preocupación, el alerta formulado por Fedeagro, al advertir que se mantiene la caída de la producción nacional de alimentos, que ya tiene diez años continuos, sin que se esté haciendo nada para revertir la tendencia; por el contrario, el ciclo de invierno prácticamente se perdió, porque todas las expectativas de siembra, se vinieron abajo por la falta de semillas, fertilizantes, agroquímicos, repuestos para las maquinarias y divisas para poder importar, de manera que la escasez y el desabastecimiento para finales de año, será de pronósticos reservados.

Tampoco se le ve una solución a la problemática del servicio del transporte público a nivel nacional, el cual ha escapado de las manos del Ejecutivo, quedando el asunto en poder de las organizaciones gremiales de los transportistas, quienes no están pensando en los problemas que en estos momentos vive el pueblo venezolano, con unos ingresos erosionados y disminuidos por la hiperinflacón, sino que quieren cobrar sus pasajes dolarizados al igual que el resto de la economía, lo que amerita que se busquen soluciones justas y equitativas, donde no sea el usuario el que reciba la peor parte.

No deja ninguna duda la clara posición de la hidrológica larense ante el grave problema de suministro de agua a las Colinas de Santa Rosa, al expresarles que no cuentan con los recursos para adquirir las bombas que garanticen el suministro del vital líquido, ya que las actuales están obsoletas y dañadas por el uso, la propuesta ha sido que los vecinos están dispuestos a aportar los recursos para adquirir los equipos. Por supuesto que se debe establecer un acuerdo por escrito en el cual quede definido, que las bombas son propiedad de las urbanizaciones que aporten para su adquisición, no de hidrobarro.

La inseguridad vial en las principales carreteras del país, se ha convertido en un verdadero karma para los conductores que por una u otra razón, tienen la necesidad de trasladarse de un punto a otro en la geografía nacional, debido a la absoluta falta de vigilancia por parte de las autoridades. En efecto, ya no se están asaltando solamente las gandolas y camiones con alimentos, ahora están atracando a los vehículos particulares; además si por desgracia un conductor se le accidenta su vehículo en un lugar aislado, le quitan los cauchos, la batería y lo que lleva, dejándolo a la buena de Dios.

Aun cuando ya han pasado varias semanas, es importante expresar el gran malestar que produjeron en la zona, las declaraciones del jefecito del gremio de los médicos en Lara, quien al parecer dejó entrever que los parlamentarios que investigaban la muerte de los infantes en el pediátrico, estaban recibiendo dinero para quebrar el movimiento de protesta de los gremios de salud. Dicen que el personaje anda desbocado en sus aspiraciones por ser alcalde de Palavecino, y que sus expresiones no contaban con el aval del gremio médico ni con su partido AD, por lo que se expone a problemas legales por bocón.

Un problema ecológico de incalculables proporciones podría presentarse en Palavecino con la expropiación de tierras, que tienen protección por ser calificadas como Áreas Bajo Régimen de Administración Especial (ABRAE), para la construcción del Puerto Seco de este Municipio. Al parecer existe un estira y encoge en esa responsabilidad: el INTI dice que es responsabilidad del Concejo Municipal y este dice que es el organismo de tierras. ¿Qué opinarán los ecologistas de esto?, lo estamos alertando con tiempo.

Recuerdan el caso del autobús Yutong de la misión Robert Serra, que en diciembre del 2017, se llevó por delante a una camioneta Dodge Caravan, accidente que ocurrió a la 1:40 a.m., al lugar se presentó Cristop, alto chivo de la misión, quien se comprometió a asumir todos los gastos, un primer presupuesto para la reparación de la camioneta fue de Bs. 680 millones, hoy siguen peloteando al propietario , un ingeniero profesor jubilado, quien ahora anda pelando y a pie por la irresponsabilidad de estos funcionarios públicos, que se comprometen y después no cumplen, lo que es característico en la revolución bolivariana.
En la Policía de Yaracuy podría estarse registrando el holocausto yaracuyano, los privados de libertad en ese recinto están padeciendo de múltiples enfermedades y de desnutrición. Al parecer ni el Defensor del Pueblo ni el Fiscal General, están enterados de esta situación irregular, los reos denunciaron mediante videos las condiciones infrahumanas en las que allí viven. No es posible que sigan muriendo venezolanos por el irresponsable funcionamiento de nuestras instituciones, todo este ante la mirada complaciente del gobierno de esta entidad federal.

Hace unos cuantos días atrás, circuló profusamente por las redes sociales, la información en torno a un escándalo en el Saime, donde se involucraba a directivos de esta dependencia de presuntos hechos irregulares, incluso de la desaparición de una cantidad significativa de divisas, que supuestamente cobraban para agilizar las tramitaciones de pasaportes y otros documentos, incluso se habló de detenciones; sin embargo, como en todos los caso en los cuales aparecen involucrados funcionarios afectos al proceso, parece que el tema fue “cuarenteado” y no se ha sabido más de asunto.

El gobernador de Yaracuy al parecer pretende aplicar en su territorio, las mismas acciones de represión que está aplicando el alto gobierno en el país, ya que leímos en la prensa regional, la retención de que fuera objeto el diputado Biaggio Pillieri, por parte de funcionarios de la policía yaracuyana, violentando la Constitución, ya que no le pararon ni media a la inmunidad parlamentaria del diputado, además la explicación de la gobernación para justificar la ilegal actuación, fue toda una “josera”.

Nos pareció totalmente injusta y fuera de lugar, la decisión de ordenar la detención de un ingeniero de Zoológico de Bararida, solamente porque tuvo la valentía y el coraje de denunciar las irregularidades que se registran en forma recurrente en ese centro de recreación, donde los principales afectados son los animales. Debemos dejar constancia que en esta sección hemos denunciado, en varias oportunidades esta situación, y al parecer no se han aplicado los correctivos.

A partir de esta semana estaremos cumpliendo con todos nuestros lectores, y tal como se los anuncie antes, por primera vez en 48 años que tengo laborando en EL IMPULSO, me tomé las vacaciones completas, descansé, ley mucho y ahora retornamos con las pilas puestas y dispuestos a continuar denunciando, lo que otros callan, y seguir creando conciencia sobre la necesidad de un cambio, más temprano que tarde, ya que estamos montados encima de un polvorín.

JBS

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios