Retacitos 01-02-2016

Como se los anunciamos meses atrás, doña Carmelina llegó a Lara para establecerse y quitar todos los poderes a la monarquía roja. La pasada semana la realeza larense, fue removida en esencia y ya les comunicaron que también serán despojados del cuartelito que montaron en la Av. Libertador. Ellos, habría dicho la doña, “que se vayan para el estado Cojedes”, donde al parecer tienen algunos bienes. En la esquina de los lamentos, donde todo se sabe antes, habrían visto al achocolatado recogiendo sus macundales en el estéril aposento de la calle 23 que por años no ha servido sino para cobrar 15 y 30. La gober cojedeña, como que aceptó a regañadientes al nuevo asesor de la entidad, donde dizque los muchachones de uniforme  montaron sus haciendas y hatos llenos de finos semovientes.

A propósito, el partido rojo en la región, en los próximos días recibirá un sacudón y aseguran, que la gente que dirigirá la almiranta, exigirá minuciosas auditorías  ya que la monarquía regional tiene varias dependencias inauditables. Aseguran que lo primero que será desmantelado son los negocios que surgieron con el manejo del cemento, donde al parecer se repartieron una torta con suculentas tajadas. No le perdonan a la monarquía “la debacle” de las elecciones, ya que no ganaron ninguna de las últimas, incluyendo la de Wüicho. El diputado con apellido de prócer, anda asustado, sabe que la guadaña de la doña cortará cabezas y entre las que pudieran caer, está la de él.

Los cambios que están en camino, son producto de la rigurosa evaluación a la que fue sometido el PSUV en el estado Lara. Los rojos sin hacer muchos esfuerzos, pudieron comprobar que en la región no se hizo ningún trabajo proselitista, todo se concentró en la regaladera, de allí la soberana paliza que recibieron los revolucionarios en la región, razones suficientes para que ahora les estén pidiendo cuentas, sobre todo por las grandes erogaciones de recursos que se hicieron, para tan menguados resultados.

A otro que al parecer tienen en salsa, es al jefecito de tranguiso. Se habla de allanamientos y localización de muchos rubros que debieron llegar al sector transporte desde hace tiempo. Allí en la calle de la lloradera, sector que emergió de la deslenguada esquina de los lamentos, aseguran que lo sacarán por unas dolencias que a nadie convencen, pero que son perfectas para que no lo echen por la puerta de la cocina.

Lo ocurrido en la Cárcel de San Antonio en Margarita, y que ha sido observado por todo el mundo, con motivo del asesinato del “Conejo”, demuestra el completo deterioro del sistema carcelario venezolano, el cual solamente funciona eficientemente en la mente calenturienta de la jefecita que maneja el sector, quien al parecer se pone una venda en los ojos, para no ver las armas de todos los calibres que manejan los presos, no solo en Margarita, sino en todos los penales del país. Una funcionaria que tuviese un poco de respeto por ella misma, habría puesto su cargo a la orden, pero lo que hay es un total caradurismo.

Como tantos otros jefecitos del Seniat en Lara, panchito el evangelizador, salió como tapón de champaña, lo defenestraron el 22 de diciembre y los trabajadores se enteraron fue a mediados de enero, al darse cuenta del despelote que había internamente. Incluso se conoció que algunos de los directores estuvieron “muy activos” mandando papeles para Caracas, comentan que uno que vive en el mismo hotel que la almiranta, le brindaba el desayuno todos los días, como una forma de bregarse el cargo, pero se quedó con los crespos hechos. En la esquina de los lamentos comentaron al conocer la noticia, “el que irrespeta a la Divina Pastora” paga su irreverencia, tarde o temprano, pero no se escapa.

Aseguran que la alta gerencia de Mercabar está tratando de echarle tierra, al caso del auxiliar de operaciones(EA), quien al parecer cobraba a los vehículos que pernoctaban en las instalaciones, en lugar de los 2.000 bolívares establecidos, negociaba por la mitad y dizque se los embolsillaba, caso que quieren ocultar, porque supuestamente el funcionario es uno de los protegidos por don Atila. Por cierto, denuncian que con dineros del mercado, pagaron 600 cestas de mandarinas que repartieron en la procesión del 14 de enero, causándole un daño patrimonial a la institución.

Es comentario generalizado que el Macaco salió de la DGSE sin pena ni gloria, tras plantear al Gober que le pagara su jubilación de inmediato, mientras que más de 5.000 docentes están esperando por este beneficio, habiendo solo en el “pedigree” del ex adeco a quienes sus propios ex compañeros le pusieron la soga al cuello para que le aplicaran la horca, el hecho de haber metido a muchos de sus familiares, además de no haber cumplido con las instrucciones que le dieron cuando lo pusieron en el cargo, que era hacer limpieza en esa dirección.

El burgomaestre de Palavecino, por fín quizás de tanto rogar que por caridad, mejorara el servicio de aseo en el municipio, o tal vez por recomendación del sargento de Nirgua, tomó la decisión de rasparse al jefecito del Iaspmupal, con la agravante de que, como como las cosas han continuado sin mayores cambios, a quien asigna como director es a un abogado muy samaritano recién graduado, sin ningun cursito, ni trayectoria ambientalista. ¿Será que no hay en Palavecino profesionales conocedores de esa materia?.

El capo de la UPEL, luego de tres años con alto cargo en el CM, no movió ni un dedo a favor de la Institución, ahora declara en nombre de todos los estudiantes y como un corderito, que el Pedagógico necesita comedores, transporte y transporte, estando consciente que todo eso dependen del presupuesto institucional, que a su vez ser aprobado por este moribundo gobierno del PSUV, del PPT, al cual dejaron sin dólares.

Porque no abogó cuando estaba en las alturas del poder. ¿Por qué les vendía los cubiertos a los estudiantes a precios no solidarios? El fulano está en el CM, en pregrado y, postgrado. ¿Cuánto tiempo le dedica a cada uno de estos escenarios? Por eso fracasan.

La hidrológica regional, tiene listo otro aumento del 30%, ya que de algún lado tienen que acopiar los recursos que se usarán en la campaña electoral que está a la vuelta de la esquina.

La Hidrobarro, manejada como una pulpería o caja negra, solo la gobierna el progresismo, porque sus socios natos, las Alcaldías, como viven en una constante repartición de palos a la piñata del erario público, se hacen los “bobos” y le dejan el lomito sin contraloría al progresismo. Como siempre, los primeros recibimos irán para los hijos de la señora María, en la antigua Zona de Compresión, quienes son los auténticos conejillos de indias.

Las autoridades del Ministerio de Educación Superior deben poner una lupa en la UNEY, en Yaracuy. En efecto en el segundo semestre del 2015 se realizaron concursos de oposición para asignar cargos a quienes aspiraban a ingresar como docentes de la Institución, al parecer varios de ellos fueron reprobados, sin embargo hasta la fecha, siguen como profesores en este centro de educación superior.

Comenzó el nuevo año académico y allí continúan, aún cuando en los concursos quedó en evidencia que no tienen la preparación necesaria para ser docentes universitarios y por consiguiente, para formar a los futuros profesionales de la República, así que mucho ojo.

Y hablando de Universidades, la mayoría de los rectores que participan en reuniones de AVERU, donde se plantean los debates, discusiones y reclamos en torno a las necesidades de las casas de estudios de todo el país, ya no recuerdan como es la cara del rector de la UCLA, quien tiene varios años sin asistir a estos encuentros, donde se tratan temas de gran trascendencia como las asignaciones presupuestarias, al parecer al personaje como que le cogió fobia a la capital y prefiere delegar. Confiamos en que si alguna vez viene, nos avise para invitarlo a tomarnos un cafecito.

La queja generalizada de los habitantes de Barquisimeto durante los últimos meses y también de los visitantes, específicamente aquellos que visitaron en días previos la ciudad con motivo de la procesión de la Divina Pastora, tiene que ver con la absoluta oscuridad en que se encuentra la misma.

Es inaudito lo que ocurre. Es una ciudad fantasma; ni en la época de Eustoquio Gómez cuando había un responsable de prender y apagar los faroles en las calles, es penoso, peligroso y bochornoso. Ni el Gober, ni el burgomaestre, Corpolara y Corpoelec dice nada, todos miran para el techo cuando se les toca el tema. ¡¡Ah mundo Barquisimeto!!.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios