Retacitos 07-01-18

Juan B. Salas |

La torta puesta por el gobierno con la promesa de los bonos navideños, los perniles y los juguetes, ha sido de pronóstico reservado; los bonos no los reciben en ningún negocio, los perniles aún como que vienen en camino y los juguetes eran viejos, dañados e inservibles.

Por supuesto se ha pretendido echarle la culpa a terceros, pero lo cierto es que la calentura de la gente degeneró en conflictos, dejando incluso personas muertas, por los excesos de funcionarios públicos en presunto estado etílico exagerado; mientras tanto el hambre sigue haciendo estragos, aumenta el número de personas hurgando en la basura para comer, cada día el pueblo es más pobre, y los escenarios que se presentan para este año que está comenzando, no son precisamente muy alentadores.

Para colmo, se aprueba un nuevo ajuste del salario mínimo, unilateral e inconsulto, de 40 % y a las pocas horas de ser anunciado, ya los negocios estaban cambiando los precios con incrementos hasta de 80 %, lo que evidencia que ya antes de que los trabajadores lo hayan recibido, la hiperinflación se lo tragó, los precios de algunos rubros los están cambiando de la mañana para la tarde; en algunos automercados de Barquisimeto, demoraron la apertura de sus puertas, tras el anuncio, porque “están ajustando los precios”, de manera que el aumento en lugar de causar alegría, lo que generó es preocupación y angustia entre la clase trabajadora.

Carmelina hizo caída y mesa limpia en la gobernación, colocando seguramente a gente de su confianza, confiamos en que los haya designado, no por ser miembros del Psuv o amigos personales, sino por sus capacidades, sus credenciales y porque satisfacen los perfiles que requiere cada uno de los cargos. Ya varios amigos de la esquina de los lamentos han comentado que muchos de los nombres no les resultan familiares, tomando en cuenta que en el pueblo todos se conocen, de allí que no quisiéramos pensar que se trata de importados que van a requerir de GPS para conocer los barrios de Barquisimeto.

También nos han hecho saber, que hasta estos momentos, lo único que se observa es el cambio de la publicidad oficial en la ciudad. Poco acertada la decisión sobre la empresa de alimentos. Por los momentos, estimo que es necesario darle el beneficio de la duda, ya veremos después de los primeros cien días de gestión.

Con mal pie ha comenzado el achocolatado, al realizar unos parrandones navideños en las parroquias del municipio con la presentación de 3 o 4 agrupaciones (raspacanillas) o cantantes en cada una, sin más allá; para estos festines al parecer se aprobaron más de Bs. 2.000 millones, y mucha gente duda que a los artistas les haya pagado más de 3 millones a cada uno. Aseguran que detrás de la consola del sonido estaba un personaje que baila al son que le ponga el alcalde o alcaldesa de turno, sin mirar para los lados; de allí que los empleados le han reclamado en los últimos días del año al recién electo, el pago de sus uniformes y cuya deuda no se la deben achacar a AR, porque doña Tere bastantes días duró en su despacho. A rendir cuentas pues, ¿qué dirán de eso la Contraloría Municipal de la sempiterna interventora viajante a Dubai y el Sindicato?

Nadie ha podido entender cómo es que la escogencia de las nuevas autoridades del CLEL, se aprobó casi por unanimidad, ya que los parlamentarios de la “oposición”, con excepción de Boby Fortoul, votaron por la fórmula de la revolución, lo cual ha sido rechazado por todas las organizaciones políticas que forman parte de la Unidad. La Gata, doña Sagrada, Filibustero, Leopardo y Sepulveriza, quienes supuestamente vendieron sus conciencias al Diablo, no consultaron con nadie sino que evidenciaron que sienten debilidad por la revolución, lo grave es que ninguno de sus votos hacía falta, porque el Psuv tenía con que hacer la elección sin problemas. Una pregunta inocente ¿Cuánto habría para eso? .

Pero eso no es todo, aseguran los trabajadores del CLEL, que el pasado 30 de diciembre los diputados al parecer hicieron una barrida por todas las partidas, y con lo obtenido dizque se auto asignaron un bono navideño, aprobándolo como una subvención; pero además los juguetes que eran para los hijos de los empleados, supuestamente se los dieron a los nietos de los diputados, ya que casi todos son de la tercera edad y sus hijos pasan de los 30 años, quienes fueron beneficiados, en perjuicio de quienes realmente lo merecían. La verdad que no mejora nada el enfermo en esa corporación.

La indignación entre los propietarios del conjunto residencial Plaza Mayor, quienes tienen 10 años esperando por la entrega de sus apartamentos, que fueron invadidos por personas afectas al proceso, quienes llegaron en un autobús a las 3:00 de la mañana, no tiene comparación, ya que no solamente se enteraron que los invasores tenían las llaves de las puertas de entrada, sino que al parecer les desvalijaron parte de los bienes que tenían dentro de sus viviendas. Afortunadamente, se ordenó que los sacaran de inmediato, e incluso se asegura que el comandante de la Policía hizo valer su autoridad e incluso se instaló un módulo para proteger las edificaciones, los propietarios le prestan el apoyo a los funcionarios con algunos alimentos, refrescos y café, en agradecimiento.

Aún cuando hay varias versiones en torno a los orígenes de esta invasión, aseguran que el autor intelectual al parecer es “El Pantera”, quien desde la llegada de doña Tere a la Alcaldía, colocó a todos sus acólitos en las oficinas claves, como Catastro, Tierras y Patrimonio, entre ellas a una fémina con nombre de conocida artista de cine francesa, defensora de los animales, lo que le permite mantener toda la documentación actualizada; valiéndose asimismo de los sujetos del grupo gélido, que son los primeros que se apersonan a la hora de las invasiones, y a uno de ellos (CR) lo vieron previamente dando vueltas por los edificios invadidos. Aseguran que no pueden ver un inmueble o un solarcito apetecible en Barquisimeto, porque de inmediato le caen encima.

En estos momentos, estando latente la amenaza de la invasiones, se impone un acuerdo entre propietarios, promotores y gobierno, para lograr que tanto Hidrolara como Corpoelec, garanticen la instalación inmediata del servicio de agua y de electricidad; asimismo es necesario que se le entregue la llave a las personas que adquirieron estas viviendas, muchas de las cuales han pagado hasta el 75 % del costo de una obra que adquirieron sobre planos y de la cual no han podido disfrutar. Produce un fresquito, observar que aún cuando los invasores supuestamente están vinculados al proceso, las autoridades regionales no les permitieron apropiarse indebidamente de las viviendas.

Sería interesante averiguar si es cierto, que al parecer en los galpones del Complejo Ferial Bicentenario se encuentran los juguetes destinados a ser repartidos entre los trabajadores de Transguiso y otros, los cuales dizque son transportados en horas de la madrugada en camionetas oficiales con destino desconocido. Se dice, que la recién nombrada jefecita de esa corporación de la alcaldía, supuestamente tiene mucho que ver con esa situación ya que tiene una vasta experiencia en estos manejos, gracias a su paso por varias empresas públicas de las cuales no dejó gratos recuerdos. Los trabajadores de transguiso, deben pedir explicaciones a Neltor y al gerente consorte de la jefecita de Cortutrampa. A ponerse las pilas pues.

El colmo. El gobierno a lo largo y ancho de todo el país, puso a la gente a sacar el carné de la patria, para que recibieran el bono navideño, les entregaron tikeras con diferentes montos, como no los recibían en los negocios, obligaron a los comerciantes a aceptarlos; sin embargo, cuando acudieron a las dependencias oficiales a que les reembolsaran el dinero correspondiente a los cupones, ni siquiera los atendieron, de allí que hoy hay un gran número de negocios que están a punto de quebrar, al entregar sus mercancías a cambio de unos papeles por los cuales ahora nadie quiere responder, de manera que es así como siguen engañando a la gente.

Recomiendan los comerciantes, al nuevo director de la División de Mercados y Abastecimiento de la Alcaldía de Iribarren, ordenar una inmediata investigación a los regidores de los mercados Terepaima y Bella Vista. Asimismo, debe hacerle un seguimiento a un individuo a quien todos le dicen “El Pulpo”, quien dizque actúa como regidor “itinerante” de cinco mercados, quien al parecer está bajando del noble equino a los comerciantes, con la amenaza de que aquel que no cumpla con la cuota asignada, corre el riesgo de perder el puesto. Como ya lo alertamos, en cualquier momento llega esta denuncia a manos del burgomaestre achocolatado. Veremos si le pone el cascabel al gato.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios