El Rincón de los Miércoles 06-05-2015

El crecimiento poblacional de la Florida tiene su mayor expresión en la ciudad de Miami, cuyo desarrollo social y económico seguramente tiene que ver con la migración de centenares de personas que llegan desde cualquier país de nuestra América Latina. Creo que acertamos cuando en una oportunidad, hace ya muchos años, nos atrevimos a decir que en las próximas décadas esta región de los Estados Unidos se convertiría en la capital del continente sudamericano. Hoy lo vemos y lo sentimos cuando paseamos por las calles y avenidas de este Miami donde el idioma español se bate con el inglés en una batalla donde la lengua de Cervantes será el gran ganador en el futuro. Los venezolanos llegan en oleadas al Aeropuerto Internacional de Miami, una descomunal terminal aérea donde resulta muy fácil perderse entre sus pasillo antes de acceder a la zona de pasaportes y equipajes. No sé si es cierto que cada 3 minutos aterriza un avión en sus pistas, pero debe ser verdad cuando uno mira al cielo y ve aquellos pájaros de acero esperando llegar a su destino. Se pueden imaginar lo que ocurre durante el control de entrada a territorio estadounidense cuando miles de personas procedentes de todas partes del mundo cumplen con este requisito legal. Las autoridades de inmigración son cordiales en algunos casos y terriblemente intimidantes con el recién llegado a quien le preguntan hasta cómo se llama tu abuela antes de darte el visto bueno. Aun así son muchos los casos donde se descubren a sujetos indeseables que intentan llegar a los EEUU por la Florida. Pero ya cumplido los trámites usted puede liberarse de tensiones y recorrer con toda la libertad del mundo a este gran país. Como dije anteriormente, Miami asombra por su dinamismo y vitalidad. Carlos González Hernández, amigo de toda la vida con años residenciado aquí, me habla del boom económico que se disfruta aquí desde hace algún tiempo, lo que significa haber superado una larga crisis. Miami es también la puerta de entrada a Orlando, una ciudad donde funcionan los grandes parques de entretenimiento como Disneyworld, Isla Aventura y Universal Estudios, entre otros. El precio de las entradas a los parques oscila entre los 80 y 100 dólares por cabeza, sin contar naturalmente con otros gastos. Para el venezolano de hoy, viajar a Orlando es un esfuerzo económico sin precedentes.

✫✫✫✫✫✫✫

MARLINS: Una experiencia para quienes nos gusta el béisbol es conocer el estadio de los Marlins, que tiene una capacidad para 37 mil espectadores, que incluyen 3.000 asientos nivel del club y 50 suites privadas una instalación espectacular que hay que verla para poder describirla. Esa tarde la ofensiva del equipo insignia de Miami apaleaba a unos débiles Filis de Filadelfia. Esta ubicado en el corazón de la llamada Pequeña Habana donde quedaba el antiguo Orange Bowl y cuenta con un techo movible, grama natural, una gigantesca pecera de 450 galones de agua y un monumento detrás de la valla del centerfield que se ilumina cada vez que un bateador de los Marlins conecta un home run. Dicen los expertos que el Marlins Park costó 500 millones de dólares. Así que imagínense que clase de estadio es. Por cierto que me entero que el proyecto de David Beckham para construir un estadio de fútbol en Miami marcha a buen paso y en los próximos dos años, Miami tendrá su equipo de soccer. Un fanático me llama la atención sobre la forma en que se desaloja el parque después del juego. Solo bastan 12 minutos para que las 37 mil personas alcancen la salida. Por supuesto que la policía de Miami despliega un operativo que ya debían copiarse en los estadios venezolanos.

✫✫✫✫✫✫✫

BOXEO: Como en todo el mundo, la pelea entre Floyd Maywheather y Manny Pacquiao fue una gran decepción para los aficionados al box, y tengo la sensación que nunca más se verán a estos dos en el futuro. En los Estados Unidos muchos piensan que los estafaron porque aquí no se transmitió en señal abierta como en Venezuela. Los que quisieron verla debían pagar hasta 100 dólares y en los restaurantes y bares cobraban 30 dólares per cápita. Un comentarista reveló que los dos púgiles se ganaron 138 mil dólares por cada minuto de pelea sin ofrecer un buen espectáculo como todos pensaban que iba a suceder. La victoria por decisión del estadounidense no tiene ninguna objeción, a no ser lo mediocre del combate que nos dejó a todos insatisfechos. Pacquiao le dijo a la prensa que había peleado con una lesión en el hombro izquierdo y que había intentado un permiso para inyectarse, el cual le fue denegado por las autoridades boxísticas. “No se puede pelar con una sola mano”, dijo el filipino, quien ya anunció su retiro de los cuadriláteros para dedicarse a la política en su país natal.

✫✫✫✫✫✫✫

VENEZOLANOS: No hay una cifra exacta de cuántos venezolanos viven en el sur de la Florida, aunque muchos estiman la cifra en unos 80 mil compatriotas, en Miami unos 50 mil, Broward, un poco más hacia el norte, 20 mil y en el condado de Palm Beach unos 10 mil. Por todas partes la presencia de venezolanos es notoria. Una estadística no oficial estima en 350.000 venezolanos viviendo en los Estados Unidos, una cifra en aumento cada día por las razones que todos conocemos: las pocas oportunidades que Venezuela les ofrece, la inseguridad y el feroz desabastecimiento que sufre la población en todos los segmentos. Saludos desde Florida.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios