El Rincón de los Miércoles

I

Los servicios públicos en Venezuela siguen siendo infames, tal vez porque así lo permitimos los ciudadanos, quienes al fin y al cabo somos los que decidimos qué tipo de gobierno queremos para el país. Ese gobierno, entonces, designa a dedo los funcionarios que se ocuparán de manejar las instituciones públicas, estén o no preparados para ejercer los cargos. Hace una semana exactamente fuimos a varias oficinas a pagar algunos servicios y padecer como un tormento una misión que debería ser de lo más normal si no viviéramos en Venezuela. No sabemos cuántos suscriptores puede tener Hidrolara en Barquisimeto y tampoco sabemos si los directores de la compañía lo saben, por la sencilla razón de que son ellos los que ordenan la apertura de taquillas externas en algunos puntos de la ciudad. Alrededor de esos puntos de pago se forman una colas inmensas frente a una funcionaria que hace lo posible y lo imposible para atender a centenares de clientes que deben pagar su renta acuífera so pena de quedar sin el servicio. La verdad es que compadecimos a la chica de la taquilla y nos imaginamos que en muy poco tiempo tendrá que ser atendida en una clínica por ansiedad o neurosis crítica provocada por ese horrible ambiente de trabajo. Pasa también en la CANTV. En el este de la ciudad hay una taquilla de paso –así la llaman- donde se repiten escenas que perfectamente podían ser un espejo de lo que ocurre en países donde apenas llega la civilización. Un señor, casi oculto bajo una taquilla oscura se encarga de cobrar los pagos de la telefonía pública de miles de personas y explicarles muchas veces que “no hay línea”, pero advertir al mismo tiempo que pueden cortarles el servicio telefónico si no lo hacen efectivo en el tiempo requerido por la empresa. Ah, no se aceptan ni cheques ni tarjetas de crédito. Solo falta un cartelito que diga: “hoy no fío, mañana sí”. En esa taquilla ni la primera, ni la segunda, ni la tercera edad, tienen preferencia. Lo único que ofrece la CANTV son tres sillas, víctimas del tiempo, para el descanso de los mayores.

Son dos ejemplos de la ineficiencia de los servicios públicos y, como es de suponer, de los funcionarios que pagamos todos los ciudadanos con la idea de recibir una contraprestación adecuada y humana, por sobre todas las cosas. (Nos vemos en las colas)

II

Un error de grandes proporciones se puede cometer en el enfrentamiento que tienen Venezuela y Guyana si la diplomacia no logra aplacar los gritos de guerra que se escuchan en ambos países. Está claro que nuestros vecinos se están beneficiando de algunas concesiones que el gobierno de Hugo Chávez les otorgó en el pasado con la idea de congelar el reclamo, tal como sucedió con el diferendo con Colombia, del cual no se hablaba desde hace ya mucho tiempo. Lo que procede es dejar a los expertos manejar el problema y sacar la discusión del ambiente electoral como muchos pretenden, entre ellos los llamados “perros de la guerra”, prestos a vender su letal mercancía aprovechando esas circunstancias. No hay que olvidar lo que le sucedió a la Argentina cuando el Presidente Galtiere  apelando a un exacerbado nacionalismo llevó al país a una guerra que era imposible ganar contra Gran Bretaña donde murieron centenares de personas. Venezuela tiene suficientes argumentos para defender ese territorio y llevarlo hasta la Corte Internacional que podría interpretar lo firmado en el Acuerdo de Ginebra. Ojalá que impere la razón y la justicia sobre nacionalismos no deseados.

III

Cuando se confisca la propiedad privada ilegalmente el acto se califica de robo y está penado por la ley. Lo que está sucediendo en Venezuela, en consecuencia, puede ser demandado en una corte internacional donde los responsables pueden ser condenados a prisión con la obligación de resarcir los daños causados. Mal ejemplo le ofrece el gobierno a los ciudadanos cuando se cometen esos robos. Quedan en evidencia ante la comunidad de países y de quienes en algún momento han pensado en invertir en Venezuela. Que no se les olvide el detalle en estos momentos donde miles de venezolanos pueden quedar sin empleo por los desalojos ordenados por  el régimen.

IV

BOLEROS: Mañana hablaremos sobre este hermoso género musical en una reunión que vamos a tener en el auditorio de la clínica Razzeti. Seguramente nos vamos a divertir mucho contando unas historias sobre el nacimiento y crecimiento de un lenguaje muy especial que se creó para cantarle al amor en sus diferentes manifestaciones. Para las canciones contaremos con Yajaira Gutiérrez acompañada del estupendo guitarrista Ángel Meléndez. Hora 6.30 de la tarde para comenzar a las 7.00 pm. Mientras tanto los dejo con la mujer más fotografiada de la farándula mundial: Kim Kardashian, que no tiene desperdicio

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios