El Rincón de los Miércoles 16-04-14

La semana pasada tuvimos la oportunidad de conocer -a través del programa de Ismael Cala- a un alcalde de impresionante trayectoria en nuestra América Latina. Jaime Nabot Saaid es el burgomaestre de la bella ciudad de Guayaquil, en Ecuador, reelecto por cuarta vez para el cargo y con una enorme popularidad que incluso desborda a la de Rafael Correa, el Presidente del país. ¿Qué ha hecho Nabot Saaid para vivir con su pueblo un romance tan sólido y prolongado? Don Jaime parece que no hace muchas promesas. Prefiere trabajar en proyectos que tienen que ver con el crecimiento de Guayaquil en lo social, en lo político y en lo económico. Curiosamente no anda mendigando recursos al Estado poderoso y se las apaña para buscarlos internamente aprovechando la productividad del puerto y en el sector privado, al cual considera un aliado importante del gobierno municipal. A pesar de ser un adversario – y no un enemigo político de Correa- se mueve como pez en las aguas turbulentas de la política y esa facilidad para interactuar con la sociedad civil le permite alianzas estratégicas que benefician a la larga al conjunto de los guayaquileños. Y cuento esta historia porque ya es hora de que los alcaldes venezolanos dejen de ser simples gerentes de lo bueno y lo malo de sus respectivas ciudades y más emprendedores al estilo de Jaime Nabot Saaid, quien no necesita de apelar a la fuerza pública para hacer cumplir las ordenanzas municipales por encima de otro interés que no sea el de buscar el mayor bienestar para sus administrados. Esa extraordinaria actuación del Alcalde Nabot, reconocida por propios y extraños en el Ecuador, es una lección a aprender de hombres como Rafael Correa que piensan en revoluciones ideológicas sin contenido y apoyos cómplices a gobiernos autoritarios en América Latina. Nada les cuesta a nuestros alcaldes darse un pasadita por Guayaquil y aprender un poco de la gestión de este buen funcionario.
KKKKKKKKKKKK
LA CHAMPIONS: El 22 de abril el Atlético de Madrid tendrá el compromiso de anular la capacidad futbolística del Chelsea de José Mourinho en el primer encuentro de semifinales de la máxima competencia del balompié europeo. El 23 le corresponderá al Real Madrid intentar superar las deficiencias mostradas frente al Borussia Dortmund para presentarle una noble lucha nada más y nada menos que a los poderosos alemanes del Bayern de Munich, equipo que dirige con todo acierto Pep Guardiola. Nada fácil para los dirigidos por Ancelotti, que deben buscar a como dé lugar un buen resultado en el Bernabéu para el viaje de vuelta a sabiendas del poderío ofensivo de unos rivales que no le darán tregua a los blancos con el exquisito toque de la marca Guardiola y la incorporación de jugadores como Gotze que le dan mucho aliento al equipo, quien junto a Ribery y y Robben constituyen un verdadero dolor de cabeza para la defensa del Madrid, que no anda precisamente muy solvente. El entrenador del Madrid ha rezado todos estos días para que Cristiano regrese a la cancha en buenas condiciones y se convierta en la bestia negra de los alemanes. Por su parte el Atlético confía en su buen hacer exhibido durante la temporada, pero no deben confiarse en el viejo zorro de Mourihno, quien ha consolidado a un grupo sólido y vertical a su gusto con Hazard, Oscar y Williams, nombres importantes y confiables de la nómina inglesa. El Chelsea tendrá que aguantar la presión de la tribuna del Calderón con hinchas deseosos de ser testigos de un gran acontecimiento. Desde aquí confiamos en los equipos españoles y al final que gane el Madrid (El Real, claro, jeje)
KKKKKKKKKKKK
DEBATE: Fue un buen debate el protagonizado por miembros de la oposición y funcionarios del alto gobierno presidido por Nicolás Maduro. En esa sesión exploratoria, como la calificó Ramón Guillermo Aveledo, el presidente de la Mesa de la Unidad Democrática, se dijeron cosas que todos los venezolanos sabemos sobre este gobierno y, aunque despertó mucho morbo entre los televidentes por ser la primera vez que se reúnen estos grupos, notamos con mucha preocupación la ausencia de la representación estudiantil, que ha tenido una actuación muy destacada y valiente en las protestas que han ocurrido en todo el territorio y a los que tenemos la obligación de escuchar como legítimos herederos del futuro de este país. ¿Tendrán algún efecto positivo los encuentros y desencuentros de la oposición y el gobierno? Creo que sí, pero solamente para la audiencia de la televisión, porque minutos después de la transmisión del debate, los voceros del oficialismo coincidieron en decir que nada ni nadie los desviaría de los objetivos y propósitos ideológicos que tiene el chavismo. (Ustedes dirán)
Ah, por favor, cuídense mucho, que el país los necesita a todos.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios