Se busca un Emprendedor – Visión y misión

Italo Olivo |

“Si todos tuvieran visión, todos serían ricos” Bill Gates.

Aquello que caracteriza y hace única cualquier empresa, no es solo la idea que ella lleva adelante para transformarla en bienes y servicios, sino también su Visión y Misión.

Saber dónde se quiere llegar y que se quiere obtener; esto en pocas palabras significa para una empresa tener una Visión.

La Visión explica realmente el conjunto de los valores de la empresa, mientras que la Misión declara que es la empresa y porque propósito existe.

Para formular su Misión, la empresa se define especificando: el rol social que intenta realizar, los límites entre los cuales intenta moverse,los principios éticos en los cuales intenta inspirar sus elecciones y sus comportamientos.

Visión y Misión tienen un valor intrínseco y constitutivo, ya que sería muy poco, usarlos solo como una discusión analítica del producto o servicio que la empresa ofrecería en el mercado. No es posible agotar el discurso tampoco, individuando los resultados productivos a mediano y largo plazo que la empresa intenta lograr, la conquista de nuevos mercados, el logro de determinados objetivos de producción y facturación; todos elementos ligados más a los aspectos de gestión que a la visión estratégica de la empresa y de su naturaleza.

Al interno de los conceptos de Visión y Misión, se deben introducir inclusive por una lógica de transparencia interna y externa a la misma empresa, los procesos y las políticas productivas que están en la base y que se entiende persiguen y adoptan, los indicadores de calidad en el trabajo y de los productos a posicionar, los valores, las motivaciones y los conocimientos que animan toda la actividad.

Es necesario individuar con claridad la Visión y Misión de la propia empresa y comunicarlas con eficacia tanto al interno de todos aquellos que la llevan adelante, como al externo. En realidad son al mismo tiempo un importantísimo instrumento de motivación y de participación de los colaboradores a todos los niveles, por lo cual deben aparecer elementos de confrontación constante en el desarrollo cotidiano del propio trabajo y un fuerte elemento de promoción de la propia empresa, ya que constituyen la identidad y representan un elemento de estabilidad, coherencia y continuidad para clientes y proveedores.

La importancia de la Visión y Misión es algo totalmente claro. Por eso, las empresas que prestan poca atención a este tema cometen un grave error, porque en el contexto de hoy en día, en el cual la imagen reviste un valor esencial, no empeñarse para valorizar la propia identidad es ponerse voluntariamente en una condición de desventaja.

Definitivamente, la imagen debe corresponder a la sustancia de la empresa, porque en una empresa no hay nada peor que perder su credibilidad.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios