¿TONTOS O PACIFICOS?

Claudio Beuvrin |

Lo veo a cada rato: un abusador, en este caso un colector de autobús, anuncia que está cobrando 100 bolívarescuando el pasaje normal son 80 y agrega, guapetón, “Al que no le guste que no se monte.” Nadie se queja y todo el mundo paga el sobreprecio. Y mientras el autobús nos lleva a nuestros destinos sondeo a los pasajeros a mi alrededor acerca de este abuso y la conveniencia de no pagarlos. Todo el mundo concuerda en que es un abuso pero se resignan con un “¿Qué le vamos a hacer? Y pagan sin chistar los 100 bolívares. Yo no pago porque ya tengo la edad para no pagar, y aun así me he enfrentado a choferes que pese al carnet que me exime del pago, y afirman que “Este autobús es mío y aquí todo el mundo paga” al mismo tiempo que me lanzan una mirada mata malapagas.

Vivimos en un país dondenadie se rebela contra estos pequeños abusos, pero lo grave es que tampoco parecen rebelarse contra los grandes abusos que padecemos todos los días, principalmente por parte del gobierno. Podríamos pensar que somos una cuerda de tontos pero entonces ¿cómo explicar las inmensas manifestaciones que han ocurrido cada vez que la oposición llama a la calle? Esas no son manifestaciones de tontos pues los tontos se limitan a quejarse sin hacer nada para cambiarlasituación.

Agreguemos otros personajes, los llamados guerreros de las redes. Jamás estan de acuerdo con lo que hace la MUD porque no se amolda a lo que ellos exigen: violencia y mas violencia. Afirman que la MUD son una cuerda de vendidos y hacen todo lo posible por descalificarlos y desvalorizar su liderazgo. De estos guerreros se podría concluir que lo que realmente quieren es que nada cambie.Es decir, son, sin querer queriendo, colaboradores del gobierno en su lucha contra la MUD, pero parecen ser muy buenos convenciendo incautos. En mis tiempos a estas conductas las llamábamos “radicalismo pequeño burgués”.

¿Somos un país de tontos o de pacíficos? No lo sé con certeza ni en qué proporción estan los tontos en relación con los pacíficos. Vea Ud. cuanta gente ha sido capaz de convocar la MUD y se dará cuenta que lo que somos mayoritariamente es gente pacífica que quiere salir pacíficamente del régimen. Nadie quiere una degollina, una reedición del Decreto de Guerra a Muerte que casi despobló al país. Pero no deja de ser preocupante que hoy sigan presentes, en nuestros cuerpos biológicos y sociales, los mismos genes que entonces nos llenaron de odio y violencia y que el discurso chavista estimula cada vez que puede. Tengámosle miedo al momento en que los pacíficos pierdan la paciencia.

Y a todos los impacientes les digo: lean las obras de Gene Sharp acerca de lasmuchas maneras de derrotar a una dictadura por métodos no violentos; están en Internet.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios