Va Pensiero – Megalomania

Claudio Beuvrin |

La megalomanía es una condición psicopatológica caracterizada por desear ejercer el mayor poder posible junto con creerse indispensable, una hinchada egolatría y la necesidad de llamar la atención todo el tiempo. Es un trastorno propio de las personalidades narcisistas. El megalómano entiende el poder como la capacidad de hacer que otras personas hagan lo que él quiere que hagan. Es autoritario, pues no acepta fácilmente los puntos de vista de otros ymenos aún si son sus adversarios. Una cierta dosis de apetito de poder es normal en la condición humana pero se convierte en peligrosa cuando es incontrolable y va unido a la pérdida del sentido de la realidad. Cuando esto ocurre, el megalómano puede hacer mucho daño sin sentir el menor remordimiento por eso.

Esta condición suele atribuirse a carencias afectivas ocurridas durante la infancia. El poder que ejercen los compensan de esa carencia, pero puede ser insaciable y siempre querrán más. Para tener una idea de la egolatría del megalómano, Alejandro Magno, en sus conquistas fundó unas 70 ciudades de las cuales unas 50 con su nombre: Alejandría. Pero Alejandro, además de un gran apetito de poder, tenía el conocimiento, militar y político, para lograr las conquistas en las que se embarcaba.

En el inconsciente de muchos políticosactúacon fuerza el apetito de poder. Pero también son muchos los que carecen del talento para materializar sus aspiraciones y aunque avancen en la construcción de su dominio, en algún momento se encuentra con obstáculosdifíciles de vencer y no dudaran en recurrir a trampas y engaños para consolidarse.Entonces pueden volverse muy peligrosos si no tienen sentido de la realidad ni del daño que hacen. Así, en lugar de reconocer sus limitaciones, la necesidad de cambiar de rumbo o dar paso a nuevos líderes, acuden a la represión, encarcelamiento y asesinato, a la violación de los derechos humanos, al terror aplicado a toda la población, etc., todo por satisfacer su egolatría, la convicción de que son indispensables.

Cuando los rusos recuperaron Stalingrado, los generales alemanes sabían que la guerra había comenzado a perderse y que había que prepararse para un armisticio. Pero Hitler no lo entendió así y la rendición solo fue posible cuando los rusos ocuparon Berlin y Hitler se suicidó, no sin antes dar órdenes de mover de un lado a otro cuerpos del ejército que ya no existían para que defendieran la ciudad.

A un megalómano, sin talento y sin conocimientos pero al que las circunstancias llevan al poder, no le importa que su gente muera de hambre o de enfermedad, que se vea obligada a emigrar buscando las oportunidades que el país destruido no puede darle. Por su falta de talento y conocimientos, el megalómano no puede hacer que las cosas funcionen y probablemente tampoco se entera de que no estan funcionando. Y, en todo caso, está convencido que todo es culpa de enemigos muy poderosos.
Aunque el megalómano puede rodearsede gente con conocimiento de lo que hay que hacer y cómo hacerlo, en la práctica eso no siempre sucede. Con frecuencia no escucha ni acepta opiniones en contrario. Los megalómanos suelen rodearse de otros como ellos, dándose casquillounos a otros, en una especie de locuracolectiva que a veces contagia a porciones importantes de la población. Hasta el últimodía de Hitler, por las calles de Berlin habían patrullas de SS fanatizados que fusilaban en el acto a los soldados alemanes, acusándolos de ser desertores que estaban tratando de ponerse a salvo, aun si ya era evidente que no había nada que defender ni estructura de mando que evitara la desbandada.

El caso de los gobiernos, la única manera de mitigar la propensión megalómana de los gobernantes y evitar que se conviertan en peligrosos autócratas es mediante los mecanismos de división, separación y balance de poder propios de la democracia donde cada uno de los poderes es independiente y hace contrapeso a los otros,obligándolos a no salirse de madre. Por eso la democracia les resulta tan incómoda a estos enfermos mentales.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios