FOTOS: Persisten colas de carros en bombas de gasolina

Hugo J. Boscán | Foto: Luis Salazar |

A pesar de que durante los últimos días ha mejorado la distribución de gasolina en las estaciones de servicio de Barquisimeto, Cabudare y otras ciudades del estado Lara, al punto de que algunos consideran solucionada la crisis que se presentó a finales del 2017, este martes aún se observaron colas de vehículos en algunas de ellas.

“Es que la gente está nerviosa y se preocupa más por llenar el tanque por temor a que se vuelva a paralizar la venta, como ha pasado otras veces”, argumentó un empleado de una bomba.

Durante un recorrido por las dos ciudades, en la mayoría de esos establecimientos se pudo observar un normal funcionamiento, aunque sin desaparecer del todo las filas de vehículos en espera para surtir gasolina, no así para gasoil, pues son pocas las unidades pesadas en circulación en el país debido a la temporada navideña.

En la avenida Florencio Jiménez, frente al Cementerio Municipal, la cola de vehículos se extendía hasta poco antes del semáforo.

“Es mejor mantener el tanque lleno, por si acaso se vuelven a parar las llegadas de las gandolas de PDVSA, como ya ha pasado otras veces, y sin dar explicaciones de los motivos”, manifestó el conductor de un auto que esperaba para surtirlo.

En la avenida Venezuela, intersección con la Argimiro Bracamonte operan tres estaciones de servicio, lo que brinda alternativas al conductor para utilizar alguna cuando las otras están inactivas.

Durante los últimos días siempre ha tenido venta continua la ubicada en sentido este-oeste, no así la de norte-sur.

Igualmente, se pudo constatar el cumplimiento de las instrucciones oficiales según las cuales las ventas del combustible no pueden pasar de los 30 litros por unidad, además de prohibir las entregas en pimpinas o cualquier recipiente.

Como ya se ha hecho común, muchos dueños o conductores de vehículos, por precaución, optan por adquirir gasolina en recipientes con el propósito de guardarla en casa ante el temor de que en cualquier momento vuelva a suspenderse el servicio.

Otros lo hacen ante el argumento de necesitar una reserva por salir de viaje y no tener seguridad de encontrar el combustible en la carretera.

Sin embargo, desde la gobernación de Lara se ha informado que, gracias a las gestiones de la gobernadora Carmen Meléndez, el suministro por parte de PDVSA está normalizado por completo en la entidad, instando a los conductores a evitar las compras nerviosas pues eso provoca escasez a pesar de que las bombas reciban con puntualidad los despachos necesarios.

Mientras en Barquisimeto la mayoría de las bombas operaban con normalidad, en Palavecino, concretamente en Cabudare y La Piedad, había colas en la intercomunal, mientras La Morenita permanecía cerrada en la mañana, así como la ubicada en La Campiña, esta última desde hace varios días, por estar sometida a remodelación.

De acuerdo a algunos viajeros, entre Barquisimeto y Carora no han tenido problemas para surtir sus vehículos, y también en la Lara-Zulia, donde últimamente ha habido problemas por falta de suministro desde el centro de distribución ubicado al sur de Maracaibo.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios