Fallece el escritor sueco Henning Mankell

El escritor sueco de novela negra Henning Mankell, mundialmente famoso gracias a su serie protagonizada por el inspector Kurt Wallander que pintaba una visión desilusionada de la socialdemocracia escandinava, falleció este lunes de cáncer a los 67 años.

Henning Mankell, quien reveló en 2014 sufrir de esta enfermedad, “murió apaciblemente mientras dormía en Gotemburgo”, en el suroeste de Suecia, anunció su editor, el sueco Dan Israel, con quien cofundó la editorial independiente Leopard en 2001.
“Mi ansiedad es muy profunda, aunque logro en gran medida controlarla”, confesaba Mankell sobre su enfermedad.

El escritor sueco, que vivía a caballo entre Suecia y Mozambique, era uno de los principales exponentes de la novela negra nórdica junto a Jo Nesbo, Arnaldur Indridason y los considerados “padres” del género Maj Sjöwall y Per Wahlöö.

Mankell “describió los oscuros pasillos del modelo nórdico”, estima el periodista y autor Olivier Truc, experto en este género literario. “Asumía su rol de crítico” con “una democracia social que se ha traicionado a la clase obrera”.

Henning Mankell vendió alrededor de 40 millones de libros a lo largo de su carrera. Novelista y dramaturgo, deja una obra considerable compuesta por unos 40 títulos, más de una docena de ellos sobre el comisario Kurt Wallander, y varios también para un público infantil.

Estaba casado con Eva Bergman, de 70 años, hija del cineasta Ingmar Bergman con quien el escritor tuvo una estrecha relación.

Su serie sobre el inspector Wallander, ambientada en el sur de Suecia, comenzó en 1991 con el libro “Faceless Killers” (Asesinos sin rostro) y le dio fama mundial, sobre todo después de que fuera adaptada para la televisión en el Reino Unido en una serie protagonizada por Kenneth Branagh.

“Henning Mankell fue uno de los grandes autores suecos de nuestro tiempo, amado por lectores en Suecia y en todo el mundo”, señala el comunicado de Leopard.

“La solidaridad con los débiles y los oprimidos atraviesa toda su obra como un hilo rojo”, agrega la nota de Leopard.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios