Río de Janeiro: Alcalde preso por vínculos con narcotráfico #27Jul

AP | Foto: Archivo |

Un escándalo que vincula directamente al poder político con el narcotráfico sacude a Japeri, una ciudad donde viven cien mil personas en la región metropolitana de Río de Janeiro.

El alcalde local, Carlos Moraes Costa, fue a prisión el viernes por sospechas de formar parte de una organización criminal que domina el tráfico de drogas en el Complexo de Guandu, un grupo de favelas situado en la ciudad.

Según las investigaciones de la Policía Civil y el Ministerio Público de Río, Moraes Costa _electo Alcalde de Japeri en 2016 por el Partido Progresista (PP)_ se aprovechaba de su cargo para actuar en favor de los intereses de los principales traficantes que operan en la región.

La justicia encontró conversaciones telefónicas entre Moraes Costa y el traficante Breno de Souza, jefe de la organización preso la semana pasada, en las que el alcalde le mostraba su “compromiso con la defensa de los intereses de la organización” y le pasaba información privilegiada para que la banda criminal pudiera actuar libremente. Además, se detectaron casos de fraude en licitaciones para desviar dinero público en favor de la organización criminal.

Japeri está emplazada en la “Baixada Fluminense”, una región del norte del estado de Río que agrupa 13 municipios, marcada por las carencias sociales y un alto grado de violencia.

En 2017, según datos del Instituto de Seguridad Pública, la tasa de homicidios local (62,3 cada 100 mil habitantes) dobló la cifra de la capital del estado, la ciudad de Río.

Los habitantes son rehenes de los frecuentes enfrentamientos entre narcotraficantes, grupos de milicias que extorsionan a los locales y la policía.

Pero la cadena de responsabilidades políticas no termina en el alcalde. En el mismo caso, están implicados el presidente de la Cámara de Concejales, Wesley George de Oliveira, quien se mantiene prófugo, y el concejal Claudio José da Silva, detenido también esta mañana.

“El alcalde y los vereadores (concejales) formaban parte del núcleo político de la organización criminal”, señaló la Policía Civil en un comunicado difundido a la prensa.

Flávio Fernandes, abogado de Moraes Costa, negó cualquier tipo de vínculo de su defendido con el narcotráfico. “Jamás se asoció a traficantes, él estaba actuando para rechazar el tráfico de drogas”, dijo al sitio noticioso G1.

“La región tiene un historial de pequeños caudillos y líderes políticos ligados a criminales. Siempre ha sido la región más violenta del estado y caracterizada por la violencia política, pero una vinculación tan directa con el narcotráfico no es tan común”, dijo a la AP Ignacio Cano, miembro del Laboratorio de Análisis de la Violencia de la Universidad Federal de Río de Janeiro.

Río de janeiro está bajo intervención militar en el área de seguridad desde febrero de este año. El presidente Michel Temer tomó la decisión luego de un carnaval marcado por una ola de asaltos y episodios violentos.

La medida, sin embargo, no ha logrado disminuir sustancialmente los indicadores de violencia. Especialistas señalan además que las operaciones no se centraron hasta ahora en la Baixada, una de las zonas más conflictivas.

“La región está olvidada por todos. Pese a que es la zona más violenta, el número de policía por habitante continúa siendo muy bajo y la intervención no se ha centrado allí simplemente porque la medida tiene un propósito político. Las operaciones allí no tienen sentido porque tendrían una visibilidad pequeña”, concluyó Cano.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios