Comerciantes informales generaron caos en la 20

A la 5:00 de la tarde de este viernes, se generó un caos en el centro de la ciudad cuando un grupo de buhoneros corría de forma desesperada con su mercancía por la avenida 20, por temor a que se las retuviera la Guardia Nacional.
En ese momento, muchos comerciantes cerraron sus santamarías, y durante una hora aproximadamente tanto clientes como trabajadores de los locales estuvieron encerrados hasta que la calma volvió a las calles.
A su vez, un pequeño grupo de comerciantes informales aprovechó la situación para intimidar a quienes tienen sus negocios y exigirles que cerraran, con la consigna: “Si nosotros no podemos trabajar, ustedes tampoco”.
El temor fue tal que en las redes sociales se hablaba de saqueos en la avenida 20, sin embargo, en horas de la noche los locales estaban cerrados y nadie pudo confirmar esta información.

No cumplen normas
Comerciantes del Centro Socialista II, conocido como Bequito, mencionaron que ellos tienen normas dentro del establecimiento que deben ser cumplidas por todos quienes tienen un local dentro del recinto.
En el horario de 8:00 de la mañana hasta las 6:00 de la tarde no pueden entrar ni salir carretillas, rejillas o cajas con mercancía, porque esto incomoda a los compradores.
“Resulta que muchos tienen los locales como depósitos durante todo el año, y en noviembre y diciembre es cuando aparecen para sacar la mercancía y ponerse en las calles”, dijo una de las comerciantes quien no quiso revelar su nombre.
Recordó que el 5 de octubre del año 2008 los buhoneros que estaban en las calles fueron sacados por 800 efectivos de orden público, por eso consideran inadmisible que ahora le permitan a otros comerciantes estar en las calles, sólo por estar en época electoral.
“Hoy cuando la GN vino a cobrarles vacunas (pago diario) para no llevarse la mercancía, muchos corrieron para acá para resguardarse, pero les cerramos las puertas”, explicó otro comerciante de “Bequito”.
Carlos Valecillos, presidente del condominio del centro socialista dijo que ellos respetan a las autoridades, por lo cual también exigen consideración a quienes todo el año trabajan dentro de estos locales.

Fotos: Emanuele Sorge

Comentarios

Comentarios