#OPINIÓN Pido la palabra: Día internacional de la mujer…

La mujer es la creación divina de Dios Padre para preservar la especie. Es la belleza y la dulzura del mundo. Es la templanza y la tenacidad para la cría de los hijos. Es el compromiso de vida por y para las próximas generaciones. En sociedades primitivas y machistas como la nuestra, con padres irresponsables a montón, las madres echan pa´ lante y levantan sus familias con sacrificio y dignidad.

Aunque tengan que pasar coleto, se ven mujeres de madrugada rumbo a sus trabajos para llevar el pan a sus muchachos y darle la educación que muchas de ellas no tuvieron. La madre sueña y trabaja muy duro para ver a sus hijos salir del barrio y prosperar gracias a los estudios y al conocimiento adquirido en la universidad.

La mujer es el milagro que da sentido a nuestra existencia…La mujer venezolana es el ser más golpeado por este régimen. Son casi 20 años de maltrato y deterioro progresivo de la calidad de vida que la mujer venezolana ha tenido que padecer en el nombre de la revolución. Un engaño permanente que alcanza su clímax con un bono a la maternidad que no sirve ni para comprar una lata de leche en polvo para los lactantes.

Los productos de la cesta básica están fuera del alcance de sus miserables salarios y el programa de alimentación escolar para los niños,desapareció por completo, hecho que se traduce en deserción escolar como detonante de un serio problema de formación que coloca a nuestros niños en situación de riesgo por las desviaciones conductuales derivadas de la ociosidad y la calle.

Los productos de limpieza, aseo personal y belleza como desodorante, crema dental, jabón de baño, champú, jabón para lavar la ropa, toallas sanitarias, tinte para el cabello, lápiz labial, lápiz de cejas y maquillaje en general, han alcanzado costos inalcanzables para nuestras damas trabajadoras. El costo de la comida esta por las nubes con permanente incremento diario. La ropa y los calzados se dispararon a precios inimaginables con tendencia al alza indetenible y permanente.

Los costos de las medicinas, incluyendo las más cotidianas como los antigripales y antidiarreicos que atacan a nuestros niños permanentemente y afectan el presupuesto de sobrevivencia de nuestras madres, se han disparado a niveles inalcanzables para las venezolanas.Los centros de acopio y venta de comida popular como Pdval, Mercal, etc, desaparecieron por completo, dejando en indefensión absoluta a las madres humildes que no pueden dar de comer a sus hijos por los elevados costos…

El cuadro de sobrevivencia de nuestras mujeres en dramático. Infernales colas bajo el sol y la lluvia castigan su existencia para degradarlas a condiciones de mendicidad. Los Clap llegan cada dos o tres meses. Los productos que trae son cada vez más escasos y su costo cada vez más elevado. La humillación como modelo de control político y social por parte de un régimen perverso, no escapa a nuestras mujeres que se sacrifican para tratar de llevar alientos a sus hijos

. En estas condiciones, no hay nada que celebrar en el día de la mujer. El llamado es a la lucha y a la participación para cambiar esto… Mis comentarios:  .- Este régimen maltrata, empobrece y pone a pasar hambre a nuestras mujeres y sus hijos. Las condena a las dadivas….- Nuestras profesionales emigran en busca de mejores condiciones de vida…La piedad y la lealtad no te abandonen; átalas a tu cuello, escríbelas en la tablilla de tu corazón…(Proverbios 3:3)

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios