Guaros de Lara de vuelta a las labores

El equipo gozó de jornadas libres tanto el pasado viernes 17 como el domingo 19, mientras que el sábado también tuvo una doble jornada de prácticas en las cuales los tiros libres fueron protagonistas, vistos los malos porcentajes exhibidos en lo que va de temporada, con la excepción de un Hassan Adams que es líder de la estadística en la liga.
Se espera que el descanso le haya hecho bien a dos jugadores que andaban tocados en la tanda sabatina, como lo son el escolta Edgar Lugo (inflamación del maléolo del tobillo izquierdo) y el ala pívot y centro Kervin Bracho (inflamación del ligamento colateral interno de la pierna izquierda). El reposo era lo más conveniente y fueron tratados apropiadamente por el trainer Wilmer Sánchez.
Salvo sorpresas, Tony Ruiz aún dispondrá hoy de cinco importados para elegir tres, aunque desde hace días parecía cantada la salida de Reece Gaines y el rebotero Marcus Hubbard, a quien un virus estomacal le ha impedido luchar por un puesto en la plantilla activa.
Tampoco se informó algo nuevo acerca de los nombres revelados por el vicepresidente Jorge Hernández a un medio de circulación nacional, a saber, el armador Kojo Mensah y el centro Chris Jackson, con experiencia previa en la LPB. Semanas atrás el equipo también se había referido al alero exguaro John Millsap como una opción, aunque el jugador deseaba descansar tras jugar un largo tiempo con Pioneros de Quintana Roo en México.
La visita a Valencia supone un duelo entre entrenadores puertorriqueños que se tienen mucha estima, tras la destitución del español Iván Déniz y la contratación de Julio Toro por parte del Expreso Azul. Esta vez el equipo sí encontrará a David Cubillán y Dwight Lewis repuestos y además enfrentarán a Michael Gale, jugador que aún no había sido contratado cuando Trotamundos cayó barrido en Barquisimeto (71-69 y 68-64).
Respaldo a Diego
Desde los Estados Unidos, el base NBA venezolano Greivis Vásquez pareció personificar en un mensaje en su red social Twitter el pensamiento de una parte de la afición al baloncesto en la región, al exigir a la Liga Profesional de Baloncesto una posición más clara acerca del caso del barquisimetano Diego Guevara.
“La LPB tiene que buscar una solución rápida a la situación del mejor piloto de Venezuela, Diego Guevara. Qué falta de respeto”, escribió el criollo en la cuenta @greivisvasquez. Esa solución podría llegar en la asamblea extraordinaria de propietarios del próximo primero de marzo.
Allí se conocerá si se produce la aceptación definitiva de los nuevos propietarios de Marinos de Anzoátegui por parte de la junta directiva, que habría exigido a Carlos Silva cambios en su tren ejecutivo para poder reconocerlo con unanimidad, en específico la salida del gerente general Gustavo Mendiri, a quien se responsabiliza por el mal manejo del traspaso de Guevara.
El jugador permanece en Barquisimeto a la espera de una solución definitiva, ya que su ficha fue vendida a los Toros de Aragua contra su voluntad y a pesar de su manifiesta intención de que se cumpliese un traspaso previamente anunciado a los Guaros de Lara, equipo con el cual desea jugar sus últimos años como atleta activo en el país.
En vista de la disposición de Diego a retornar a su hogar en Charlotte, Estados Unidos, y retirarse de la LPB, en caso de que los Toros pretendan retener su ficha, la opción más viable parece ser la de que los astados se sienten a la mesa con la directiva crepuscular y pongan a la vista sus exigencias, entre una cantidad de dinero superior a la pagada por el guaro a los Marinos o una transacción que involucre a uno o más jugadores de la actual plantilla.
 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios