Pensar – 11 de abril…10 años después (2/3)

El 11 de abril una importante manifestación adversa a Chávez es ilegal y manipuladamente conducida hacia Miraflores, donde los afectos al gobierno estaban resguardando, también con legítimo derecho, al presidente de la república. Ante estos hechos, el presidente Chávez ordenó a los militares activar el Plan Ávila, y la televisora oficial empezó a realizar llamados a todos los simpatizantes de chavismo a que saliesen a “defender la revolución”. Estas dos movilizaciones, como esta ya ampliamente demostrado, no llegaron a encontrarse, sin embargo los medios de comunicación de las elites lograron hacer montajes- ya develados – que presentaban como aparentemente militares y chavistas asesinaban impunemente a quienes marchaban. Cuando en realidad primero muchos de los 19 muertos fueron afectos gobierno y los asesinos fueron franco tiradores y miembros de la Policía Metropolitana, dependientes del Alcalde Mayor Alfredo Peña, quien era adverso al gobierno. También hay pruebas de que todo estaba ya premeditado, minutos antes que se produjera el primer muerto se grababa una proclamación de militares de alto rango con apoyo técnico de la televisoras, quienes proclamaron a favor de la marcha opositora y apoyaron el golpe.
Entre otros hechos hubo una cadena nacional de radio y televisión, en la cual Presidente llamó a la calma. Por su parte, los medios de comunicación decidieron dividir la pantalla, acción considerada por ellos como un acto de respuesta periodística a los hechos. Mientras que en una pantalla se veía al Presidente en tensa calma recibiendo papelitos de sus colaboradores en la segunda pantalla se mostraba el caos originado por los tiroteos que ocurrían en Caracas. De inmediato, líderes de la oposición, empresarios y sectores políticos y sociales acusaron al gobierno de haber planificado las acciones violentas. Poco después el Ministro de la Defensa, General en Jefe Lucas Rincón, actual Embajador en Portugal, anunciaba la solicitud y aceptación de la renuncia al Jefe de Estado.
Quizás los hechos mas lamentable fueron los ocurridos en el puente Llaguno, las imágenes y noticias trasmitidas en el momento y aposterioris fueron confusas, pero se convirtieron en el mayor argumento para que civiles y militares solicitaran la renuncia al presidente al culparlo directamente de los asesinatos, lo que fue avalado por muchos seguideros del presidente y hasta nivel internacional. La cadena de televisión Venevisión grabó unas imágenes que se difundieron y se repitieron muchas veces en la televisión nacional e internacional. Según esta manipulada y criminal versión ambas marchas se habían encontrado en el puente Llaguno y la marcha chavista disparó a sangre fría contra la marcha opositora y todos los muertos fueron de la oposición.
Estas imágenes causaron un gran impacto en la opinión internacional, el mismo gobierno de España le otorgó en noviembre de ese mismo año el premio internacional Rey de España al periodista Luis Alfonso Fernández, quien realizó el reportaje. El propio reportero en julio de 2003 admitió en un juicio que el vídeo transmitido por Venevisión había sido manipulado. En diciembre de ese mismo año, se dictó una sentencia que absolvió de toda responsabilidad a quienes estaban en el puente Llaguno y a quienes se les había tratado como asesinos. El 31 de diciembre del 2007 el presidente Hugo Chávez firmó un decreto que daba la Amnistía a las personas que se hubiesen puesto a derecho y que además no estuviesen involucrados en hechos de sangre. Muchos de los cabecillas del golpe huyeron y se encuentran fuera del país, otros no fueron inculpados, otros perdonados. Solo algunos, principalmente los directivos de la Policía Metropolitana fueron sentenciados. Un juicio que duró varios años y en el que se realizaron 230 audiencias, se presentaron 265 experticias, 5 mil 700 fotos y 20 videos, además declararon 198 testigos y 48 expertos.
A las 2 de la madrugada del día 12 de abril, el Presidente de la República, a fin de evitar derramamiento de sangre, accede a que los militares se lo lleven prisionero pero denunciando que el no ha renunciado y que es un golpe de estado. Chávez fue trasladado inicialmente al Fuerte Tiuna. La renuncia nunca se produjo puesto que no se firmó ningún documento y que de haberse firmado hubiese sido ilegal una renuncia bajo presión militar, además de que en caso de renunciar el presidente debía asumir el vicepresidente y en el caso de renunciar este también debía asumir el presidente de la Asamblea Nacional de acuerdo a lo establecido en la Constitución.
La oposición argumentó fervientemente que lo ocurrido no fue un golpe de Estado, sino un vacio de poder, originado por la declaración del Alto Mando Militar la supuesta renuncia de Chávez, de su vicepresidente Diosdado Cabello y por el desconocimiento público de algunos oficiales a la autoridad de Chávez. Inicialmente el recién instaurado Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela emitió un veredicto dictando que lo sucedido el 11 de abril fue un vacío de poder, pero luego la sentencia fue anulada.
Ese día desde muy temprano en los medios de comunicación se celebra el nuevo gobierno, el presidente de Fedecamaras Pedro Carmona se auto juramenta presidente, saca del camino a Carlos Ortega Presidente de la CTV y otros lideres políticos que habían asumido responsabilidad en las protestas anteriores. Un golpe empresarial, pues Carmona era el presidente de Fedecamaras, la principal organización patronal, además el golpe fue apoyado por la iglesia católica.
De un plumazo el nuevo dictador elimina el Parlamento (Asamblea Nacional), el Tribunal Supremo de Justicia, el Consejo Nacional Electoral, de todos los gobernadores, alcaldes y concejales, la remoción del Fiscal General, del contralor, y de la Defensor del Pueblo, de todos los embajadores, cónsules y vicecónsules como también de las Misiones Permanentes Diplomáticas y somete a persecución a quienes habían sido electos por el pueblo. Al tiempo que se reprimía brutalmente al pueblo, entre otros hechos, fueron asediadas las gobernaciones de los estados Táchira y Mérida, el Palacio de Justicia de Táchira, tomada violentamente la alcaldía del municipio Junín de este estado, sitiada la embajada de Cuba, violando acuerdos internacionales, fueron privados de libertad y maltratados el ministro de Interior y Justicia Ramón Rodríguez Chacín, el diputado Tarek William Saab, allanada la residencia de la diputada Iris Valera, la toma violenta de Venezolana de Televisión. Continuará…

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios