María Gabriela Isler: “No puedo creer que gané”

Como si no hubiese pasado nada, como si ya hubiesen sido reinas desde hace tiempo; así  aparecieron las nuevas soberanas de la belleza venezolana al desayuno con los medios de comunicación, Miss Venezuela 2012, María Gabriela Isler, y Miss Internacional, Elián Herrera, quienes con soltura y perspicacia se desenvolvieron antes los periodistas.

A la hora de hablar y rememorar la noche más linda como está, de la cuál solo habían pasado horas, y habían dedicado mucho esfuerzo, en ese momento sí se les arrugó el corazón, y en esta ocasión, Isler se llenó de sentimiento: “No me salen las palabras. Estoy inmensamente feliz y consciente de la responsabilidad que tengo en mis manos”, dijo Miss Venezuela 2012.

Al preguntarle a quién le había dedicado su triunfo no aguantó y soltó las lágrimas.“Se lo dediqué a mi mamá, pero dije que no iba llorar, porque me voy a hinchar”, expresó la nueva reina secándose los ojos. “También se lo dediqué a Dios y a dos angelitos que siempre tengo en mi espalda, mi abuelita y mi tía Adriana”.

Batacazo de misses 

Para nadie es un secreto que su triunfo buen un “batacazo”, todo un suceso que tomó por sorpresa a la misma joven, “no puedo creer que gané”, manifestó emocionada la fémina de 24 años, Licenciada en Gerencia.

Por su parte, a la inversa de lo que sucedió en el certamen, Miss Aragua, quien se convirtió en Miss Internacional, Elián Herrera, no lloró, pero enfatizó que está muy feliz por su triunfo, aunque no tenga  corona. Recordemos que este año no se escogió el Miss Mundo, sino que será en otro concurso el año entrante.

Hay que destacar que realmente no solo son hermosas, elegantes, sino inteligentes; así lo dejaron ver en cada una de sus respuestas, donde no se intimidaron con  ningún tema. Le dieron las gracias a la organización Miss Venezuela, porque gracias a ellos, y a su preparación, alcanzaron esa soltura y temple ante el público, cosa que dejaron en evidencia en el escenario.

Miss Venezuela pidió una oración por las personas que sufrieron en Amuay. Y enfatizó que desde este momento su misión principal será llevar alegría a muchos venezolanos, dijo la esbelta joven quien confesó que es una “médico frustrada”, por eso, ahora como reina, dedicará parte de sus labores al aspecto salud, y así poder ayudar a muchas personas.

Respecto a su respuesta ante el periodista de CNN en Español, Ismael, Cala, donde respondió con el siguiente  slogan para promocionar su país: Venezuela es un paraíso con nombre de mujer, comentó: “Cuando tuve la entrevista con el jurado esa idea me vino a la cabeza y me quedó, y como somos un país de mujeres bellas, que  es uno de nuestros iconos; entonces, somos un paraíso de mujeres”.

Como gerente dijo que para liderar su país hay que hacerlo con “amor, armonía y unión, eso es lo que queremos transmitirle a todos los venezolanos”. Ambas enfatizaron que les queda mucho por trabajar. “Yo trabajé mucho con mi sonrisa, era muy seria”, acotó Miss Venezuela 2012.

Al preguntarles sobre la política, y si está bien que una Miss tenga una posición, como actualmente lo ha expresó Miss Mundo 2011, la venezolana Ivian Sarcos, quien apoya al régimen actual, respondió Miss Internacional:

“Nosotras no estamos aquí para declarar si somos de un partido o de otro, no somos azul o rojo. Todos somos amarillo, azul y rojo, y tenemos muchas estrellas para brillar”; señaló la espigada joven de1,84 centímetros, quien se convirtió en la participante más alta de la edición número 60 del concurso.

No favoritas 

Como ninguna era favorita, Herrera manifestó que eso les permitió a ambas trabajar sin presión y con más libertad. A lo que agregó Isler: “La competencia éramos todas. Eran 24 oportunidades de ganar, de demostrar lo que tenía cada una en esta competencia”, dijo la reina quien contó con su novio en la barra, y gritó con fuerza todo el certamen para animarla, lo que agradece, al igual que su apoyo e impulso en todo momento durante esta difícil travesía.

“Yo también tengo mi novio, es maravilloso y fue él que me empujó al desenlace con el deporte, porque siempre llegaban diciéndome que habían castings y que podía participar en concursos. Conté con su apoyo y fue parte fundamental al no tener mis padres cerca”, dijo Miss Internacional, quien perteneció ala Selección Venezolanade Voleibol, y le quedó del deporte la  disciplina, la constancia y perseverancia.

Osmel satisfecho

El hacedor de reinas, Osmel Sousa, expresó que está conforme con los resultados del concurso.“Cuando uno escoge las candidatas del Miss Venezuela, las que van a participar, uno sabe que cada una de ellas tiene condiciones y atributos para que gane. Las que ganaron están muy bien, desde el comienzo veíamos que podían ser fuertes candidatas. La selección estuvo fue acertada”. Enfatizó que está “feliz” con las reinas. “Estoy seguro que harán un buen papel en el exterior”.

Sobre su participación en el video de los 60 años del certamen, con el cual comenzó el concurso (y no actuó en vivo como el año pasado)expresó:“Hace muchos años  me siento a ver el concurso. El año pasado participé, y  luego me enferme, pero fue una baja de tensión, una comida que me cayó mal. Pero ayer estuve relajado y sentado”.

Con orgullo recalcó que lleva 30 años trabajando en el Miss Venezuela, ”es decir, la mitad de los 60 años. Estoy muy feliz porque es un evento que año tras año siguen los venezolanos, y le sigue gustando y continúan  apoyando sus reinas. Es el gran evento del país”.

Confesó que el único nombre que le gusta que le digan es “organizador del concurso”.

Acertado Cala

El Miss Venezuela es el concurso más longevo de Venezuela. Nadie se lo quiere perder, todos quieren saber quién es la mujer más bella del país, y no sólo eso, sino ver cómo se las ingenia el productor del espectáculo, Joaquín Riviera, para mantener a los espectadores.

Pero a veces es difícil complacer el gusto de todo; por eso, a uno les gusta, y a otros no. Este año la sede fue el Salón Naiguatá del Hotel Tamanaco de Caracas. Por lo menos pudieron entrar más personas al recinto, en comparación al año pasado(estudio 1 de Venevisión, donde sólo pasaron los padres y no hubo fanfarria para las candidatas, aspecto que hizo falta y que este año no faltó.

Este año la tarima lució espectacular, las pantallas leds y las luces también fueron protagonistas. Una noche donde se fusionó los videos con los actos en vivo, como lo hacen en concursos internacionales.

La parte de las preguntas, que es el dolor de cabeza de las jóvenes, este año no fue tan tenso, gracias a la participación del periodista de CNN en Español, Ismael, Cala, quien conversó con cada uno de ellas, previamente, y formuló una pregunta individualmente, es decir, no se encontrarían con nada que no supieran.

Fotos:  Oswaldo Azuaje  

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios