Presupuesto 2013 privilegia compra de armas

Aunque fue aprobado en primera discusión en la Asamblea Nacional, el Presupuesto para el próximo año presentado por el ministro Jorge Giordani, sigue dando mucho de qué hablar.

De acuerdo con declaraciones emitidas por voceros del sector oficial, los recursos del Estado serán el medio eficaz para el desarrollo del segundo Plan Socialista.

Se tiene previsto que el endeudamiento para el 2013 ascienda a los 396 mil 406 millones de bolívares (92 mil millones de dólares a un tipo de cambio oficial), y buena parte de estos recursos serán dirigidos a programas sociales en todo el territorio nacional.

Sin embargo, un elemento que no ha dejado de perturbar a los especialistas en materia económica, es el cálculo del Presupuesto basado en un ingreso petrolero de 50 dólares por barril, cuando el precio promedio real no baja de los 100 dólares.

La gran incógnita es hacia dónde y cómo se invertirán los recursos que ingresan a la Nación, y que no son contemplados dentro del Presupuesto presentado. “La falta de transparencia en el uso de los recursos públicos es evidente. Por incomprensión o desconocimiento, algunas voces han incluso aplaudido que el 54% de los recursos provengan de la economía no petrolera (sector privado), mientras se oculta un hecho monumental: el destino del ingreso petrolero. En realidad lo importante del Presupuesto presentado a la Asamblea Nacional a finales de octubre, no es lo que muestra sino lo que esconde”, explicó el jefe del departamento de Economía de la UCLA, Juan José Pérez.

El especialista, como muchos otros, considera que el venezolano tiene derecho a saber de qué forma se orienta el dinero que ingresa al país, y que no se encuentra reflejado en el Presupuesto Nacional.

Por ahora, lo único que se conoce es que dichos recursos ingresan al Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden), son manejados directamente por el Presidente de la República, y presuntamente se invierten en programas sociales.

Lo que se sabe

El Presupuesto 2013 privilegia la compra de armas y la consolidación de la Policía Nacional Bolivariana. En este caso, el Ministerio de la Defensa recibirá 32 mil 135 millones de bolívares, es decir 50% más que el año pasado, cuando el ingreso fue de 16 mil 087 millones.

Por su parte, el Ministerio de Interior y Justicia registra un incremento en los ingresos por el margen del 27.37%, con una asignación de 65 mil 310 millones de bolívares.

La Policía Nacional Bolivariana tendrá que desplegarse en los estados Anzoátegui, Aragua, Carabobo, Lara, Miranda, Táchira, Miranda, Zulia y Distrito Capital y contará con una asignación adicional del 17% con respecto al año pasado, ubicándose en 1.284 millones de bolívares.

Para la compra de armamento de orden público, seguridad y defensa de la Nación, el Presupuesto contempla otorgar 16 mil millones de bolívares a la Fuerza Armada Nacional, 87% más de lo destinado en 2012 cuya inversión fue de 8 mil 600 millones de bolívares.

Aunque el Ejecutivo plantea que entre las prioridades del país se encuentra el sector educación, el Ministerio recibirá ingresos menores al despacho para la Defensa.

El incremento será de 26%, mientras el próximo año sólo se contempla la construcción de 15 escuelas.
Por su parte, el sector salud recibirá 1.4% ingresos adicionales con respecto a 2012, cifra equivalente al 8% del Presupuesto nacional.

55% más para medicinas

El próximo año el Presidente de la República no tiene pautado recibir asistencia médica en Barrio Adentro.
Un elemento que vale la pena destacar es el incremento del presupuesto dispuesto para los medicamentos dirigidos a Presidencia.

En 2011 se otorgó la cantidad de 250 mil bolívares para ese rubro; mientras este año el monto ascendió a 1 millón de bolívares.

De acuerdo con el cálculo realizado por el Despacho de la Presidencia, en 2013 se consumirá 1.55 millones de bolívares en productos farmacéuticos y medicamentos. La partida creció 55% con respecto al año anterior.

Es importante recordar que todo lo presentado en el Presupuesto Nacional debe cumplirse y respetarse de forma obligatoria, por cuanto cualquier desvío de recursos representa un delito castigado por las leyes venezolanas.
Foto: Archivo

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios