La Virgen de Altagracia en su visita 131

“Con la convocatoria que nos ha hecho el Papa del Año de la Fe, esta nueva festividad de Altagracia nos debe conducir a todos a confesar la fe en plenitud y con renovada convicción”.

Con esa oración el sacerdote Havis Escalona, párroco de Altagracia, a través de EL IMPULSO, invita al pueblo católico a acompañar a la patrona quiboreña en su recorrido número 131 entre su casa del templo de La Ermita, por la avenida Pedro León Torres, hasta el templo Nuestra Señora de Altagracia, en el centro de la capital del municipio Jiménez.

Como cada tercer viernes del año los larenses, no sólo de Quíbor, se reunirán este día 18 para la procesión que se desarrollará por once cuadras del norte de la ciudad.

Durante siete semanas permanecerá en la llamada catedral de la capital municipal recibiendo las visitas de quienes acuden agradecidas por favores recibidos.

El padre Mendoza considera que como este es un año especial será superior la cantidad de personas que participarán en la actividad católica reafirmando su fe en la palabra de Dios y los valores de su reino.

La historia
Se cuenta que los hermanos Gómez de Alvarado, hacendados de la zona, ordenaron la construcción de una capillita para orar su familia y trabajadores y luego encomendaron al pintor español Thomas D’ Cozar pintar un lienzo con la imagen de la Virgen.

Hubo intentos de trasladarla a una iglesia más grande pero cuando lo hacían se ponía muy pesada y concluyeron que era su deseo permanecer en la pequeña capillita, restaurada en 1882, año en el cual ocurrió la primera procesión hasta el templo de Nuestra Señora de Altagracia.

Existe otra leyenda según la cual un agricultor estuvo a punto de ser devorado por un caimán mientras estaba en un río y en su desesperación imploró a la Virgen, pero como en ese momento no sabía a cuál, pidió su salvación a una “virgen de la caimana” y así le llaman popularmente desde entonces.

El programa

El padre Mendoza refirió que este viernes 18, a las cuatro y media de la tarde, se oficiará en La Ermita la Santa Misa, presidida por el arzobispo de Barquisimeto, monseñor Antonio López Castillo, en compañía de varios sacerdotes.

Se calcula que a las seis saldrá la procesión, que sólo realizará una parada frente a la escuela La Ermita, calculando la llegada a las 8 de la noche. Durante los siguientes días se oficiarán misas diariamente, con dos el sábado para los niños que harán la primera comunión y la Legión de María.

Para el domingo se tiene prevista otra con características especiales, presidida por monseñor López Castillo, ofrecida por salveros, camareras, recolectores, cargadores y fieles devotos de la Virgen.

La misma será amenizada musicalmente por la Orquesta Sinfónica Juvenil de Quíbor.

El sábado 9 de marzo se producirá su regreso a La Ermita y el domingo 17, en la misa de las seis de la tarde, la entronización del lienzo sagrado en su altar, del cual fue bajado el pasado domingo para colocarlo en el trono procesional

Milagrosa

Miguel Goyo y Eva de Goyo conforman una pareja devota de Nuestra Señora de Altagracia a quien este año pedirán tranquilidad, paz para el país y mucha salud.

“Todos los años viene más gente a acompañarla y a agradecerle milagros, como yo, que me he convertido en su servidor, igual que mi esposa”, dijo Miguel.

Alfredo Mujica, por su parte, afirma sentirse bien como encargado de la limpieza de la iglesia de La Ermita, pendiente de que lo esté el altar donde permanece el lienzo considerado milagroso.

“Esto me llena espiritualmente, como también a todas esas personas que vienen a rezarle, a agradecerle o a pedirle favores, sobre todo por curaciones”.

Fotos: Luis Salazar

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios