Doble descarga de jazz en el Drum Union Barquisimeto

Hoy y mañana domingo, la ciudad será sede del Drum Union Barquisimeto 2013, encuentro de bateristas junto a la Big Montal Band de Valencia que auspicia el espacio radial Música Oculta.

El Gran Salón de Biotel Suites y la Sala Alternativa de la Fundación Juan Carmona de EL IMPULSO, son los escenarios dispuestos para este par de conciertos gratuitos.

El debut de la Big Montal Band, junto bateristas larenses y valencianos, será hoy sábado 24 a las 8:00 de la noche en Biotel Suites.

Por Lara estarán Alí José Rodríguez, Juan Carlos Tortoza, Alí Rodríguez y Ricardo Oviedo. De Valencia vienen los bateristas Oswaldo Rodríguez, Fosforo Sequera y Mario Rodríguez.

Los músicos interpretarán un repertorio singular y variado de las vertientes del jazz y fusion.

Por otra parte, en la Sala Alternativa de EL IMPULSO se efectuará el Jam Session del Drum Union Barquisimeto 2013. Este concierto es mañana domingo 25 a las 11:00 de la mañana. Actuarán Jaime Bosch en el saxo, Manuel Reyes en la guitarra y los bajistas Tonny Linárez y Dany Anka.

Se destaca que La Big Montal Band fue fundada a finales del año 2011, un proyecto musical único, en donde participan jóvenes músicos del estado Carabobo, dedicados a la ejecución del Jazz en todas sus formas: swing, blues, cool jazz, modal jazz, latín jazz, entre otros.

Mario Rodríguez se desempeña como baterista, educador, arreglista, compositor y director musical.

Artista exclusivo de Dream Cymbals and Gongs, cuyo estilo musical se caracteriza por su gran versatilidad y dominio de muchos ramos de la música. Es egresado Magna Cum Laude de la escuela de jazz más prestigiosa del mundo, el Berklee College of Music en las menciones de Compositor de Jazz e Intérprete de Jazz en la Batería.

Al regresar Valencia, se ha dedicado a difundir la voz del jazz contemporáneo y la batería contemporánea.

Actualmente cuenta con una exitosa trayectoria musical. Dirige una cátedra de batería en la sede del Sistema de Orquestas y forma parte del Ensamble de Metales, la Orquesta Juvenil y el Carmelo Medina Jazz Group.

Conciertos con mucho feeling

Mario Rodríguez, director musical y co-fundador de la Big Montal Band y además baterista, educador, arreglista y compositor, visitó EL IMPULSO con motivo de esos dos conciertos que dirigirá este fin de semana.

-¿Cómo nace esta iniciativa?

-La verdad es que los bateristas somos muy unidos y amigos, no existe ningún tipo de ego así seamos de diferentes ciudades. Eso es una característica de los percusionistas en general. Nunca se presenta una oportunidad en la que podamos compartir con otros bateristas. En este caso, el formato del concierto incluye a la Big Montal Band con dos baterías el frente. Yo estaré tocando e iré invitando a los bateristas uno por uno. Será una experiencia única con sorpresas para el público. Estarán en el escenario la Big Montal Band y dos baterías al frente.

¿Cómo fue esta experiencia en Valencia?

-Ese primer concierto en Valencia fue un tributo a los Drum Masters ya que fue para honrar a los maestros que me dieron clases, de igual manera un compartir que tuvo bastante receptividad. Es una iniciativa que cautiva y mueve las emociones. Es un bonito concepto. La Big Band le da un color bastante fresco a la música. También es agradable que mis temas y arreglos sean interpretados, ritmos bastante modernos y auditivos, para una audiencia heterogénea, joven y adulto contemporánea. Además son dos conciertos gratuitos con mucho feeling.

-¿En cuánto al repertorio?

-Vamos a hacer repertorio de jazz y de big band e incluiremos temas de otros estilos de música pero siempre enfocados en ese estilo de big band. Tocaremos rock, jazz, reggae, entre o otros.

-¿Cuántos músicos en escena estarán en Biotel Suites?

-Aproximadamente 20 músicos.

-¿Cada baterista le imprimirá su estilo al concierto?

-Sí, todos tienen un espacio para desarrollar su música, sobre todo al principio y el medio. Con Juan Carlos Tortoza vamos a hacer una de sus composiciones y otros temas. Cada quien le pondrá su particularidad a los temas.

-¿Qué impresión tiene del público barquisimetano en cuanto a jazz?

-Es un público magnífico, no solo porque disfruta la música sino que es muy auditivo, sabe, conoce, presta atención. Es un compromiso mayor. Además en Barquisimeto hay bastantes artistas y talentos importantes con gran audiencia.

-¿Qué tienen previsto para la Sala Alternativa de EL IMPULSO?

-Igualmente estarán dos baterías adelante pero será un formato más pequeño por el espacio y para que otros músicos tengan chance de subir al escenario. Será un jam session espontáneo, romperemos un poco el protocolo, será como una toma musical. Esperemos que le encante a la audiencia. Varios bateristas compartirán con nosotros ese día. Están todos invitado.

-¿Qué representa la batería para usted?

-Es mi medio para expresarme y compartir la música. Significa mucho. Una de las razones de este concierto es hacerle un bien al instrumento, al cual le tengo mucho cariño. Es versátil y tiene mucho campo para desarrollar la música, casi todos los estilos pueden hacerse. Son muchos sentimientos los que se encuentran cuando ejecuto la batería. El sábado (hoy), la gente podrá conectarse y apreciar ese sentimiento. En el escenario se encuentran las respuestas.

-¿Qué significa el jazz para usted?

-Lo bonito del jazz es que tiene una tradición muy marcada del blues y de diversos ritmos, tiene esa posibilidad de que le estampes tu personalidad al género, siempre considerando la forma, estilo y tradición de las canciones. Para mí es el estilo de música con el que estoy compenetrado y me identifico, un género que respeto y escucho mucho. Con el jazz siempre tendrás oportunidad de hacer un solo, de exponerte, tienes que ser buen acompañante y buen solista. El jazz tiene una enseñanza grandiosa.

-Qué fue lo que más le influyó cuando estudió fuera y cómo combina lo aprendido con los ritmos venezolanos?

-Definitivamente la organización, hacer las cosas bien, los maestros tan diversos, todo cambió mi visión. La improvisación es un lenguaje, es muy importante escucharse. Allá cada quien tiene su estilo y busca su vertiente, la única forma de competir es que quieras imitar y nadie lo hace porque cada quien tiene un estilo muy marcado.

-¿Sobre sus influencias?

-No puedo dejar de mencionar a mi maestro por más de siete años Ivo Nunes, Oswaldo Rodríguez, quien tiene mucho que ver con el concierto. En Estados Unidos tuve unos profesores increíbles. Aquí en Venezuela admiro a Carmelo Medina y tengo la dicha de tocar con él todos los martes. Alguien muy espontáneo y genial.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios