Fiesta del jazz culminó a lo grande

Fue una noche cargada de matices, estilos y ritmos, marcada por la espiritualidad y el encuentro de culturas

Una vibrante gala de jazz vivieron propios y visitantes durante la presentación que se efectuó el pasado sábado en el Teatro Juares con motivo de la 8º edición del Festival Internacional de Jazz de Barquisimeto.

Una noche cargada de matices, estilos y ritmos, marcada por la espiritualidad y el fraternal encuentro de culturas.

Abrieron la gala sabatina el colombiano Edmar Castañeda y los venezolanos Jorge Glem en el cuatro y Diego “El Negro” Álvarez en la percusión con una presentación de lujo, avasallante hasta la última nota concebida.

El trío comenzó con una descarga musical indescriptible para dar vida al tema Cuarto de colores, interpretación que de inmediato avivó a los presentes. Mucho cuatro, arpa y batería.

“Na’ guará, ya calentamos”, soltó Castañeda evidentemente emocionado. Muy carismático.

En absoluta comunión los músicos dejaron escuchar el delirante tema Entre cuerdas.

“Qué felicidad, que mi primera vez en Venezuela sea en Barquisimeto, una ciudad que huele a campo, una ciudad bendita. Espero que con este concierto salgan llenos de pasión por la vida”.

Castañeda no se equivocó al expresar tales palabras. El público ávido de buena música se conmovió hasta el infinito con la pieza Jesús de Nazaret, en la cual el artista colombiano quedó solo con su arpa en el escenario para conversar con el instrumento y entregarse a un incólume momento.

Al grupo se sumo Roberto Pérez en la bandola para concluir con un joropo aderezado por el flamenco. Colibrí se llamó ese tema que el arpista dedicó a su padre, otro gran virtuoso del arpa.

No había culminado la obra cuando los concurrentes ya estaban de pie aplaudiendo fuerte y prolongadamente a los músicos. Una gran actuación.

 

De España a Barquisimeto

 

A un cuarto para las nueve y tras  el electrizante preámbulo, José Carra Trío de España irrumpió las tablas del Juares con una dosis de un sosegado y exquisito jazz.

El grupo interpretó El camino, Begnes, What the water gave me, No scape, La galaxia en mi pasillo y Ewing.

“Gracias a todos por venir, estamos muy contentos de estar aquí. El camino es el primero de una serie de temas que vamos a presentar a partir de la inspiración, algo muy importante para todos. Estamos felices de estar en este festival, con gente que lucha por la música”, dijo el pianista José Carra.

Lo acompañaron Ramón Prats en la batería y Dee Jay Foster en el contrabajo.

Los músicos se despidieron tras un fuerte apluso.

 

Sello americano

 

La esperada Deborah Carter de Estados Unidos cerró esta gloriosa velada junto a su esposo Mark Zandveld de Holanda en el bajo y José Carra en el piano. La cantante interpretó temas de su último disco y de su trabajo en homenaje a The Beatles. Se destacan Cry me a river, Where is love/Body soul, New York, Fwill/Here There.

“He disfrutado mucho estar en Barquisimeto y en este festival”, dijo reiteradamente la artista, quien con su voz arropó el recinto. Para sorpresa del público, el festín cerró con Carter y el colombiano Castañeda en una presentación inédita.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios