domingo, junio 26, 2022
InicioNoticiasPadre Wilfredo González: No debemos olvidar lo bueno que es este país

Padre Wilfredo González: No debemos olvidar lo bueno que es este país

-

- Publicidad -

Olvidar lo bueno que es este país es botar el agua sucia de la bañera con bañera y todo, dice el padre Wilfredo González, director de la revista Sic, que durante siete décadas ha venido publicando el grupo Gumilla en Venezuela.

Su reflexión la hace cuando se refiere al complejo de Adán que se ha dado en nuestra nación cuando se pretende desconocer la historia y se trata de reescribirla colocando a Hugo Chávez como el salvador de la patria.

- Publicidad -

El padre González llama la atención sobre lo que sucedió en el ámbito político, económico, social y cultural cuando el hoy desaparecido jefe del gobierno y líder del denominado siglo 21, surgió, después de haber sido perdonado por su intentona golpista del 1992, como un fenómeno electoral que derrotó a los partidos tradicionales y aún más desplazó a los dirigentes emergentes.

Valorar las condicioners positivas

-¿Cómo se puede apreciar en estos momentos, cuando ya no está presente físicamente, a Chávez que es hecho aparecer como la figura preponderante en la política oficial?

-Hugo Chávez fue un fenómeno que articuló los elementos de tipo político, social y cultural. Y lo fue porque aparece en un momento en que había unas condiciones en el país que sería bueno no olvidar. Que la lectura de la historia analice las condiciones que hicieron posible que surgiera una persona como Chávez y llegara a la presidencia de la República.

- Publicidad -

Las condiciones que debemos valorar positivamente eran que había partidos políticos, un sistema de elecciones e instituciones que con sus grandes defectos fueron referentes.

No es bueno olvidar, porque olvidar en un examen histórico lo que ha hecho posible lo bueno que es este país es botar el agua sucia de la bañera con bañera y todo cuando se hace crítica.

El complejo de Adán

Esa especie de complejo de Adán, que todo empezó con nosotros porque antes nada había, no nos ayuda a entender lo que nos pasó, observa. Pensar que todo lo malo estaba antes y que todo lo bueno está ahora no aguanta un análisis, porque no es verdad.

El otro fenómeno, el más respetable de todo a mi modo de ver, es su discurso capaz de conectar -y esto es un lugar- con las grandes mayorías.

Simplonamente se quiere criticar esa conexión, pero ésta se dio y no es bueno tampoco desconocerla.
Una cosa es reconocer esa conexión y criticarla en sus efectos, en su uso y abuso; pero desconocerla no nos ayuda en nada.

La habilidad de Chávez

Chávez fue un hombre muy hábil políticamente, con una gran astucia, con un gran poder en su oralidad de acercarse al venezolano de a pie.

Y logró acercarse con ese discurso a gente, porque ésta, hasta ese momento, no tenía sino grandes partidos políticos de la democracia venezolana.

Pero, estos partidos se habían cogollizado y despegado de sus bases, razón por la cual ya la gente no tenía interoluctores válidos, ni mediaciones, como eran los partidos políticos. Éstos se movían y operaban según sus propias dinámicas de cogollos. Eso hizo posible el surgimiento de un fenómeno como Chávez.

Cuatro horas hablando todos los días

Dice el padre González que uno de sus compañeros docentes sostiene, aunque él no tiene la medición exacta de los datos, que Chávez habló un promedio, tomando lo máximo y lo mínimo de sus discursos como intervenciones y cadenas, cuatro horas diarias durante trece años.

Tiene que llamarnos la atención este hecho, dice. Es una cosa fuera de lo común. Ahora que ese discurso tenía como fin intentar resimbolizar la historia de Venezuela o reescribirla con sus héroes, para confundir el presente, hace aparecer a Chávez como salvador de la patria.

Considera que debe hacerse memoria e historia sobre Chávez, pero el mito que se pueda estar creando alrededor de su figura debe pasar por el filtro de la razón, de los análisis, de los datos tomados de la realidad y no de las elaboraciones interesadas e ideologizadas sobre lo que nos está ocurriendo.

Objeto de adoración

-¿Podría ocurrir en Venezuela con Chávez a lo que ha pasado en Argentina con Perón, que hay identificación con este difunto para alcanzar posiciones en el poder?

-De momento es muy difícil saberlo. Pero, de hecho hay diferencias internas. Las llamamos corrientes, posiciones, unas más cercanas y otras, no, que intentan agarrarse de la figura del extinto presidente para legitimarse y legitimar sus discursos ante los venezolanos, porque Chávez sigue siendo el garante de esos relatos que se elaboran a cada momento. Cada una de esas corrientes o posiciones se identifican como chavistas y tienden a crear la figura del mito, lo cual pasa por elaborar un discurso semireligioso.

Mitificar la figura de Chávez es ponerlo ya como el gran hombre del siglo 20 y del comienzo del siglo 21 venezolano. Si se ve las corrientes del chavismo están convirtiendo a Chávez más en objeto de admiración y adoración que en objeto de análisis.

El objeto de análisis es lo que retornaría esta figura al ámbito de la historia y nos obligaría a ver lo impactante que fue en el contexto político venezolano, como los límites de ese impacto.

En lo económico es claro el impacto que podemos evaluar en la política del presidente desaparecido.

Hay que poner los datos empíricos sobre la mesa y no sólo las percepciones. Se debe dar un paso en el intento de ser objetivos.

La nostalgia debe ser ese cristal que se va haciendo opaco, que no deja ver la realidad en su contundencia.

Si yo miro la realidad venezolana a través de la nostalgia, de la ilusión del que me despertó personalmente, de sentirme reconocido en su discurso, y no doy el paso junto con ello a evaluar lo que efectivamente se hizo, estoy dejando la mitad de las cosas por fuera y siendo presa del que mejor elabore la interpretación del asunto.

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -

Debes leer

Funcionario de Estados Unidos: Nuestra política hacia Venezuela no va a cambiar #25Jun

Mark Wells, subsecretario del Departamento de Estado para el Cono Sur y la Región Andina, aseguró durante una conferencia telefónica este fin de semana que las políticas de su país hacia Venezuela no han cambiado
- Publicidad -