Padres del CAIPA: En la Zona Educativa no conocen cómo deben tratarse los niños con autismo

Desde el anuncio de una posible reestructuración del Centro de Atención Especial para Personas con Autismo, CAIPA Lara, para ser transformado en una escuela regular, padres y representantes de los 120 niños y niñas que hacen vida en la institución se mantienen a la espera de que sus peticiones sean escuchadas y el centro educativo que ha ayudado en gran parte a la formación de sus pequeños, continúe sus funciones tal y como se han desarrollado a lo largo de tres años de servicio como institución especial.

Zoraida González, vocera principal del consejo escolar del CAIPA, destacó que hace tres semanas hicieron el anuncio de transformación de la escuela, lo que más les preocupa es que sus niños quedarán excluidos de la educación para autismo, en la única institución de este tipo en todo el estado Lara.

“Ellos pasarían a escuelas regulares, en donde no están capacitados para atenderlos y brindarles todo lo que necesitan para su formación especial. Hemos sido maltratados en esas escuelas por la condición de nuestros hijos”.

Además, indicó que en el CAIPA reciben atención gratuita en psicopedagogía, terapia del lenguaje, nutricionista, pediatra, psicólogo, hidroterapias, servicios que no serán ofrecidos en una escuela regular.

“Ellos simplemente recibirán clases normales y no están preparados para ello, mucho menos para estar con una multitud de 30 alumnos y tampoco los niños regulares están acostumbrados a la condición especial de los autistas”.

Leticia de Zúcaro, una de las representantes, comentó que en una oportunidad, su hijo estuvo inscrito en una escuela regular, y el retroceso fue notable en su condición.

“Nuestra preocupación es que los niños serán excluidos, muchos de ellos no podrán continuar recibiendo sus clases, porque no tienen las capacidades y actitudes necesarias. Ellos necesitan una atención especializada y en el CAIPA la tienen”.

Hicieron un llamado a la Zona Educativa para que permitan la continuidad de la institución y dijeron estar dispuestos a elevar su voz de protesta hasta las últimas instancias.

“Como tenemos una sede bella y bien construida quieren quitarnos todo para decir que ellos hicieron esta estructura, que nos fue otorgada durante el gobierno de Luis Reyes Reyes y está diseñada especialmente para albergar niños autistas, luego de muchos años de esfuerzo para tenerla”.

Para la semana que viene planifican una visita a la Presidencia de la República. “Esperamos que el Presidente nos escuche”.

Además de ello, denunciaron que tienen más de tres meses luchando para que sus niños también reciban las Canaimitas y no se las han otorgado porque aseguran que los niños no tienen el perfil necesario”.
“Tomen conciencia y piensen en estos niños autistas. En la Zona Educativa deben leer más sobre esta condición y prepararse”.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios