El 1 de enero estuvo dedicado al descanso

El año 2014 comenzó bien. Un merecido descanso disfrutaron los barquisimetanos durante este primer día del mes de enero. Ayer, la ciudad amaneció solitaria. Buena parte de las personas, decidieron permanecer en el calor del hogar.

Hasta altas horas de la noche y de la madrugada, estuvieron reunidas las familias celebrando el Año Nuevo. De allí que permanecieran en sus casas, compartiendo entre familiares, amigos y vecinos.

En un recorrido por las principales calles del municipio Iribarren, se constató la poca afluencia de ciudadanos en las zonas comerciales y demás espacios emblemáticos de Barquisimeto.

Funcionó el transporte público
Otra parte de la población, sin vehículos propios, hizo uso del transporte público. Las líneas de transporte urbana prestaron el servicio desde muy temprano.

En el oeste, centro, norte, sur y este, los profesionales del volante ofrecieron apoyo a las personas que salieron con la intención de reunirse en casa de familiares o amigos.

El Sistema de Transporte Masivo para Barquisimeto (Transbarca) funcionó como de costumbre.
A las 6.00 de la mañana, estaban los primeros pasajeros en la Estación Central Simón Bolívar.

Mientras tanto, las paradas de autobuses, a lo largo y ancho de la ciudad, permanecían un tanto solas, sobre todo en las primeras horas de la mañana.

El centro, cargado de basura
El Instituto Municipal del Aseo Urbano (Imaubar) sí estuvo bastante ocupado en el día de ayer. El centro de Barquisimeto, por ejemplo, estaba repleto de basura de principio a fin.

Los empaques de mercancías como calzados y ropa, restos de alimentos, entre otros desperdicios, acumulados en esa zona comercial, ofrecían una pésima imagen de la capital musical.

Por fortuna, cuadrillas activadas por la Alcaldía de Iribarren, sirvieron para cambiar ese terrible escenario y, para mediados de la tarde, las vías estaban prácticamente limpias en su totalidad.

La zona más complicada, al momento de ejecutar la limpieza, fue la carrera 21, justo donde se encuentran buena parte de los comercios asiáticos y es que, en Año Nuevo, los propietarios acostumbran a encender fuegos artificiales en señal de prosperidad.

¿Las consecuencias? Grandes cantidades de papel, cartón y pólvora, frente a los locales y esquinas de ese tramo.

Finalmente, hoy los establecimientos ubicados en el bulevar de la avenida 20, así como en los alrededores reabrirán las santamarías para atender a la clientela en busca de las ofertas o “remates” del mes de enero.

Y en el Terminal de Pasajeros

Las personas que estuvieron de visita en Barquisimeto, para festejar las fiestas decembrinas en compañía de amigos y familiares, debieron someterse a las desafortunadas carencias del Terminal de Pasajeros.

En primer lugar, este primero de enero no laboraron suficientes unidades de transporte para movilizar a los ciudadanos hacia diferentes partes del país.

Elena Barrios, caraqueña, se quejó del sobreprecio por parte de algunas líneas. “Me están cobrando 250 bolívares para viajar en buseta hasta la ciudad capital.

La Administración del Terminal ni siquiera laboró hoy (ayer) y no pude hacer el reclamo a la autoridad competente”, sostuvo.

Por otro lado, los destinos más solicitados eran Caracas, Acarigua y Puerto Cabello. Desde muy temprano, empezaron a llegar los usuarios a la estación de autobuses y de “carritos” de cinco puestos.

Instalaciones abandonadas
Las personas que utilizan el Terminal de Pasajeros de Barquisimeto, tienen otra gran preocupación y es el progresivo deterioro de las instalaciones.

Personas durmiendo en los pasillos, basta para anunciar la terrible realidad que allí se vive. No sólo indigentes, sino antisociales rondando el terminal, mantienen angustiados a los usuarios.

Las paredes están sucias, el piso resquebrajado y las taquillas de atención de las líneas de transporte, lucen cada vez menos aceptables.

En este sentido, esperan que la Alcaldía de Iribarren rehabilite los espacios en pro de ofrecer una atención de calidad a los residentes y visitantes. De no ser así, la infraestructura se arruinará por completo.

“El terminal tiene años en malas condiciones; ojalá el nuevo alcalde lo tenga entre sus prioridades para que contemos con una moderna y aseada estación de autobuses”, dijo la usuaria Yasmín Torrealba.

Momentos de espiritualidad
El descanso y compartir familiar, marcaron la pauta de este miércoles, pero además existió una sincera disposición para dedicarle minutos de oración a Dios.

La solemnidad de Santa María, Madre de Dios, reunió a los católicos en todos los templos. La celebración de la eucaristía, desde las 7.00 de la mañana, animó el fervor de los laicos.

En el santuario de la Divina Pastora, en el pueblo de Santa Rosa, acudieron numerosas familias en busca del Pan Vivo y, al mismo tiempo, aprovecharon la visita para saludar de cerca a la Excelsa Patrona.
Se trató de una jornada de paz interior y de fraternidad.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios