Faltan principios de mediación en llamados del Gobierno

El Centro de Resolución de Conflictos del Colegio de Abogados del estado Lara considera que las conferencias de paz, convocadas por Nicolás Maduro, carecen de principios de mediación, un punto vital de la agenda para resolver la crisis en Venezuela.

La información fue suministrada por la doctora Nelly Cuenca de Ramírez, directora del Centro de Resolución de Conflictos. Señaló que la iniciativa de diálogo del Gobierno es positiva, pero necesita ser conducida profesionalmente.

Ese planteamiento es parte de un comunicado que será llevado a la Defensoría del Pueblo.
Solicitan que en las reuniones entre el Gobierno y demás sectores se apliquen los principios de mediación, proceso de carácter constitucional (artículo 153).

“Es importante que la reunión sea dirigida por un mediador neutral y no por las partes en conflicto, como se ha venido haciendo. Ese mediador debe gozar de la credibilidad de todas las partes y mantener el equilibrio para asegurar las mismas ventajas a cada parte”.

La doctora anunció que el Foro Mundial de Mediación, que agrupa a 77 países, estaría dispuesto a facilitar un conciliador. Cuenca es la representante de la instancia en Venezuela y ha recibido cartas con la oferta.
En oportunidades anteriores, la instancia ha participado en foros entre oficialismo y oposición.

Agenda legítima

La doctora también indica que hace falta una “agenda previa, construida en consenso que tenga los puntos que el Gobierno desea, lo que los estudiantes reclaman y lo que la oposición propone”.

Agregó que además del temario, es clave la toma de decisiones sin amenazas ni presiones. También el cumplimiento de los lineamientos en esas reuniones, que podrían ser positivas siempre y cuando exista la disposición.

El Centro de Resolución de Conflictos recomienda al Gobierno eliminar de sus discursos palabras como “fascistas”, “vende patria” o “asesinos”.

Y aconseja a la oposición no tomar atajos ni violencia en las protestas legítimas.
En 2003, el Gobierno y la oposición suscribieron la Declaración contra la violencia, por la paz y la democracia, donde se acordó el cese de descalificaciones verbales por ambas partes y el reestablecimiento del clima de consenso. Hasta la fecha esos lineamientos no se han cumplido.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios