Netanyahu exige seguridad en las negociaciones sobre Gaza

El primer ministro Benjamin Netanyahu advirtió este domingo que Israel no firmará una tregua duradera en la Franja de Gaza que no satisfaga sus intereses de seguridad, en las negociaciones indirectas con el movimiento islamista palestino Hamas, que se reanudaron en El Cairo.

“Únicamente si hay una respuesta clara a las necesidades de seguridad israelíes, aceptaremos llegar a un acuerdo”, dijo Netanyahu al inicio del consejo de ministros semanal.

A Israelíes y palestinos se les acaba el tiempo para alcanzar un acuerdo que transforme en tregua duradera un alto el fuego de cinco días, que expira a las 21h00 GMT del lunes.

Miembros de los servicios de inteligencia egipcios hacen de mediadores entre la delegación palestina -formada por representantes de Hamas, la Yihad Islámica y el partido Fatah del presidente de la Autoridad Palestina-, y la israelí -que no negocia directamente con Hamas, por considerarlo una organización terrorista.

En la capital egipcia reina la incertidumbre sobre la capacidad de ambas delegaciones para alcanzar un acuerdo.

srael anunció que los pescadores de Gaza podían volver a sus actividades, después de estar sometidos a restricciones desde el 8 de julio.

“Como signo de buena voluntad, Israel ha permitido pescar a hasta 3 millas naúticas de la costa de la Franja de Gaza”, dijo un funcionario gubernamental bajo condición de anonimato.

Desde que Israel lanzó su ofensiva en Gaza, el 8 de julio, al menos 1.980 personas murieron en el bando palestino, civiles en su gran mayoría, y 67 perdieron la vida en Israel, tres de ellos civiles.

   ¿Alto el fuego unilateral?

Israel rechaza con la declaración de Netanyahu una propuesta de alto el fuego permanente realizada por Egipto, informó el diario israelí Maariv citando fuentes gubernamentales.

Por su parte, el portavoz de Hamas, Sami Abu Zuhri, dijo desde Gaza que los palestinos no renunciarán a sus exigencias, especialmente el levantamiento del bloqueo israelí a la franja, que ya dura ocho años.

“No hay vuelta atrás con esto. Todas estas exigencias son derechos humanos básicos”, dijo a la AFP.

Desde Ramala, el presidente palestino, Mahmud Abas, reiteró su apoyo a la propuesta egipcia. “Nuestro objetivo es acabar con los combates y estamos comprometidos con la iniciativa egipcia y nada más”, apuntó.

Un fracaso en las negociaciones no significaría necesariamente una reanudación inmediata de las hostilidades. Desde hace unos días, en Israel se especula con la idea de un cese de los combates de hecho sin que haya un acuerdo de alto el fuego.

Este alto el fuego unilateral “sería una buena solución si vemos que en la cuestión de la seguridad el acuerdo propuesto no es satisfactorio”, dijo en la radio pública el ministro Gilad Erdan, miembro del gabinete de seguridad.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios