miércoles, junio 22, 2022
InicioActualidadOpinionVentana abierta - El Timón y Timonel del mundo

Ventana abierta – El Timón y Timonel del mundo

-

- Publicidad -

Para recordar: “Yo, Yo Soy el Eterno, y fuera de mí, no hay quien salve”. (Isaías 43:11)

Para esta época, una parte del mundo recuerda cuando encalló el barco llamado “Costa Concordia”. Este hecho ocurrió el 13 de enero de 2012 y el capitán huyo del lugar. Al contrario del “Titanic”, suceso acaecido el 14 de abril de 1912. Aunque en ambos casos, les costó la vida a numerosas personas, el comandante se hundió con el barco.

- Publicidad -

No hay barco sin capitán, ni timón, ni timonel. Y valga la comparación: La tierra se parece a un gran barco; la Biblia es como el timón, que nos guía, porque es la Palabra del Dios; el Capitán y Timonel es Jesús, el Hijo de Dios, porque es nuestro creador y por el pecado, murió por nosotros y no hizo como el capitán del “Costa Concordia”.

Con este marco, Puyol B., Carlos (2015) dice: “Dios no es el responsable de todo lo que ocurre en este mundo, pero interviene con frecuencia para paliar, mitigar o impedir las consecuencias del mal gobierno de los hombres: esto es la providencia” (“Meditaciones Matinales”, 10 de enero).

Dado lo anterior y mientras escribíamos este artículo, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en su gira por China, dijo que los chinos se habían convertido en “los salvadores del mundo”. A nuestro entender, el mandatario no trajo el “dinero fresco” esperado y por los resultados de dicha visita, pasará tiempo para que “salven” a nuestro país o al planeta.

- Publicidad -

Cuando el profeta Isaías escribió: “Yo, Yo soy el Eterno, y fuera de mí, no hay quien salve”; nos indicó quien es nuestro Único Salvador. Esa es una facultad intransmisible; nadie puede tomarse u otorgar esa atribución.

Con toda Autoridad, Jesús dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida, nadie viene al Padre, sino por mí (Juan 14: 6); el doctor Lucas señaló: “En ningún otro hay salvación, porque no hay otro Nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos” (Hechos 4:13); el apóstol Pablo mencionó: “Porque Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no atribuyendo a los hombres sus pecados…” (2ª Corintios 5:19).

En ese sentido, White, Elena comentó: “No hay sino un Mediador entre Dios y el hombre… Tan sólo Cristo es el camino, la verdad, la vida; y el hombre puede ser justificado sólo mediante la imputación de la justicia de Cristo” (“A fin de conocerle”, 17 de marzo).
Es lastimero, que estemos más dispuestos a buscar soluciones materiales y espirituales, de nuestros problemas, primariamente, entre otros humanos. Y, si estudiamos bien la Biblia, no se menciona ningún santo como mediador, entre Dios y el hombre; porque Dios nos recalca: “Yo Soy”: “El eterno” (Génesis 15:7); “Todopoderoso” (17:1); “tu Sanador” (Éxodo 15:26).

Por ello, ningún humano nos puede llevar al trono de la gracia o al cielo; sea del Antiguo, del Nuevo Testamento, o de nuestra época; porque Jesús es el Único medio para llegar a su Padre.

Debemos aceptar: Que ayer, hoy y siempre, Jesús ha sido: “el camino”, “el pan de vida”, “el agua viva”, “la Luz del mundo”, “el perdonador” y/o el “Salvador”.

Si aceptamos la comparación anteriormente expuesta: ¿Quién es nuestro Timonel? ¿A quién le estamos llevando nuestras necesidades, enfermedades, problemas y vida? ¿Cuántos “Timoneles” se necesitan en este planeta? ¿Haremos caso al “timón” (a la Biblia) para que dirija nuestro ser?

www.ventanabiertalmundo.com

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -

Debes leer

#VIDEO Sismo en zona rural de Afganistán dejó más de 1.000 muertes #22Jun

Un potente terremoto sacudió una zona rural y montañosa del este de Afganistán en la madrugada del miércoles y causó 1.000 muertos y 1.500 heridos, uno de los sismos más mortíferos en décadas, informó una agencia noticiosa estatal. Las autoridades advirtieron que la cifra ya de por sí desoladora podría aumentar
- Publicidad -