Plan productivo Alberto Adriani

Hace pocos días murió Rubén Darío Barboza, presidente de Fedenaga. Un hombre de trabajo que quiso llevar sus buenas intenciones al plano de una interrelación fructífera entre el Gobierno nacional y los ganaderos. Sus amigos le indicaron que el compromiso que quería asumir conspiraba en contra de sus condiciones de salud y que sus más de setenta años no era la edad apropiada para enfrentar un reto que exigía sacrificios heroicos.

No obstante él quiso ofrendar su vida al servicio de un gremio que era parte constitutiva de su ser, Fedenaga. El mejor testimonio de su dedicación al servicio de la causa ganadera fue la elaboración de un Plan orientado a la recuperación de la ganadería en Venezuela, al cual denominó Plan Productivo Alberto Adriani II, en homenaje a ese gran servidor público que sentó las bases de las políticas pecuarias que se aplicaron al inicio de nuestra democracia y que fijaron los conceptos para la creación del Ministerio de Agricultura y Cría.

Este  plan fue desarrollado durante los años 2012-2013, por un equipo multidisciplinario liderado por él y un Comité de Asesores conformado por el Lic. José Luis Rincón Bohórquez, Dr. Juan Manuel Rosas Sosa, Dr. Eudoro Ramos Balza, Ing. José Joaquín Urdaneta Castro y el Ing. Guy Lebrun.

El estudio generó un diagnóstico acerca de la profunda problemática del sector agropecuario nacional, problemática que exige soluciones puntuales y objetivas para resolver estructuralmente la crisis endémica que se ha enquistado en el sistema productivo venezolano.

Con este Plan Nacional Productivo se aspira a alcanzar la seguridad alimentaria venezolana y dotar de las herramientas necesarias a los pequeños y medianos productores venezolanos para lograr una mayor producción nacional y el abastecimiento constante y seguro de los rubros carne y leche.

La conversión de la Agricultura de Puertos en Seguridad y Soberanía Alimentaria Nacional es la verdadera y real “siembra del petróleo” (puntualiza el documento): ”Por esta razón honramos la memoria de Alberto Adriani, quien desde principios del siglo 20 planteaba cómo gran estrategia nacional invertir la renta petrolera en economía real y que es en realidad la única manera de construir nuestra Patria Productiva”.

El relanzamiento de este plan sería el mejor homenaje que le podrían hacer los ganaderos venezolanos a este hombre que entrego los últimos años de su vida al servicio integral  a las causas del productor pecuario.

“El objetivo principal del Plan es lograr el incremento y la optimización de la producción y productividad de los pequeños y medianos productores nacionales, facilitándoles las herramientas e insumos necesarios para derrotar el déficit e incrementar la producción interna hasta lograr la seguridad nacional láctea y cárnica, es necesario importar y adquirir nacionalmente sin intermediarios para abaratar costos estos insumos y herramientas, así como facilitar el financiamiento a través de la banca pública y privada de un conjunto de insumos fundamentales  tales cómo vientres, semovientes, maquinarias y equipos entre otras variables que permitan alcanzar las metas planteadas”. La pelota sigue en manos del Gobierno Nacional.

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios